¿Tu hijo tiene un granuloma umbilical? ¿Qué hacemos?

El otro día una compañera matrona preguntó en twitter por un “tratamiento natural” que le habían comentado del granuloma umbilical. ¿Quieres saber qué es? Y, ¿cómo tratarlo? Vamos a ello.

¿Qué es el cordón umbilical?

El cordón umbilical es una estructura que proporciona flujo sanguíneo al bebé mientras está en la barriga de su madre durante el embarazo. Une al feto con la placenta. Si lo mirásemos por dentro, el cordón tiene dos arterias y una vena, que están recubiertas por una gelatina que se conoce como gelatina de Warthon.

Una vez que el bebé nace, el cordón ya no es necesario, por lo que se corta. Durante las primeras semanas de vida, el muñón de ese cordón umbilical se seca y se separa del abdomen del bebé, dando lugar al ombligo.

¿Cómo curar el cordón correctamente? Se han recomendado muchas soluciones distintas para curarlo a lo largo de los años, pero aquí tienes una entrada maravillosa de mis compañeros Gonzalo y Elena del blog Dos Pediatras en Casa, que te lo explican genial, vídeo incluído. Yo no lo voy a explicar mejor.

¿Qué anomalías podemos encontrar una vez que se cae el cordón?

Pues tenemos diferentes posibilidades:

  1. Hernia umbilical.
  2. Infecciones de la zona.
  3. Anomalías del uraco.
  4. Masas.

En esta entrada quiero hablarte de la masa más frecuente que puede ocurrir una vez que se cae el cordón: el granuloma umbilical.

¿Qué es un granuloma umbilical?

Es un tejido blandito y rosado-rojizo que aparece en la zona del ombligo al caer el cordón. Habitualmente está pedunculado y su tamaño varía entre 3 y 10 mm.granuloma umbilical

Su formación se debe a un exceso de tejido que persiste en la base del ombligo y se detecta una vez que el cordón se cae.

¿A qué se debe el granuloma umbilical?

La causa exacta se desconoce. Está relacionado con la forma de cicatrización y cómo se separa ese cordón. Aunque sí que es más probable que ocurra si ha habido inflamación del cordón umbilical, normalmente debido a una infección, lo que hace que se retrase su caída.

¿Cómo sabemos que es un granuloma umbilical y no otra cosa?

Pues viéndolo. No necesita ninguna radiografía ni ninguna prueba de comprobación. Si ves que tu hijo tiene una lesión que te sugiere esto, pide cita sin alarmarte con tu pediatra para que te lo confirme. Hay otras lesiones del ombligo que se pueden confundir y que alguien que sepa debe diferenciar.

Lo primero que podrías preguntarte es: ¿es realmente necesario tratar el granuloma umbilical?

Definitivamente sí. Es una zona en la que el ombligo no se está cerrado correctamente, con un tejido que puede ser puerta de entrada de diferentes infecciones.

¿Cómo tratamos el granuloma umbilical?

Tenemos varias formas de hacerlo. Sea cual sea, siempre os la debe indicar un profesional sanitario.

Durante mucho tiempo el tratamiento más usado ha sido el nitrato de plata (que aún se sigue usando). Son unas barritas que se aplican una o dos veces por semana durante varias semanas. Sin embargo, lo normal es que con una o dos aplicaciones esté el problema resuelto. Con el nitrato de plata siempre hay que llevar mucho cuidado, ya que puede hacer quemaduras o teñir la piel de alrededor.

Hay un estudio con 30 bebés sobre el uso de corticoides para solucionar el granuloma umbilical, pero otros autores afirman que no es lo recomendable debido a la posibilidad de efectos secundarios y que los estudios anteriores usan una muestra de tamaño muy pequeño. Sinceramente, creo que tenemos otras posibilidades de tratamiento mucho mejores. Para mí, desechado.

Ahora viene “lo natural”, una técnica para solucionar el granuloma que llevamos usando ya una serie de años. La aplicación de sal común en la zona. Sal, sí, sal de la de mesa. Es indolora, inocua y se puede hacer en casa si te la indican. Mano de santo, casi mágico. Aquí te dejo la explicación de cómo se hace por mis compañeros de El Gipi. También te dejo unas imágenes de proceso y resultado posterior.granuloma umbilical tratamiento con sal

¿Y si nos fallan los tratamientos disponibles?

No es lo normal, pero podría ser. En casos en lo que no mejora con nitrato de plata, se podría ligar el muñón con un hilito en la consulta. No duele nada. Es importante antes de ligar nada, descartar que eso sea una hernia u otro tipo de masa, como un pólipo umbilical. Si la cosa sigue sin resolverse ligando, ahí si que la sospecha de que eso sea un pólipo es mucho más alta.

¿Cuál es tu experiencia con el cordón de tu hijo? Espero tus comentarios. ¿Te parece interesante? Pues comparte, seguro que será de utilidad también para otras familias.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

PD: Mil gracias a la madre del ombliguillo que sale en las imágenes por prestármelas para ilustraos.

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.