La lactancia debe ser hasta que tú quieras. Pide respeto para tu decisión

Si llevas tiempo leyendo el blog, sabes que todos mis entradas pretenden mostrarte las cosas de una manera lo más razonada y científica posible. Pero hoy va a ser que no. La entrada de hoy es diferente. Es diferente porque llevo las últimas semanas viendo madres juzgadas y agobiadas por la lactancia. Si le dan pecho porque le dan, si le dan biberón porque no le han dado pecho, si le dan poco tiempo porque es poco… ¿De verdad es justo? ¿La crianza no es para disfrutarla? Igual hay que decirles a las madres: “Lo estás haciendo bien. Esto es hasta que tú quieras”.

¿Qué es lo que recomiendan las sociedades científicas con respecto a la lactancia?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras tantas sociedades científicas recomiendan la lactancia materna hasta los 6 meses. Después se recomienda hasta los 2 años complementada con la alimentación o hasta que la madre y el hijo quieran. ¿La lactancia prolongada tiene beneficios? Muchos. Pero tienes que ser tú quien decidas hasta cuándo, hasta que tú quieras. La madre y el niño deciden hasta cuando. Respetemos su decisión, tanto si es poco tiempo como si es mucho.

¿Siempre es posible lactar como una quiere?

¡Ojalá! Pero, por desgracia no siempre es así. Hay muchos factores que influyen en la lactancia de una mujer.

Te puedo contar historias de lactancia de todos los “colores”:

  1. Esa madre que se ha leído todos los libros de lactancia durante el embarazo. En los primeros días de vida no ha sido bien asesorada y llega a la consulta con lactancia mixta. A veces podemos quitar toda la leche de fórmula que tomaba y otras veces no y el niño queda con algún biberón al día. Pero la madre consigue una lactancia como ella quiere. En el fondo es como y hasta que ella quiere.
  2. Una madre primeriza súpermotivada, pero que al iniciar la lactancia tiene problemas de agarre o de grietas. Al dolor o las dudas, súmale el cansancio y las hormonas que están un poco descolocadas. Puede que la cosa se solucione y todo vaya de cine o bien que se desanime y termine con la lactancia. ¿Es peor madre por ello? ¡Por supuestísimo que no!proyecto hasta que tú quieras
  3. ¿Y aquella que se tiene que incorporar a trabajar a las 16 semanas y no puede sacarse leche materna y que alguien se la de? Oye, o igual no ha querido hacerlo. Vuelvo a preguntar: ¿Es peor madre? No, vuelve a ser un “hasta que tú quieras”.
  4. ¿Tiene culpa la madre que le diagnostican una enfermedad durante la lactancia y le indican un tratamiento que es incompatible (aquí puedes consultar si tienes cualquier duda sobre tratamientos) y se la tiene que dejar? Bastante pena tendrá, como para encima cargarla con una culpa extra.
  5. O tenemos a aquella madre que tiene un pequeño bache de lactancia y sus familiares le animan a que inicie biberón y le dicen “Total, si ya le has dado unos meses, ¿no ves que tu leche no le sacia?”. Y esa pobre madre se siente influenciada por comentarios hechos sin mala intención quizás, pero que dañan la confianza de la madre.

Son situaciones cotidianas de madres que quieren y no pueden o que se encuentran problemas en su camino y no tienen apoyo o no es el adecuado.

¿Cómo podemos apoyar a una madre?

A una madre hay que escucharla, apoyarla y mimarla. Si sabes, dale buenos consejos. Si no sabes, no hables, igual algún comentario sin mala intención puede hacer fracasar una lactancia. Ayúdala a buscar un profesional que sepa del tema, ayúdala a buscar un grupo de apoyo a la lactancia.

¿Y si una mujer, correctamente informada, decide no lactar?

Pues mira, yo puedo tener mi opinión, que me parezca mejor o peor, pensar lo que yo haría en su situación… Pero, ¿juzgar? ¡Juzgar nunca! Es SU decisión y lo va a hacer maravillosamente, seguro.

¿Y si una madre decide que ya ha llegado a su límite? Que está cansada y que ya no aguanta más, que le duele al lactar y ya no puede seguir… Pues mira, es SU decisión. Es “Hasta que tú quieras”.

La crianza debe ser agradable, debe ser algo de lo que disfrutar. No se lo hagamos más difícil a madres que igual no lo están pasando bien.lactancia materna hasta que tú quieras

¿Cuál es tu experiencia con la lactancia o con la crianza? Espero tus comentarios. Si tú también tienes ganas de gritar porque te sientes juzgada, te animo a compartirlo. Hay muchas madres que lo están pasando mal. Seamos respetuosos. Recuerda: Esto es hasta que tú quieras.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.