Pesadillas y terrores nocturnos en niños. Eso sí que es un horror

El sueño es un tema que nos preocupa a todos como padres, por doble motivo: si un niño no duerme correctamente estará probablemente irritable y rendirá menos en sus actividades. De manera egoísta también nos preocupa: no dormir es un horror. Si tu hijo se despierta en mitad de la noche llorando y gritando, ¿qué le pasará? ¿Será una pesadilla? ¿Terrores nocturnos? Conozcamos las diferencias y cómo actuar ante estos problemas.

¿Qué son las parasomnias y cuánto de frecuente son?

Las pesadillas y terrores nocturnos se incluyen dentro de un grupo de trastornos llamados parasomnias. Éstas se definen como trastornos de conducta durante el sueño con despertares cortos o parciales, sin una interrupción importante del sueño. Así que primer punto: a ellos no les interrumpe de manera importante el sueño; a ti (por desgracia) sí.

Son bastante frecuentes. Según este estudio canadiense hasta un 88% de los niños menores de 6 años. ¿Qué niño no ha tenido una pesadilla alguna vez?

De todas las parasomnias, yo me voy a centrar sólo en pesadillas y terrores nocturnos, aunque hay muchas más.

¿Cómo diferenciamos una pesadilla de un terror nocturno?

Una pesadilla no es más que un sueño molesto que vivimos como real y que nos despierta. Casi todas las emociones negativas que puedas pensar están involucradas en una pesadilla: ansiedad, miedo, terror, ira, vergüenza… En el momento en el que el niño se despierta de la pesadilla está normal, recordando todo lo que ha soñado. Los niños mayores lo relatan perfectamente.

Los terrores nocturnos hay que vivirlos para saber el agobio que generan. Imagina: de repente tu hijo se despierta gritando, agitado, con la cara roja, sudando y con el corazón latiendo mucho más rápido. Es muy aparatoso, el niño parece que esté huyendo de una amenaza real, con los ojos abiertos pero no se entera de nada. A veces no es sencillo calmarlos, ya que están muy agitados y no responden.

Las pesadillas se desarrollan en la fase REM del sueño, así que aparecerán en el último tercio de la noche o primera hora de la mañana. En cambio, los terrores nocturnos ocurre en fase no REM de sueño y, por tanto, al principio de la noche. Una vez que un niño despierta de una pesadilla no es sencillo volver a dormirse. Sin embargo, el niño con terror nocturno, una vez que lo calmamos, vuelve a dormir plácidamente y no recuerda nada.

diferencia pesadilla y terror nocturno

¿Por qué ocurren más en unos niños que en otros?

El que un niño tenga una pesadilla por la noche se relaciona más con situaciones estresantes, preocupantes o cambios. Los niños más imaginativos pueden tener una pesadilla tras leer un libro, ver una película que le provoque miedo o con una situación que haya pasado en su día. Algunas medicaciones, como los antihistamínicos, pueden provocar pesadillas en algunos niños.

En cambio, parece que para los terrores nocturnos hay una serie de factores que favorecen su aparición:

  1. Predisposición genética.
  2. Problemas que aumentan los despertares, como el síndrome de apnea obstructiva del sueño, el síndrome de piernas inquietas o el reflujo gastroesofágico.
  3. Falta de sueño.
  4. Fiebre.
  5. Edad: normalmente son más frecuentes en la infancia y mejora al llegar a la adolescencia.

¿Qué hacemos ante un niño que tiene parasomnias?

Lo primero que hacemos los pediatras es hacer una buena historia clínica. En caso de que los terrores nocturnos (los más aparatosos) sean infrecuentes y tengan un desencadenante claro no suele ser necesario ninguna otra investigación, más aún si hay antecedentes en la familia de alguien con terrores nocturnos. Una pesadilla es lo más normal del mundo en el desarrollo de un niño.

¿Los podemos tratar de alguna manera?

Comenzamos por tranquilizaros y explicaros que, aunque agobiante a veces, los terrores nocturnos no son nada malo. En uno o dos años suele solucionarse espontáneamente. Para las pesadillas más aún, no es un motivo frecuente de consulta.

¿Qué más podemos hacer en los terrores nocturnos?

  • Ya que la falta de sueño puede ser un desencadenante, la siesta es fundamental para aquellos niños que la necesiten.
pesadilla terrores nocturnos siesta
  • Si no hay riesgo de lesión, no lo despiertes. Puede ser peor y que tu hijo se agite más.
  • Si ocurre siempre sobre la misma hora, puedes probar a despertarlo unos 15-20 minutos antes. Así puedes evitar que le ocurra.

Si tu hijo sufre pesadillas, evita que vea pantallas antes de dormir, En caso de que lo que le pase a tu hijo sea que tenga una pesadilla tras otra, en ocasiones puede ser necesario una valoración por un psicólogo, por si hubiese algún problema de ansiedad. Hay distintas técnicas comportamentales que se pueden probar en caso de pesadillas, pero será un psicólogo quien te asesore.

¿Medicación para dormir? Tanto en un caso como en otro es tremendamente infrecuente tener que usarla. Si fuese necesario por algún problema especial del niño, será un profesional del tema quien te lo debe indicar.

¿Cómo duerme tu hijo? ¿Alguna vez ha tenido una pesadilla o un terror nocturno? Espero tus comentarios, todos podemos aprender de ellos. Si te ha parecido útil, comparte, puede serlo también para otros padres.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

4 respuestas a «Pesadillas y terrores nocturnos en niños. Eso sí que es un horror»

  1. Justo hoy tenía pensado preguntarte si tenías alguna publicación sobre los terrores nocturnos, todo apunta que mi pequeña tuvo uno anoche, efectivamente es angustiante pero se pasó como en 10 minutos y ha dormido sin problema el resto de la noche. Muchas gracias

  2. Mi hijo tiene terrores nocturnos sin duda alguna. Hace ya por lo menos 1 año y tiene 4 recien cumplidos. Es in horror…..passa eopcas que duerme xomo un liron (suelen ser periodos de semanas como mu ho 1 mes) y cuando crees que esta superado, volvemos al horror. Puede despertarse 1 vez e inculso hasta 8 veces se ha llegado a despertar. Siempre sobre las 3 horas de sueño, una vez se le.ha pasado duerme otra vez y del tiron. Es muy agobiante ya que jo puedes ayudarlo. Esta con los ojos abiertos y semiincorporado pero no es consciente de nada. No quiere que le toques, solo que estes alli y le digas que todo va bien y que mama o papa estan con el. Tenemos conprovado que el dia que hce siesta, por l noche va a dormir mas tarde pero duerme del tiron, el dia ue.no hace, se duerme antes pero es noche se horror asegurada. El problema es que con el colegio no hay tiempo sede siesta al mediodia. Impossible despertarlo 15min antes de que ocurran porque esta muy dormido y no se despierta.
    Es muy agobiante, esperamos que se le pase pronto. Ahora tenenos otro bebe en casa y esperamos que no le pase igual!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.