Microenemas de miel, ¿son necesarios?

En relación con el post del estreñimiento, hay un tema sobre el que llevo meses queriendo escribir, pero no había tenido tiempo: Los microenemas de miel. ¿Por qué ese interés? ¿Serán útiles? ¿No? ¿Habrá algo que debatir sobre ellos? Pues no vamos a adentrarnos en el tema.

Hace unos meses la mamá de una compañera de uno de mis hijos tuvo un bebé. Cuando nos vimos tenía 1-2 meses, no recuerdo con exactitud. Estaba con lactancia materna exclusiva. La niña estaba feliz, pero llevaba varios días sin defecar. La madre estaba preocupadísima y, buscando consejo, alguien le recomendó unos “maravillosos” microenemas de miel para el “estreñimiento” de la niña. Le puso uno y la niña siguió sin defecar, igual de feliz. Nos encontramos al día siguiente por casualidad y me lo comentó. Le dije que era normal que llevase varios días sin hacer caca y que fuera los microenemas, que no eran adecuados y que haría caca sola. La niña hizo caca blandita a los pocos días sin nada más. Veamos la explicación a todo esto.

¿Cómo puedes saber si tu bebé está estreñid@?

En los bebés que toman leche (sea materna o de fórmula), tan normal es que tengan reflejo gastrocólico como que estén varios días sin hacer caca. A ver, te explico.

¿Qué es el reflejo gastrocólico? Es un reflejo normal que se produce cuando la leche llega al estómago vacío. Provoca una serie de movimientos peristálticos en el tubo digestivo. El niño hará la toma y defecará casi justo después. No pienses que tiene diarrea. Es normal.

Hay otros niños (o el mismo niño unos días después) que hacen menos caca. ¿Cuánto de menos? Pues pueden estar varios días sin defecar. 1, 2, 3, 4, 5… ¿Hasta cuándo es normal? No te preocupes. Si lleva varios días sin hacer caca no sólo no estallará sino que, cuando haga, será blandita y grumosa como siempre. Conclusión, para ver si tu bebé está estreñido no vale con el número de cacas. Fíjate en la consistencia: ¿Tu bebé hace bolas grandes y duras? Ahí sí que tenéis un problemilla.

¿Recuerdas a G, la bebé de la historia del principio? Pues parece que no estaba estreñida, no. Así que no necesitaba más que un poco de paciencia y tranquilidad para su madre. Pero bueno, podemos tener otros bebés que sí que sean estreñidos y le tengamos que dar solución. Bueno, pues veamos el tema de los microenemas de miel. Son naturales, ¿no? Podríamos pensar que son una buena opción…

¿Por qué no creo que usar los microenemas de miel en los LACTANTES CHIQUITITOS sea una buena opción?

¿Recuerdas el post del botulismo? Recuerda que, en los bebés pequeños, la infección suele ser por las esporas del Clostridium Botulinum que crecen en el intestino del bebé, liberando las toxinas. Además, el botulismo a esta edad es más grave. Pues recuerda también el post de la alimentación complementaria, ya lo vimos: Miel por debajo del año no es recomendable. Así que, aunque sea en microenemas por el culete, miel es. No lo veo claro… ¿Por qué?

La normaltiva se cumple, incluso con creces, para que no haya contaminación por esporas de Clostridium. Para inhibir el que germinen las esporas se debe cumplir que la actividad del agua sea <0.935 y el pH<4.5. El preparado en cuestión tiene una actividad del agua <0.65 y un pH de 3.3-4.3. Como ves, los requisitos se cumplen de más. A parte, para mayor seguridad, el producto se esteriliza según el procedimiento ISO 11137 para eliminar cualquier riesgo. Bueno, buena intención está claro que hay para que no surjan problemas…

A pesar de todas estas precauciones, en 2016 se declaró un caso de botulismo en un niño de 6 meses. Como antecedente tenía el que se le había aplicado uno de los microenemas de miel. ¿Fue la causa? ¿Sólo relación en el tiempo? Aquí tienes el boletín epidemiológico completo.
NO quiero alarmismos, no los quiero, de verdad. Un caso de botulismo es extremadamente raro. Pero si no le damos miel a los bebés menores de un año en una cucharada porque hay riesgo de botulismo, ¿no deberíamos evitarla también por el “culete”? Yo por lo menos, en estos pequeñines prefiero ser cauta.

Entonces, ¿qué puedo hacer si mi bebé está estreñido?

Pues te remito nuevamente a que recuerdes el post sobre el estreñimiento. Quizás estaba planteado para niños un poquito más mayores, pero el mensaje principal nos puede valer. Yo prefiero darles algo “por boca” en caso de que sea necesario tratamiento. Los enemas, supositorios y cosas por vía rectal son más desagradables. Piensa en qué preferirías tú si estuvieses estreñido, pues elige eso con tu hijo. Además, recuerda que la glicerina puede ser irritante. Intenta evitarlos.

Ya sabes, consulta siempre si tu hijo es estreñido desde los primeros días o ha tardado varios días en expulsar el meconio. Eso NO es normal.

Ahora tenemos otra posibilidad: ¿Conoces la disquecia del lactante?

Es un trastorno benigno que sufren algunos bebés. El niño hace caca normal, no hay estreñimiento. Pero, llora, está molesto, aprieta y aprieta intentando defecar. ¿Por qué? No es más que una  falta de sincronía entre la necesidad de hacer caca y la apertura del esfínter anal. Por lo que el bebé no puede hacer caca. ¿Tiene solución? Sí: Tiempo para que el bebé crezca y paciencia para los padres.microenemas de miel disquecia del lactante

Esto justifica el que haya bebés que hacen caca blandita cada varios días (vamos, que no son estreñidos), pero que sus padres comentan que están “molestos por no defecar”. ¿Les ponemos un microenema de miel a estos niños? No parece lo más adecuado, ya hemos visto que no son estreñidos.

Aquí más datos sobre las deposiciones de los bebés.

¿Moraleja de todo esto?

  1. Cuidado al valorar el “estreñimiento” de un bebé.
  2. Más cuidado con los tratamientos innecesarios para ese “estreñimiento” que luego resulta no ser tal.
  3. Muchísimo cuidado con la miel en los menores de un año.

¿Qué experiencia has tenido con las cacas de tu niñ@ cuando era bebé? Tus comentarios pueden aportar mucho a otros lectores. Si te ha gustado, ya sabes… ¡comparte! Como dicen en la tele: Ahí está la información, tuyas son las conclusiones.microenemas de miel estreñimiento

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *