Zumos de fruta, ¿por qué no son recomendables para tu hij@?

Cada vez es más sabido por todos que los zumos de fruta no son recomendables, ni para adultos ni para niños. ¿Son iguales los zumos industriales que los caseros de fruta natural? ¿Son igual los néctares que los zumos? ¿Los que proceden de concentrado de los que no? Vamos a intentar dar respuesta  a estas y otras cuestiones de la forma más científica posible.

Lo primero que tendríamos que conocer es que no todos los zumos industriales son iguales, ¿no?

  1. Zumo 100% exprimido. Se obtiene directamente de la fruta. La fruta se prensa en frío o se somete a un proceso de extrusión. De los industriales sería el más parecido a un zumo de fruta natural. No tiene azúcar añadido. Ahora veremos el tema del zumo de frutas casero, que también tiene “su molla”.
  2. Zumo a base de concentrado. Paso 1: Se concentra el zumo (se le quita parte de su contenido en agua). Paso 2: A ese concentrado luego se le añade agua hasta volver a su consistencia inicial y aromas. Si el zumo procede de concentrado debe indicarse en la etiqueta.
  3. Néctar. Vamos a peor… Un 50% suele ser concentrado de zumo y el otro agua y azúcares añadidos o edulcorantes. También se le puede añadir aromas.
  4. Bebida de fruta y leche. Podrías pensar que la combinación es maravillosa, ¿no? Pues es lo menos recomendable. Azúcares añadidos “a porrillo”. Mejor que tu hijo se beba un vaso de leche y tome una pieza de fruta. Son refrescos. ¿Qué aportan? Más posibilidades de caries y obesidad.tipos de zumos de fruta

¿Por qué no son buenos los zumos de fruta?

Si nos vamos a este artículo, se define como bebida azucarada toda aquella con más de 50 kcal por cada 8 onzas (traducido al español unos 236 ml). Algo más entendible, aquellas con algo más de 21 kcal por cada 100 ml. ¿Repasamos etiquetas de las cuatro opciones de arriba?zumos de fruta bebidas azucaradas

Vale, entonces por este razonamiento, todo lo de arriba se consideran bebidas azucaradas. Hace un tiempo ya traté el tema, aquí tienes el post.

Al grano: ¿Por qué no son buenos? Aquí, al menos, tres motivos:

  1. Este estudio asocia el consumo de bebidas con azúcar añadido con un aumento en la incidencia de diabetes. Las bebidas edulcoradas y los zumos también parecen asociarse con este problema. Así que no son una alternativa saludable.
  2. El consumo de zumos de fruta también se asocia a caries severa precoz en los niños preescolares. Aquí tienes otro estudio que te lo explica.
  3. Según este estudio, beber habitualmente zumos de fruta 100% a los 2 años se asocia a mayor probabilidad de exceso de peso infantil entre los 2 y los 4 años.zumo de frutas consecuencias

Y los zumos de fruta caseros, serán mejores, ¿no?

Pues el archiconocido zumo de naranja mañanero también está en tela de juicio. Muert@ te quedarás al leer este genial artículo del nutricionista Julio Basulto: El zumo de naranja casero tiene unas 80 kcal por cada 8 onzas. Vamos, que nutricionalmente se considera una bebida azucarada.

¿Cómo puede ser? Te lo voy a explicar y seguro que lo entiendes: Aquí tienes otro artículo muy bueno del nutricionista Juan Revenga. Hay un cuadro que compara el zumo con la naranja. Aproximadamente un zumo lleva 0.5 g de fibra por cada 250 ml, mientras que una naranja tiene unos 3.4 g de fibra. ¿Qué quiere decir? Que la fibra, súperbeneficiosa, se queda en el exprimidor. “Ya, pero yo lo tomo con pulpa”. Pues tomarás algo más de fibra, pero no la misma que si te tomases una naranja a bocados. La fibra hace que el vaciado del estómago sea más lento y que la saciedad sea mayor. ¿Cuánto tardas en beberte el zumo de 3 naranjas? ¿Crees que serías capaz de comerte las 3 mismas naranjas masticándolas? Es poco probable. Podemos entrar en el tema del índice glucémico, pero es más complicado. Con lo anterior se entiende perfectamente por qué los zumos de frutas no equivalen a comer una pieza de fruta, por mucho que sea casero.

¿Y si se lo doy ecológico?

Algunas veces pensamos que lo ecológico es mejor. Ecológico lo único que indica es que está libre de una serie de pesticidas no aprobados en la alimentación ecológica, nada más. Mira este zumo ecológico para bebé, procedente de concentrado. La fruta no tiene pesticidas, pero nutricionalmente no hay ninguna diferencia con los anteriores.zumo de frutas ecológico

Entonces, ¿no le puedo dar zumos de fruta a mi hijo para desayunar?

Tú puedes hacer lo que quieras. A mí sólo me interesa que dispongas de la información, tú decides. Lo primero que debes saber, como bien dice Julio Basulto en su artículo, es que no equivale a una pieza de fruta. Lo segundo es que se lo puedes dar, pero ocasionalmente y sin abusar. No hay que demonizar ningún alimento, pero tampoco podemos considerarlo saludable.

¿Cuánto zumo puede tomar un niño?

Pues el Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría emitió el año pasado unas recomendaciones en función de la edad:

  1. Los bebés menores de 12 meses no deberían tomar zumo de frutas, nutricionalmente no les aporta nada.
  2. Los niños de 1 a 3 años no debería tomar más de 4 onzas al día (118 ml o medio vaso).
  3. Entre 4 y 6 onzas al día (118-177 ml) para niños de 4 a 6 años.
  4. Niños mayorcitos, de 7 a 18 años, no deberían tomar más de 8 onzas al día (236 ml o un vaso).

¿Recuerdas el post del azúcar en los niños?

La OMS recomienda que bajar el consumo de azúcar libre a <5% del total de las calorías diarias supondría un beneficio para la salud. ¿Qué era el azúcar libre? El azúcar añadido a los alimentos y aquella naturalmente presente en alimentos como la miel, jarabes o zumos de fruta naturales. El azúcar que lleva de manera natural el zumito de naranja se incluye dentro del azúcar libre que hay que “controlar” a lo largo del día. ¿A tu hijo le gusta? Vale, pero si te preocupa su consumo de azúcar, tenlo en cuenta y recorta de otro lado. Recuerda: Lo primero es trabajar en, al menos, 5 piezas de fruta y verdura al día.zumo de frutas

¿Te ha sorprendido el post? ¿Cuánto zumo toman tus hijos? Si con esta lectura consigo que cambies hábitos familiares a mejor, todo el trabajo merecerá la pena. Espero tus comentarios. ¿Te ha gustado? Si es así comparte.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

2 opiniones en “Zumos de fruta, ¿por qué no son recomendables para tu hij@?”

  1. Tenemos suerte de contar con gente como tú y los compañeros que mencionas, Basulto y Revenga, y otros muchos (Carlos Casabona, Aitor Sánchez, Lucía Martínez…) que estáis poniendo voz a este problema del consumo salvaje de azúcar.
    Hoy los zumos, pero es que hay ejemplos a patadas. Personalmente he conseguido evitar que mi hijo los tome (y no ha sido por falta de fans de los zumos a mi alrededor), así como batidos y demás. Si va a un cumpleaños, igual cae algo, pero no es la norma, así que no me preocupa.
    Desgraciadamente, está tan instaurado, que tendréis que seguir insistiendo muuuucho tiempo.
    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.