Queridos papás, ¿por qué habéis pensado no vacunar a vuestro hijo?

Queridos papás que os habéis planteado no vacunar a vuestro hijo:

Vosotros, como yo, como todos los padres, queremos lo mejor para nuestros hijos. No sé si lo sabéis, pero es posible que esos miedos que os han llevado a plantearos no vacunar a vuestro niño, como vuestra mejor elección, sean falsos. Me gustaría ayudaros y desgranar una a una vuestras posibles dudas.

«Poner vacunas a los niños no es algo natural»

Estimado papá, estimada mamá, seguro que ya sabes qué son las vacunas. Son productos biológicos que se ponen en niños sanos para evitar que sufran determinadas enfermedades. No sé si considerarlo natural o no. Pero lo que sí que era natural antes de la existencia de las vacunas era que los niños murieran por alguna de estas enfermedades que tenemos ahora olvidadas. Naciones Unidas indica que un niño muere cada 20 segundos en diferentes partes del mundo por enfermedades prevenibles por no vacunarse. Tétanos, difteria, sarampión, rubéola, hepatitis B o tosferina, entre otros no son enfermedades leves y que, además, pueden dejar secuelas.

«Mi hijo no va a ir a guardería, podemos retrasar ponerle las vacunas»

Ése es el argumento que, por desgracia, me aportaba una mamá en la última ocasión que he tenido una familia que no quería vacunar. ¿Piensas igual que ella? ¿Te parece argumento suficiente?

El que un bebé no vaya a ir a la guardería no quiere decir que no se relacione con otros niños y otros adultos, en su familia, en la calle, en el parque, en el centro de salud, cuando sea mayor y se escolarice en el colegio… El bebé no va a vivir en una burbuja de cristal y puede contraer enfermedades aunque no asista a la guardería. De verdad, piénsalo, no tiene sentido.

«Le voy a dar pecho a mi hijo, por eso, mientras tanto, de decidido no vacunar»

Ojalá todo fuese tan fácil. Mamá, si le vas a dar pecho a tu hijo has tomado una decisión maravillosa. La lactancia materna le aporta al bebé cientos de cosas importantísimas, entre ellas la inmunidad que tú le transfieres. Pero, por desgracia, no es suficiente para protegerle frente a las enfermedades que sí que le van a proteger las vacunas.

dudas sobre lactancia materna postura correcta no vacunar

«Lo mejor es no vacunar a mi hijo, porque las vacunas llevan mercurio y aluminio»

Vamos poco a poco. El tema del mercurio, de verdad, en España está más que superado. Te animo que busques en las fichas técnicas de todas y cada una de las vacunas disponibles. ¿Eres capaz de decirme una sólo que lleve derivados mercuriales? Es cierto que en otros países del mundo sí que llevan pequeñas cantidades de derivados mercuriales, ya que con ellos su fabricación es más barata. Aunque te recuerdo que ninguna vacuna en España lo lleva, relativiza tus miedos: el atún que comes en el sushi también lo lleva y seguro que ahí no lo ves tan preocupante.

Con respecto al aluminio, sí, las vacunas llevan aluminio como adyuvante. ¿Para qué? Pues lo lleva para que la vacuna sea efectiva y útil. ¿Qué cantidad llevan? Menos del 1%, una cantidad despreciable. Alimentos que comemos habitualmente, como el pescado o los vegetales, pueden llevar más mercurio. Evita alarmismos y sigue recomendaciones oficiales. ¿Es tóxico el aluminio que llevan las vacunas? No, para nada, su dosis es mínima.

«Las vacunas causan autismo»

Entiendo todos tus miedos, de verdad. Pero es que hace ya años se demostró que los datos del estudio que apuntaba eso eran falsos. De hecho, la prestigiosa Nature se retractó del artículo por la falsedad de los datos. Nadie mejor que Mª José Más en su blog Neuronas en crecimiento para explicarte qué es el autismo, mejor dicho trastorno del espectro autista. A día de hoy no sabemos su causa última. Lo que sí sabemos es que no son las vacunas.

no vacunar vacunas causan autismo

«En España hay vacunas obligatorias y optativas»

No. En España no hay ninguna vacuna obligatoria. En eso estate tranquilo, nadie te va a obligar a hacer algo que no quieras. Hay vacunas financiadas y no financiadas, pero ninguna de ellas obligatoria. Obligaos a los padres a vacunar no ha demostrado aumentar las tasas de vacunación. Lo que quiero es que resuelvas todos tus miedos y falsas creencias.

Me gustaría que supieras que si decides no vacunar, no sólo le afecta a tu hijo

Sí. Vacunar no es sólo el acto egoísta de querer proteger a tu hijo. También es un acto de generosidad para con aquellos que no pueden vacunarse. Te explico qué es la inmunidad de rebaño o de grupo: Si tenemos un alto porcentaje de la población vacunada, el germen deja de circular y los niños que no pueden vacunarse (por ejemplo, por tener cáncer) también estarán protegidos. Si aumentase el número de familias como vosotros y más gente decidiese no vacunar, sería un problema para todos, ya que no tendríamos esta inmunidad de grupo. Por favor, piénsalo, tus decisiones no sólo afectan a tu hijo, afectan también a otros niños. Mira esta frase de una cartilla de vacunación peruana que ha aparecido esta semana en mi consulta: «Vacunar a tu hijo es un acto de amor».

por qué no vacunar a mi hijo

Y para terminar…

Si estas palabras te han removido tus sentimientos, si te han hecho plantearte tus ideas de no vacunar, me encantaría recomendarte un libro maravillosamente escrito en el que podrás solucionar aquellas dudas que aún te queden: «¿Eres vacunofóbico? Dime, te escucho» de Roi Piñeiro. No dejes de leerlo.

¿Cuál es tu opinión al respecto? Espero tus comentarios. ¿Te parece interesante? ¡Pues comparte! Seguro que puedes ayudar a familias a que salgan de su equivocación.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

9 respuestas a «Queridos papás, ¿por qué habéis pensado no vacunar a vuestro hijo?»

  1. Ninguno de estos artículos informativos sobrará jamás. Bravo por lo bien explicado, y por lo calmadamente que lo haces. La única manera de que se superen esas creencias es razonar, razonar, y razonar, y nunca atacar. Eso, a nivel familiar. A un nivel social, sinceramente no sé si debería hacerse algo respecto a las personas que divulgan esas creencias, en ocasiones con ánimo de lucro. Tema complicado.
    Enhorabuena, de nuevo.
    Javi

  2. Estupendo artículo, como siempre. Gracias por tus aportaciones. Ojalá la gente fuera consciente de lo que supone la decisión de no vacunar, tanto para con sus hijos como con el resto de la sociedad.

  3. Me cuesta creer que haya gente que no haga eso por sus hijos…. Que no les PROTEJA. Pero claro, cuando luego vas a la farmacia para informarte de la nueva vacuna de Meningitis y te suelta una farmaceutica lo de las modas » es que eso son modas» y un «nah, si lo de las vacunas es un sacacuartos y no me creo nada» pues piensas… – ah, que bien, asi nos va..

    1. Es que lo de las farmacias es para hacerlo mirar. Se parecen más a supermercados de productos inútiles que a una parte fundamental del sistema sanitario. Si encima resulta que alguno/a tiene ideas más o menos peregrinas…
      A mi me suelta eso y desde luego no vuelvo a esa farmacia ni de suerte. Y si me pilla un poco de aquella manera, igual hasta lo comento al colegio oficial de farmaceúticos que corresponda.

      1. Hola Javier.
        Entiendo tu malestar, pero tampoco hay que generalizar. Los farmacéuticos son parte fundamental de nuestro sistema sanitario y ayudan muchísimo. Como en cualquier profesión, los puede haber mejores y peores. Mi experiencia con los que tengo a mi alrededor es que son maravillosos profesionales.
        El problema es que muchas veces creemos que el que nos está dando el consejo es el farmacéutico y, en ocasiones, es el auxiliar de farmacia, sin la formación suficiente. Y ya sabemos que la ignorancia puede ser muy atrevida.
        Obviamente, cuando no estamos de acuerdo con algo, siempre tenemos la posibildad de poner una reclamación o hablar con el colegio profesional oportuno. Los profesionales sanitarios debemos dar información veraz y sumar unos con otros por el beneficio de vosotros, los pacientes.
        Un saludo.

  4. Hola Matilde. De acuerdo con lo que dices, pero… Yo vivo en Sevilla, y la experiencia me ha enseñado que un elevadísimo porcentaje de las farmacias aquí venden productos homeopáticos y suplementos inútiles a miles, muchos de ellos destinados a niños, como esos para los niños que «no comen», por poner un ejemplo. Y no es que los vendan, es que es lo único que ves al entrar en la farmacia. No dudo que debe existir un problema subyacente que en ocasiones les fuerce a vender ese tipo de productos para subsistir, pero al final, para el usuario, es lo que se ve. Me temo que al menos en algunas ciudades, tristemente sí se puede generalizar.
    No desde luego en lo de los malos consejos, ahí no tengo elementos de valoración suficiente (entre otras cosas, porque no tengo el conocimiento suficiente, así que tendré que creerme lo que me digan).
    Y perdón, que me estoy saliendo del contenido del artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.