“Doctora, ¿cuáles son los signos de alarma de un lunar en niños?”

Parece que cuando llega el verano, al llevar menos ropa los niños, todos nos fijamos más en los lunares. ¿Será preocupante el que le haya crecido este el lunar justo este año? ¿Y si cambia de color? ¿Y si es palpable? Muchos “y si”s que te puedes plantear como padre, lo sé. Repasemos los signos de alarma de un lunar en un niño, así le daremos respuesta a tantas preguntas.

¿Qué es un lunar?

Un lunar o nevus no es más que una mancha en la piel de color oscuro, habitualmente. Se produce por una multiplicación de los melanocitos, las células de la piel que producen el pigmento o melanina. De ahí su color.signos de alarma de un lunar nevus

Hay niños que nacen ya con lunares, son los llamados nevus congénitos. Los lunares más habituales son los que van apareciendo a lo largo de la vida. Estos dependen mucho de la exposición al sol. Es por eso que el uso de fotoprotector es fundamental. Te dejo una guía práctica de mi compañera la pediatra Gloria Colli. Por cierto, te recuerdo que los bebés pequeños no deben usar fotoprotector, por si no lo sabías.

¿Son malos los lunares?

¡No! Los lunares son completamente normales. ¿Qué problema podrían dar? Si malignizan. Si se transforman en malos pueden dar lugar a un cáncer de piel conocido como melanoma. Esto, en niños, es raro, rarísimo. Sin embargo, la manera de detectarlo a tiempo es conocer los signos de alarma de un lunar en los niños (bueno, te vale también para los mayores).

¿Cuáles son los signos de alarma de un lunar en los niños?

Si quieres saber qué vigilar, sigue las primeras letras del abecedario:

  • A: Asimetría. Si hiciésemos una línea imaginaria que divide el lunar en dos, las dos mitades deben ser bastante parecidas.
  • B: Bordes irregulares. Los lunares suelen tener bordes bastante regulares. El que no sean completamente regulares no quiere decir que tu hijo pueda tener un melanoma, sino que ese lunar tiene un riesgo algo mayor de hacerse malo. ¿Qué hay que hacer? Fotoprotector a muerte y vigilancia.
  • C: Color no homogéneo. Pues eso, que el color no sea el mismo en todas las zonas. Nos gustan poco los lunares de 2 o 3 colores diferentes.
  • D: Diámetro mayor de 6 mm. Ojo al tema del tamaño, ten en cuenta que los lunares van a crecer con tu hijo. Los lunares grandes tienen más riesgo de malignizar, pero no quiere decir sí o sí que esto ocurra. Vigílalo más de cerca.
  • E: Evolución. Éste probablemente sea el punto clave, la evolución. ¿Pica? ¿Sangra el lunar? ¿Ha cambiado de forma o tamaño últimamente? Aquí tienes lo más importante.signos de alarma de un lunar ABCDE

Estos signos de alarma de un lunar se han ido ampliando a otras letras del abecedario

Algunos de ellos no son estrictamente de niños, pero creo que es también interesante que los conozcas:

  • E: Edad en la que salen los lunares. Otra nueva E. No incumbe mucho a los niños, pero cuidadito con los lunares que salen en personas mayores de 35 años.
  • F: Fototipo. Los fototipos son los distintos tipos de piel. En aquellas personas con piel más clara los nevus serán menos oscuros.
  • G: Gestación. Si eres mamá con muchos lunares y estás embarazada, vigila tus lunares. Si tienen cambios, necesitan un mayor control.
  • H: Hands. Ojo a los lunares en manos y pies.
  • I: Impresionante. Lo que nos lleva al siguiente paso. Como siempre dicen los dermatólogos: busca el “patito feo”, busca el diferente a los demás. Si lo hay, ése es el que te debe poner más en alerta. Quizás ese lunar es con el que deberías consultar con vuestro pediatra o dermatólogo.nuevos signos de alarma de un lunar EFGHI

¿Cómo podemos vigilar los lunares?

Si hay un lunar que te han dicho que debes vigilar, lo más sencillo es con una foto. Todos llevamos en nuestro bolsillo un smartphone con cámara. Le haces una foto a ese lunar cada cierto tiempo y así puedes comparar la E, la evolución. Si tu niño tiene muchos lunares, mejor que mejor. En estos niños es complicadísimo acordarse de una vez a otra cuál nos preocupaba.

Ya sabes, ante la duda, ante cualquier lunar que no te guste, consulta. Más vale prevenir que lamentar.

Más que conocer los signos de alarma de un lunar, ¿sabes qué es más importante? No exponerse al sol y, si lo haces, siempre bien protegido. Mira estas recomendaciones de la Comunidad de Aragón con su programa SolSano. Ya sabes, fotoprotector como si no costate 😉signos de alarma de un lunar crema solar

¿Tu hijo tiene muchos lunares? ¿Tienes algún comentario que dejar? Si te ha parecido interesante, no lo dudes, comparte.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.