Panga, ¿es seguro para los niños?

La semana pasada saltaba la noticia a los medios de comunicación. Una cadena de hipermercados retira el panga de sus pescaderías por “razones medioambientales”. Asociaciones de padres han solicitado que se prohiba de forma urgente su uso en los comedores escolares. ¡Saltan las alarmas! ¡Menudo lío! ¿Sabes por qué? Veamos.

¿Qué es el panga?

El panga es un pescado blanco de gran tamaño. Su nombre científico es Pangasius Hypophthalmus. En Latinoamérica se conoce como basa o baza. En los últimos años, con la crisis financiera, ha aumentado su consumo, ya que es un pescado bastante barato. Es un pescado con poco sabor. Se comercializa en filetes, sin espinas ni piel. Fácil, fácil de comer y cocinar, sobre todo para muchos niños no muy aficionados al pescado. Quizás por esta suma de motivos España es el principal consumidor de panga de Europa.

Primera pregunta ¿Es bueno nutricionalmente?

Veamos. Uno de los problemas del panga es que es un pescado con una composición nutricional bastante pobre. Su contenido en proteínas es muy bajo (un 9-12% cada 100 gramos de pescado), la mitad que otros pescados blancos como la merluza, que suele tener un 18%.

¿Qué hay de los famosos ácidos grasos omega 3? Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados, del grupo de las grasas saludables. Los principales son el ácido linoleico, el eicosapentaenoico y el docosahexaenoico. Se encuentran principalmente en el pescado, sobre todo el azul. ¿Para qué valen? Pues sobre todo protegen frente a enfermedades cardiovasculares, pero todavía se continúan descubriendo posibles beneficios. Bien, pues la relación entre estos ácidos grasos omega 3 y los omega 6 en un buen pescado debería ser mayor de 5. Fíjate en pescados tales como la sardina que tiene 5, el rape 6.6, el bacalao 7.54 y la caballa 8.2. Pues la relación de omega 3/omega 6 del panga es ínfima, sólo de 0.8.

Si el panga tiene pocas proteínas y muy muy poquitos omega 3, quizás no es el más adecuado nutricionalmente para que lo tomen los niños, ¿no?

Segundo problema, más preocupante quizás. ¿Es seguro?

Pues primero tenemos el tema del mercurio. El panga es un pez grande, que puede llegar a medir 1.5 metros y pesar 40 kilos. Cuanto más grande es un pescado, más cantidad de mercuriales puede tener. Las recomendaciones del Ministerio de Sanidad sobre este tema se centran sobre todo en limitar el consumo de pez espada, tiburón, atún rojo y lucio. Los niños menores de 3 años deben evitarlo y de 3 a 12 años limitar su consumo a 50 g/semana o 100 g/2 semanas. Problema del panga con respecto a los mercuriales, como pescado grande que es hay que llevar precaución. No se debería consumir más de una vez por semana.

Otro problema, los herbicidas. Según publica la OCU (Organización de Consumidores) han detectado niveles de trifluralina, herbicida prohibido por la Unión Europea desde 2007, en 4 de las 23 muestras de panga analizadas. ¿Entonces qué? Pues, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), si tomásemos de manera crónica pescados con niveles hipotéticos de trifluralina al nivel más alto encontrado no supondría ni el 1% de la ingesta diaria admisible para esta sustancia.

Conclusión según uno de los organismos que nos protegen en estos temas: No hay problemas de seguridad alimentaria para los consumidores, incluidos los niños.

¿Dónde se produce?

Casi todo el panga que se consume en Europa viene de Vietnam, de piscifactorías en el río Mekong. Las condiciones ambientales no son las mejores. El río presenta una alta contaminación química por metales pesados (mercurio, plomo o bromo), según estudios asiáticos, debido a la alta contaminación industrial. Los estudios realizados en la Unión Europea no son concluyentes. ¿Quién tiene razón?

Súmale a todo lo anterior que las personas que se dedican a la cría de estos pescados suelen tener unas condiciones laborales cercanas a la esclavitud. Ciertamente vamos sumando motivos medioambientales para no consumirlo.

Entonces, ¿qué recomienda la Agencia Española de Seguridad Alimentaria?

Por ahora, el Ministerio de Sanidad no ha lanzado ninguna alerta sanitaria o recomendación oficial sobre el consumo de este pescado. Según todos los organismos, el pescado que se vende en España es seguro y cumple la normativa.

Te pongo un link a una pregunta formulada a este organismo, pero aquí también te lo resumo. “Los pescados importados que se comercializan en España, son controlados convenientemente por las autoridades sanitarias de los puestos de inspección fronterizos. Además, las Comunidades Autónomas también pueden realizar controles cuando el pescado está ya en los canales de comercialización en España”.

¿Qué podemos hacer como consumidores y padres?

No quiero que te alarmes, pero lo cierto es que no es el pescado que yo elegiría para mis hijos. Hay mucha variedad. Si el problema es el precio, yo compraría menos veces por semana, pero algo con mejor calidad nutritiva.

¿Un truco? Buscar pescado que tenga el sello ASC. Certifica que el pescado ha sido criado en las condiciones mas exigentes de alimentación, antibióticos, calidad del agua o densidad de animales en los criaderos.

Con toda esta polémica la CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado) solicitó la semana pasada que se prohibiese el uso del panga en los comedores escolares. ¿Cómo evoluciona la cosa? Pues hace un par de días el grupo que se encarga de la comida de 2.100 colegios españoles ha decidido sacarlo de su lista de la compra, debido a la alarma creada.

¿Toda España funciona igual? ¡Nada de eso! La Comunidad de Madrid seguirá sirviéndolo mientras no haya ninguna alerta sanitaria. Cataluña deja que sean los colegios decidan. En Murcia no se sirve en la mayoría de sus centros, concretamente, los que se han adherido al Plan de Calidad de Comedores Escolares (283 de los 380 centros de la región), ya que es un pescado no al gusto de los nutricionistas.

¿Te has aclarado un poco? ¿Tienes algo que comentar? Si te ha resultado interesante, ¡compártelo!

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

2 opiniones en “Panga, ¿es seguro para los niños?”

  1. Excelente artículo! No confundamos “alerta” sanitaria con si es o no recomendable consumirlo. Y si esto es por motivos nutricionales, medioambientales,… Subrayo lo de comer menos veces por semana pero de mejor calidad. Comparto en mi FB. Un saludo.

    1. Gracias por tu comentario Gabi. Menos alertas y más información. Yo intento que las madres entiendan que es más importante la calidad que la cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *