¡Auxilio, un terremoto! ¿Qué debemos saber?

Ayer despertamos con la terrible noticia de un terremoto en una céntrica región italiana. Los desastres naturales son eso, desastres. Son inesperados y probablemente nunca estaremos suficientemente preparados para afrontarlos. Si preguntamos por terremoto, probablemente todos sepamos lo de meternos debajo de una mesa. Pero, ¿sabemos si tenemos que hacer algo más en caso de sufrir un terremoto? ¿Cómo protegernos? ¿Cómo ayudar a los demás? Veamos qué podemos aprender.

¿Tanto riesgo de terremotos hay en nuestra zona?

La zona del sureste de España es una zona de importante peligro sísmico del país. En nuestra región tenemos la falla de Alhama de Murcia. Esta falla no para de moverse y provoca gran cantidad de terremotos, la mayoría de pequeña magnitud. ¿Te acuerdas del terremoto de Lorca de 2011? Pues fue consecuencia del movimiento de esta falla.grietas terremoto

Yo vivo en una zona de peligro de terremotos, pero es cierto que hasta hoy nunca me había planteado qué es lo que hay que tener preparado y localizado en casa por si nos encontramos ante una situación así. Vale, pues vamos manos a la obra.

¿Qué necesitamos?

Lo primero es un “kit de emergencia”. El kit básico que debemos tener preparado debe incluir, según el Instituto Geográfico Nacional:

  1. Un botiquín de primeros auxilios.
  2. Linternas de dinamo.
  3. Agua embotellada y comida no perecedera.
  4. Un silbato.
  5. Una radio con pilas.
  6. Un extintor.

terremoto kitMuy bien, ya tenemos nuestro “kit de emergencias” listo. Más cosas… Sobre todo debemos conocer las salidas más cercanas y las salidas de emergencia de casa, del trabajo o del colegio. También es importante revisar todos los enchufes y saber cómo cerrar todas las llaves de paso de la casa.

¿Conocéis el número de emergencias?

Pues hay que “grabarse a fuego” el teléfono 112. Es el teléfono que nos proporciona asistencia más rápida posible en caso de emergencia. Funciona siempre, aunque no tengamos cobertura.

Otra cosa importante, es disminuir los riesgos. Para ello hay que prevenir que no se nos pueda caer nada encima. En conclusión, aseguremos bien las cosas que ponemos en las paredes y no pongamos objetos pesados en zonas de altura.

Bueno, pues ya lo tenemos ya todo preparado por si. Lo ideal sería que tengamos la suerte de que nunca suframos un terremoto en la vida. Aunque podemos tener la mala fortuna de que nos ocurra.

¿Entonces qué hacemos dsi hay de verdad un terremoto?

Bueno, pues ya lo hemos visto en repetidas ocasiones (seguro que también en alguna película):

  1. Hay que agacharse.
  2. Nos cubrimos.
  3. Nos agarramos.
  4. MUUUUUCHA CALMA.terremoto calma

Podemos encontrarnos en casa o en un sitio cerrado, pues entonces deberemos alejarnos de muebles, lámparas y ventanas. Si, por el contrario, nos encontramos fuera, deberíamos alejarnos de edificios, muros y postes de electricidad. Para el coche en un lugar seguro, si vas conduciendo, enciende las luces de emergencia y quédate dentro. Los niños son más vulnerables que los adultos, así que protégelos (mira cómo en las desgracias también encontramos buenas noticias).

Así que si hemos sufrido un terremoto, ahora sí que nos hemos llevado un buen susto. Ya ha pasado el terremoto. De nuevo MANTÉN LA CALMA.

¿Qué hacemos ahora? Y sobretodo, ¿qué NO hacemos?

Pues vamos a verlo:

  1. Primero hay que cerrar las llaves de paso de gas, agua y luz.
  2. Utilizaremos las escaleras para bajar. NUNCA los ascensores.
  3. Cuidado con los fuegos que veamos.
  4. Si no hay luz, ilumínate con la linterna. NUNCA con velas ni nada de fuego.
  5. No entres a edificios dañados.
  6. Especialmente importante es obedecer y seguir las informaciones de las autoridades.
  7. Cuidado con las posibles réplicas que puedan surgir.
  8. Finalmente, no uses el móvil a no ser que sea estrictamente necesario.

rescate terremotoSi estás atrapado, cúbrete la boca y la nariz. Sobre todo, evita gritar, puedes asfixiarte al inhalar el polvo. Es importante golpear con un objeto para indicar dónde estás. Si no estás atrapado y quieres ayudar, lleva mucho cuidado. No muevas a personas gravemente heridas a menos que puedan sufrir un peligro inminente. Es mejor estarse quieto y no aumentar los daños.

Probablemente no nos encontremos nunca ante esta situación, pero espero que estos consejos te hayan sido de utilidad. Nunca sabemos qué nos puede pasar y debemos estar lo más preparados posible.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0)

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.