Mononucleosis infecciosa: Resuelve todas tus dudas

Vino un niño a consulta hace semanas. Lo habían visto en el servicio de urgencias por fiebre y dolor de garganta. Le indicaron su tratamiento antibiótico, pero a los 4 días seguía con fiebre. ¿Qué le pasaba? Vamos a aprender un poco en qué consiste la mononucleosis infecciosa.

¿”Monoqué”?

La mononucleosis infecciosa o enfermedad del beso es una enfermedad infecto-contagiosa causada por el virus de Ebstein-Barr (VEB). También puede que la hayas escuchado nombrar como enfermedad del beso. Ahora veremos porqué.

El síndrome mononucleósico son una serie de síntomas, comunes a la mononucleosis infecciosa, pero causados por otra serie de microorganismos. Los más frecuentes son citomegalovirus y toxoplasma, aunque hay otros tantos posibles.

¿Y cómo se manifiesta la mononucleosis?

Pues comencemos por un período de incubación bastante amplio, de 2 a 6 semanas, a veces incluso más.

Puede haber fiebre, que suele ser alta y puede ser de larga duración, a veces 1 o 2 semanas incluso. Ojo, la fiebre no es obligatoria. Hay ocasiones en las que no aparece. Otro síntoma que suele aparecer es el dolor de garganta. Cuando exploramos a los niños vemos las amígdalas inflamadas con unas placas blanquecino-grisáceas. Algo que también solemos ver, con bastante frecuencia, es que los ganglios del cuello se inflaman (¿recuerdas? Ya hablamos de ello en este post). Otra cosa que solemos explorar cuando sospechamos esta enfermedad es el tamaño del bazo y el hígado, unas vísceras que están en el abdomen. Hasta en la mitad de los casos el bazo puede estar aumentado de tamaño, en el caso del hígado no es tan habitual.mononucleosis infecciosa síntomas

Otras cosas que podemos encontrar:

  1. Una erupción, tipo pequeñas manchitas, que desaparece al apretar la piel. Suele desaparecer en poco tiempo.
  2. Asociado a la fiebre pueden aparecer escalofríos o sudoración.
  3. Dolor de cabeza.
  4. Náuseas o vómitos.
  5. Cansancio y decaimiento.
  6. Dolores musculares o articulares.
  7. Inflamación de ambos párpados.

Lo más frecuente es el cuadro de arriba, que se puede confundir con unas simples placas si vemos al niño en un momento muy inicial del cuadro. ¿Siempre es así? No. ¿Te cuento mi mononucleosis? Una semana de inflamación y dolor de todas las articulaciones de ambas manos y un poco más cansada. Punto. Como ves, la forma de presentación no siempre es la típica.

Lo normal es que todo vaya bien. Con un curso benigno y una recuperación completa.

¿Quién es más frecuente que sufra la mononucleosis infecciosa?

Lo más frecuente es que aparezca en la infancia. Sin embargo, en nuestro medio es cada vez más frecuente en adolescentes y jóvenes. La mayoría de adultos ya la han pasado y tienen anticuerpos.

¿Cómo se transmite?

Pues se transmite por los líquidos corporales, sobre todo a través de la saliva, de ahí su nombre de “enfermedad del beso”. No es que los niños se besen, pero sí que suelen compartir babas.mononucleosis enfermedad del beso

Este virus también se puede transmitir por la sangre, por contacto sexual o los transplantes. Es por esto que no se debería donar en los 6 meses siguientes a la enfermedad.

Después de una infección aguda, el VEB se elimina, de forma intermitente y aparentemente asintomática, a lo largo de toda la vida.

¿Cómo la diagnosticamos?

Lo primero, como siempre, es la historia clínica y la exploración. Hay veces que, sin necesidad de analítica, tenemos una sospecha muy alta de que se trata de una mononucleosis infecciosa. Tendremos un niñ@ con fiebre alta, dolor de garganta, unos exudados característicos y ganglios del cuello inflamados. A veces erupción de la piel, a veces bazo aumentado de tamaño… Ya has visto que la forma de presentarse puede ser amplia.

En algunos casos podemos necesitar realizar pruebas complementarias, sobre todo analítica. ¿Siempre por quedarnos tranquilos? No. Normalmente la hacemos cuando la forma de presentación no es la típica. También solemos hacer analítica cuando la fiebre se prolonga mucho, buscando otras causas que justifique el que se prolongue la fiebre más de lo normal.mononucleosis infecciosa analítica

¿Qué encontraremos si hacemos una analítica?

  1. Glóbulos blancos (linfocitos) en mayor número de lo normal.
  2. Los glóbulos blancos son de aspecto poco habitual (se conocen como linfocitos atípicos).
  3. Se pueden elevar las transaminasas, unas enzimas que indican un funcionamiento anormal del hígado.
  4. Si tu pediatra así lo cree conveniente puede pedir una serología. Es una analítica en la que se le puede poner nombre al germen causante de la mononucleosis. Virus de Ebstein-Barr o alguno de los otros en caso de síndrome mononucleósico.

¿Tiene tratamiento?

Pues si has leído desde el principio, sabrás que el Ebstein-Barr es un virus. ¿Valen los antibióticos para los virus? No, para nada. Así que el tratamiento será sintomático:

  1. Antitérmicos si el niño tiene fiebre o analgésicos si hay dolor de cabeza.
  2. Beber líquidos según el niño necesite para mantenerse hidratado. Es posible que quiera comer menos, pero es importante la hidratación.
  3. Descansar, dormir lo que el cuerpo necesite. Ya que suele haber más cansancio.
  4. Se recomienda evitar deportes de contacto hasta la completa recuperación. Primero por el cansancio y segundo por el tema del aumento del tamaño del bazo. Es peligroso y podría causar rotura del mismo.
mononucleosis infecciosa erupción amoxicilina
Imagen tomada de actitudsaludable.net

Volviendo al tema de los antibióticos, debes saber que algunos como la amoxicilina no es sólo que no curen la infección, sino que se relaciona con que salga la erupción que he descrito arriba. No porque el niño sea alérgico, sino por la enfermedad en sí.

¿Podemos prevenir?

Evita que tu hijo comparta bebidas, alimentos o artículos de uso personal, como los cepillos de dientes, con personas con mononucleosis infecciosa. En los pequeñines cuidado con la compartición del chupete, algo común en las guarderías. No es necesario el aislamiento de los enfermos. Cuidado y un buen lavado de manos basta.

¿Te ha gustado? ¿Te parece útil? Comparte si te parece bien. Comenta tu experiencia, seguro que todos aprenderemos de ella.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.