La “percentilitis”, esa grave enfermedad de nuestra sociedad

Revisión del niño sano, exploración completa, pesar, tallar y medir perímetro de la cabeza. Peso en percentil 10, ¡horror! Padres agobiados, “cuasi” histéricos. Vamos a ver las cosas con perspectiva, analizar qué es normal y qué no. Vamos a desdramatizar y olvidarnos de los odiosos percentiles.

En primer lugar, ¿alguien sabe realmente QUÉ son los percentiles?

Pues seguro que no. Los percentiles son una medida meramente estadística. Indican, una vez ordenados los datos de menor a mayor, el valor de la variable por debajo del cual se encuentra un porcentaje del total de datos del grupo. Más sencillo: ¿Qué quiere decir que a unos padres les digamos que su niño tiene un peso en el percentil 10? Pues nada más y nada menos que, si ordenásemos a 100 niños de su misma edad y sexo, tendría a 10 niños con menos peso que él y 90 con más peso qnormal percentilesue él. Sólo significa eso… Estadística, matemáticas…

Vale ¿y qué? Pues nada, que el niño en cuestión es normal. SÍ, NORMAL.

Estadísticamente se considera normal todo lo que quede entre los percentiles 3 y 97.

Aclaración: Un niño que nace y pasa los primeros meses de su vida en un percentil 4 es estadísticamente NORMAL ¡y punto!

No sé de dónde ha surgido el problema ¿De los pediatras que nos empeñamos que todos los niños estén en un percentil 50 porque queda más bonito? ¿De los pediatras que no explicamos correctamente que el percentil 50 no es sólo lo normal? ¿De las madres qbáscula percentilesue están obsesionadas con el peso? Pues yo creo que es culpa de todos. Pero sobre todo entono el “mea culpa” por mí y por todos mis compañeros.

Repito, por si alguien está escandalizado o no se ha enterado, un percentil 4 es NORMAL. ¿Acaso es comparable la curva de peso que va a seguir un niño que nació con 2420 g con uno que nació con 3960 g? ¿La de un niño alimentado con lactancia materna y la de otro alimentado con leche de fórmula? ¡Pues obviamente no!

Fíjate si es importante el tipo de alimentación que todas las gráficas no son iguales.

En la Región de Murcia (estamos en trámites de cambiarlo), las gráficas que usamos en los libros que tienen las familias donde se apuntan las revisiones están hechas con niños alimentados con leche de fórmula. ¿Alguien les explica eso a los padres? Las gráficas correctas que se deben usar para niños alimentados con lactancia materna son las de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En mi centro de salud, hace un tiempo que comenzamos a usarlas para los niños alimentados con lactancia materna. Así comprobamos como, algunos niños que antes pasaban por bajo peso, son niños normales.

Otra cosa importante que hay que tener en cuenta sobre los percentiles es que no es más que una comparación estadística con respecto a la media de la población. Si nuestra población de referencia se hace más obesa, el peso medio de la población será mayor. Llegará el momento, igual dentro de 20 años, que un niño de 5 años y 15 kg (que a día de hoy es normal) pase a tener un peso por debajo de lo normal. Son los mismos 5 años y 15 kg en un momento que en otro, pero se compara con un peso medio distinto. PURA ESTADÍSTICA.

Yo no quiero niños gordos en la consulta, ¡bastante epidemia de obesidad tenemos en nuestra sociedad!, quiero niños sanos.

Así, las madres que me conocen me habrán oído esta frase millones de veces, pero “yo no me voy a pelear por 50 g que a lo mejor supone un cambio de percentil”. Si el niño está sano, mientras que sea dentro de lo normal obviamente, ¿le voy a decir que le añada biberones porque en vez de 100 g esta semana haya ganado 90? Sobre todo, como dicen los ingleses “wait and see”.pecho percentiles lactancia materna

Muchas menos lactancias maternas fracasarían si no pesásemos tanto a nuestros niños.

¿Hace pipí? ¿Hace caca? ¿Come? ¿Se le queda la ropa pequeña? ¿Está contento y feliz? Pues, ¿qué más dan 30 g de más? ¿Para que la abuela luzca al niño cual lechoncillo?percentiles engordar

¿Y en los niños mayores?

Cuántos niños delgaditos vemos en las consultas (cuyos padres ves obviamente que tienen la misma constitución). Quizás a los pobres se les junta que llega el verano, hace más calor y tienen menos ganas de comer. ¿Cuántos se ganan unas “vitaminas” o un jarabe para las ganas de comer? Muchas madres vienen a la consulta pidiendo analíticas puesto que ven a sus hijos delgados. Sin embargo parece que pocas, muy pocas, consultan porque lo ven obeso. Así que algo tiene que cambiar y debe ser ya.

En conclusión, dejemos de pesar a los niños de 18 meses casi cada semana, ¡me da igual si gana o pierde 100 g!

Seguro que todos viviríamos, probablemente, más felices. Un sabio compañero pediatra tiene una frase que me encanta: “Si está sano qué más da lo que pese, tiene toda la vida para engordar”.buenos percentiles

¿Qué te parece mi reflexión? Espero tus comentarios. Si te ha gustado, ya sabes, comparte.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0)

PD: Finalmente para quien tenga mucho, muchísimo interés, un interés irrefrenable, aquí hay una web que usamos los pediatras, puesto que en él se puede conocer el percentil de peso de vuestro niño.

Sígueme en:

Posts relacionados

15 opiniones en “La “percentilitis”, esa grave enfermedad de nuestra sociedad”

  1. Me ha encantado Matilde, yo cuando estudié estadística casi no pillo lo que eran los percentiles y más adelante cuando me acerqué a la edad de la maternidad y hablaba con otras madres y ponian a sus hijos en este o entro percentil y hablaban del tema, me sentía un poco tonta de ver lo fácil que debía ser para que todas supieran qué eran los percentiles y yo casi suspendiera, jajaja

    1. Gracias por el comentario Paqui. A ver si poco a poco conseguimos quitar a las madres de la cabeza esa obsesión con el peso. Menos problemas habría…

  2. Pues esa “obsesión” de los profesionales existe desde la gestación, porque voy a citar las palabras textuales que me dijeron para explicarme porque mi hijo debía estar en percentil 50, independientemente de su genética… “No buscamos lo normal, buscamos la excelencia”
    Ninguno de mis dos hijos has sido percentil 50, pero desde luego si que sin “excelentes”

    1. Gracias por tu comentario Encarna. Estoy segura que hay millones de niños en un percentil 5 que son excelentes. La excelencia no es estar en la mitad de la tabla. Lo importante es que nuestros niños estén sanos.

      1. una gran verdad, mi hija de 15 meses esta en este percentil 5, y es un encanto de niña, es asi y por mucho que quisiera comer no engordara. Un gran post, saludos

        1. Gracias por tu comentario Rocío. Para que haya niños en un percentil 75 tiene que haber otros en un percentil 5. Es pura estadística. Y intento que los padres entiendan que lo importante es que estén sanos. Una cosa que me fastidia mucho es que los padres se alarman si el niño es delgadito, pero hay muy pocos padres que se preocupan si el niño es obeso. Y ése sí que es un gran problema actualmente…

  3. Yo creo que lo ideal sería que las tablas de percentil las manejaran los pediatras a nivel interno(como parte del historial) y explicaran a los padres lo necesario…Mi hijo siempre ha estado en peso en p.10 y en altura p.90, con cuatro meses y lactancia materna me dice la enfermera infantil que le falta mucho alimento, pero oye, no me dijo que le cortara un poco de piernas. Para que los padres no tomemos tanta obsesión tambien es importante recibir información profesional coherente.
    Por cierto muy buen artículo.

    1. Gracias Juani. Tienes toda la razón. Ya he dicho al principio que parte de esta “obsesión” es culpa nuestra, de los profesionales sanitarios. Tu idea de no enseñar las gráficas estaría bien, pero hay que saber explicarlo, que es lo importante.

  4. Interesante saber lo de las gráficas del librito! Con 9 meses sigo con LM y AC dsd los 6 ( un poco BLW mixto, pq a mí madre le da miedo,pero yo sí lo hago) y mi Pediatra hizo una revisión extra a los 5 m para controlar peso pq es P 15. Ains… Menos mal que voy estudiada a la consulta, si no ya habría dado bibe.
    Gracias!

    1. Gracias por tu comentario Sandra. Hay muchos compañeros, que desgraciadamente, sólo consideran que lo normal es la media. ¡Ánimo con el BLW, vas a estar muy entretenida!

  5. Pues me parece muy bien que se intente calmar a los padres de bebés delgados, pero a los de los bebés más gorditos nos dejas hechos polvo. Mi niña nació con 3,650kg en semana 38-39 y recién cumplidos 4 meses pesa 6,860kg y mide 64,5cm (aunque no me importe sería 90 de altura y 75 de peso). Todo lactancia materna, ni un solo biberón. Estoy cansada de que la gente asome al cuco y me digan que se sale, que parece del doble de edad etc… Ella está gordita, está preciosa y está sana. No creo que vaya a ser obesa porque en las familias somos todos altos y delgados, pero leyendote parece que no le quedara otra. Para tranquilizar a los padres de bebés delgados no hace falta poner de futuros obesos a los de los bebés gorditos.

    1. Muchas gracias por tu comentario Gema, no tienes porqué preocuparte, yo tampoco creo que vaya a ser obesa, para nada. Te lo digo por experiencia propia. Mis dos hijos fueron brutalmente grandes hasta el año, luego comenzaron a andar y “se estilizaron”. Los comentarios te deben dar igual, a ti y a los papás de niños delgaditos, lo importante es que nuestros hijos estén sanos. Tú le estás ofreciendo la mejor alimentación posible, sigue así cuando comiences con la alimentación complementaria. Te acordrás de mi en unos meses 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *