Trabajando por conseguir el reto obesidad infantil 0

Actualmente tenemos un verdadero problema en todas nuestras consultas: el exceso de peso infantil, que incluye el sobrepeso y la obesidad infantil. ¿Sabes por qué? ¿Sabrías decir si tu hijo tiene exceso de peso? ¿Conoces el reto “Obesidad Infantil 0”? Vamos a ello.

¿Qué es la obesidad infantil?

Pues comencemos por definir conceptos. Ya hemos visto que el exceso de peso infantil incluye sobrepeso y obesidad. Pero, ¿cómo puedes saber si tu hijo sufre uno de estos problemas?

Lo primero que debes saber es que el parámetro que usamos para valorar el exceso de peso es el índice de masa corporal (en adelante IMC), igual que en los adultos. ¿Cómo lo calculamos? Aquí te dejo la fórmula:IMC obesidad infantil 0

Una vez que sabemos el IMC del niño deberemos saber cuánto se desvía de la media. Usamos un parámetro estadístico (que no viene a cuento que te explique cómo se calcula) que se llama desviación estándar. Si el IMC del niño se desvía 1.5-2 desviaciones estándar de la media lo clasificaremos como sobrepeso. Si, en cambio, el IMC es mayor de 2 desviaciones estándar se clasificará como obesidad.

Bueno, ya sabemos cuál es el problema. ¿Realmente es tan frecuente?

Te muestro datos del último estudio ALADINO, del año 2015. Si miramos sólo sobrepeso, un 22.4 % de los niños y un 23.9 % de las niñas lo sufren. Comparando con el mismo estudio de 2011 vamos mejor, sí, pero ojo. Si miramos en global el exceso de peso infantil también la cosa va algo mejor. En el año 2015 lo sufrían un 42.8 % de los niños y un 39.7% de las niñas. Para las tasas de obesidad es fácil, restamos y nos sale un 20.4% de los niños y un 15.8% de las niñas. ¿Problema? Aunque la cosa vaya a mejor en global, las tasas de exceso de peso infantil van a peor en las clases más desfavorecidas, con un claro aumento de obesidad. Cuidado con los niños de familias de nivel más bajo.

Todos estos datos son una barbaridad, supone que algo menos de la mitad de niños en España tienen problemas de exceso de peso.obesidad infantil 0 riesgos

¿Cuál es la causa del exceso de peso infantil?

En un porcentaje altisísisimo la causa son unos malos hábitos dietéticos y poca actividad física. Si enseñamos alimentación saludable desde pequeños estaremos invirtiendo en salud.

¿Puede ser por el tiroides? ¿Por alguna otra enfermedad? Pues en los niños es tremendamente infrecuente. Así que, a no ser que vuestro pediatra detecte algo raro en la exploración, analíticas innecesarias no, gracias.

¿El que un niño sea obeso puede tener consecuencias para su salud?

Sí, definitivamente, y no hay que esperar a que sea mayor para que las tenga:

  1. Problemas óseos y articulares. Súmale a esto la dificultad para moverse, el ejercicio físico se nos complica.
  2. Alteraciones en el sueño.
  3. Hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes o enfermedades cardiovasculares.
  4. Hígado graso.
  5. La pubertad puede adelantarse.
  6. Baja autoestima.obesidad infantil 0 baja autoestima

No te lo digo yo, te lo dice la Organización Mundial de la Salud.

Vale, pues entonces pongámosle solución. ¿Qué podemos hacer?

Si sabemos cuál es su causa, ponerle solución debería ser sencillo, ¿no? Pues no, no es nada sencillo.

“Doctora, vengo a que me diga una dieta para mi niño que le sobran unos kilos”. ¡Error! Los niños no se ponen a dieta, están en pleno crecimiento y desarrollo. ¿Crees de verdad que es lo más adecuado? Además, si lo pusiésemos a dieta durante unas semanas o meses pero no cambiásemos malos hábitos, ¿qué pasaría tras este tiempo? Pues que volveríamos a las malas costumbres y volveríamos al problema inicial.

“Entonces yo necesito que me de consejos prácticos” Pues venga, vamos a ello. Cosas que podemos cambiar:

  1. Aleja de casa los zumos, industriales y caseros.
  2. Fuera lácteos azucarados. Por favor, si sabes inglés no te pierdas esta charla del cocinero Jamie Oliver (si no quieres verlo entero, acelera hasta el minuto 13).
  3. Al menos 5 piezas de fruta y verdura al día. Ensalada o verdura a la hora de comer y cenar y fruta de postre, de desayuno, para el almuerzo o la merienda… ¡Cuando quieras, pero mucho!
  4. Evitemos los frios y rebozados, las salsas.
  5. Evita galletas y bollería industrial.
  6. Huye de la comida rápida.
  7. Restringe el consumo de bebidas azucaradas.
  8. Aumenta su actividad física de una manera atractiva.

Hay millones más de cosas que podríamos hacer, pero estos suelen ser fallos comunes a todos los niños con exceso de peso infantil.

¿Cómo lo hacemos? ¿Todo de golpe?

Imposible. Seguro que hay otras formas igual de válidas para trabajar con niños con exceso de peso, te explico la mía. Lo primero es importantísimo que toda la familia esté concienciada de que tenemos un problema y que hay que cambiar. Si no es como darse cabezazos contra una pared. Una vez que queramos el cambio, vamos haciendo acuerdos poco a poco. El niño, la familia y yo acordamos 3 objetivos que vamos a cambiar para la siguiente revisión. ¿Que en la siguiente visita los tenemos afianzados? Pues nos lanzamos a por otros 3. Poco a poco. El niño tiene que estar motivado y tiene que ver objetivos alcanzables, si no todo el trabajo “a la porra”. Muchas, muchas veces no es sencillo, cambiar los malos hábitos del niño supone cambiar los de TODA la familia. Oímos frases como “¿Cómo no voy a comprar X, si el hermano no tiene la culpa de la obesidad del niño y le gustan?” Bueno, pues es que a lo mejor tampoco es adecuado para el hermano que tiene un peso normal y hay que dejarlo para días muy, muy seleccionados.

¿Conoces el reto “Obesidad infantil 0”?

Pues en mi página tienes enlace a EsportiBot, es un bot diseñado por unos compañeros dentro de la campaña obesidad infantil 0. ¿Tienes dudas en relación a la obesidad? ¿Si algo de lo que le estás dando a tu hij@ es o no correcto? No dudes, pregúntale al bot. Te responderá a cualquier hora del día.

La campaña “Obesidad infantil 0” es una maravillosa campaña lanzada por un grupo de compañeros al que nos hemos ido uniendo profesionales sanitarios de distintas partes del mundo.EsportiBot obesidad infantil 0

¿Crees que conseguiremos llegar algún día a obesidad infantil 0? ¿Algún consejo que quieras comentar? Te espero. ¿Te ha ayudado este post? Si crees que a otras familias también les será de utilidad, te agradezco que compartas.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

2 opiniones en “Trabajando por conseguir el reto obesidad infantil 0”

  1. Muy importante la parte en la que indicas que ciertos productos a lo mejor tampoco son muy adecuados aunque el niño no tenga sobrepeso. Es muy, muy típico justificar que un niño se zampe todos los días un helado/bollo/refresco/patatas/etc aludiendo a su actual delgadez. Claro, ahora que el niño corre, juega, salta y brinca hasta ponernos de los nervios, está delgado. Dale unos años, que siga comiendo igual, y cambie los brincos por la consola/móvil/tele/libros/etc y verás como acaba.

    Por otra parte, me has dejado cierta curiosidad por saber como se calcula la desviación estándar y la propia media. ¿La media incluye a los niños con sobrepeso? Entiendo que no, porque estaríamos falseando el dato de media de peso. Pues eso, cierta curiosidad, por pura deformación profesional 🙂

    Saludos,
    Javi

    1. Hola Javier.
      Gracias por tus comentarios.
      La media de calcula con los datos de todos los niños. No usamos gráficas actuales porque efectivamente, como ahora la cantidad de niños obesos es mayor, estaríamos infraestimando el problema. Hay muchas webs donde se introduce peso y talla y te da el IMC y las desviaciones estándar.
      Enseñar a comer bien a los niños es invertir en salud en un futuro. Esperemos que, poco a poco, el mensaje vaya calando.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.