Primeros 1000 días de vida, ¿por qué son tan importantes?

¿Qué son los primeros 1000 días de vida? ¿Quieres conocer a qué se debe su importancia y cómo trabajar durante ellos?

Primero de todo: ¿qué es eso de los primeros 1000 días de vida?

Los primeros 1000 días de vida son aquellos que incluyen los aproximadamente 270 días que dura una gestación normal, los 365 días del primer año más los otros 365 días del segungo. Es decir, son los primeros días de vida desde la concepción hasta que el niño cumple dos años.

¿Por qué son tan importantes estos primeros 1000 días?

En los primeros meses de vida (incluso desde el momento en el que el niño se concibe) el crecimiento, cambio y desarrollo es máximo, mucho mayor que en cualquier otra etapa. La alimentación que tomemos también va a determinar nuestros gustos y preferencias. Es por eso que lo que hagamos en estos primeros días de vida va a ser crítico y determinante en la vida del niño. Pero no sólo influye en los primeros años de vida, sino que esta “programación” es un factor importante en la aparición de enfermedades no transmisibles a lo largo de toda la vida, en especial, la enfermedad
cardiovascular, el síndrome metabólico y la intolerancia a los hidratos de carbono. Por tanto, tenemos una maravillosa oportunidad sentar las bases para una vida saludable a nivel físico y emocional.

¿La explicación más plausible a todo esto? Que todos estos factores modifiquen la expresividad de algunos genes que programen qué va a ser de nosotros a lo largo de nuestra vida, y que incluso se puedan transmitir a otras generaciones (lo que se conoce como cambios epigenéticos).

¿En qué influye lo que hacemos durante el embarazo?

Tenemos estudios que demuestran la importancia de lo que comemos durante el embarazo. Una alimentación materna poco saludable durante el embarazo, por ejemplo, determina un peor desarrollo pulmonar y un mayor riesgo de problemas respiratorios. O el que la madre se alimente con una dieta mediterránea se asocia a un menor riesgo de desarrollo de alergia. ¡Fíjate la importancia de la alimentación!

primeros 1000 días de vida enfermedad de la bofetada embarazo

¿Y qué pasa en esos dos primeros años de vida que es tan importante?

Igual que en el embarazo, lo que hacemos en estos primeros años de vida determina en gran parte qué va a pasar posteriormente.

Con respecto al tema de la alimentación, hay estudios que demuestran que en niños alimentados con leche de fórmula o destetados antes de los 4 meses, si introducimos la alimentación complementaria antes de esa edad, las tasas de obesidad a los 3 años eran mucho mayores. El qué damos al introducir la alimentación también parece influir en las posibilidades posteriores de que el niño desarrolle exceso de peso.

Si nos fijamos en el desarrollo neurológico, comienza desde el momento de la concepción en que se empiezan a formar y desarrollar las diferentes estructuras. En esta entrada de la neuropediatra Mª José Más verás la importancia de los 3 primeros años de vida y de todos los factores que influyen en él. Tenlos en cuenta.

Vale, ¿y qué podemos hacer nosotros en estos primeros 1000 días de vida?

  • Llevemos nosotros como padres una alimentación saludable. Ya hemos visto que la alimentación de la mamá en el embarazo determina qué va a pasar posteriormente. No comas por dos, limítate a comer saludable. Pero no sólo eso, el padre también tiene que ver aquí, dedemos ser su modelo a seguir. Si nos ven comer saludable, habrá más posibilidades de que ellos también lo hagan.
  • El embarazo es un buen momento para que ambos os plantéeis dejar de beber y fumar, si no lo habéis hecho antes. Ya sabes que, por mucho cuidado que lleves, el tabaco tiene consecuencias para tu hijo.
  • Ya sabes, el alimento ideal para el bebé es la lactancia materna. Recomendada de manera exclusiva hasta los 6 meses y complementada con la alimentación hasta los 2 años o hasta que la madre y el niño quieran. Si tienes dificultades, busca apoyo. Si no es posible, aliméntalo con leche de fórmula respetando su saciedad. Olvida la cantidad recomendada que pone el bote.
primeros 1000 días de vida hacer baby-led weaning lactancia materna
  • Evita el azúcar y la sal en los primeros años, que tu hijo sepa a lo que saben los alimentos. No lo acostumbres a sabores muy azucarados ni muy salados.
  • No corras con la introducción de la alimentación complementaria. En purés o en trocitos, como tú quieras, pero respetando su apetito, no lo fuerces.
  • Evita los procesados. Ofrécele mucha fruta y verdura. A veces son sabores diferentes y los rechazan de inicio. Continúa ofreciéndoselos, no se lo cambies por un lácteo azucarado que seguro se lo toma sin protestar «por que coma algo». Dale alimentos saludables, evitando las grasas saturadas y el exceso de proteínas. Leche de vaca antes del año no. Las leches de crecimiento no son necesarias.
  • Manteneos todos activos. Ya sabes que no es recomendable comer con tele ni pantallas para que se quede embobado y engulla mejor.
  • Ofrécele cariño y un vínculo seguro. Cómo tratemos al bebé desde el primer día influirá en su desarrollo. No llora para manipularte ni se va a acostumbrar a los brazos. Por desgracia, te lo aseguro.
primeros 1000 días de vida apego vínculo seguro
  • Juega con tu hijo, estimúlale. Es lo mejor que puedes ofrecerle para un correcto desarrollo neurológico.

¿Cómo han sido o están siendo los primeros 1000 días de tu bebé? Espero tus comentarios. ¿Te parece útil? Igual también lo es para otras familias. ¿Lo compartes?

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

2 respuestas a «Primeros 1000 días de vida, ¿por qué son tan importantes?»

  1. Buf… creo que ni de lejos somos conscientes de lo importante que es lo que has descrito. Si me apuras, desde que nace, pues sí, más o menos todo el mundo entiendo que pensará que hay que comer saludable y tal (otra cosa es que todavía haya mucha desinformación acerca de qué es comer saludable). Lo de fumar delante de los críos lo doy por sentado. Pero, ¿cuánta gente es consciente de que lo que come una mujer embarazada puede tener un efecto real sobre la configuración del bebé? Me parece un tema tremendamente desconocido, y desde la distancia, imagino que científicamente apasionante y totalmente en boga ahora mismo.
    Gracias por explicarlo tan bien.
    Javi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.