¿Qué hacer si te encuentras una garrapata en tu hijo?

La primavera y el verano son las épocas en las que más picaduras de garrapata atendemos. Aunque con esto del calentamiento global, cada vez tenemos otoños e inviernos más suaves. ¿Qué debemos saber sobre la garrapata y su picadura?

Empecemos, ¿qué es una garrapata?

Técnicamente no es un insecto. Es un artrópodo de la familia de los arácnidos. Se alimenta de la sangre de los animales y humanos a los que pica, ya que tiene en su cabeza una «maravillosa» estructura que le permite engancharse a la piel. Podemos encontrar garrapatas como parásito de varios animales salvajes, pero las más frecuentes son las del ciervo (Ixodes ricinus) y del perro (Rhipicephalus sanguineus).

La garrapata del ciervo es muy pequeña, del tamaño de la cabeza de un alfiler. La garrapata del perro, sin embargo, es algo mayor de un centímetro.

¿Cuándo y dónde pican las garrapatas a los niños?

La mayoría de las picaduras ocurren en primavera o verano, sobre todo en junio y julio. Sin embargo, cada vez tenemos unos inviernos más cálidos y podemos encontrarlas en otras épocas del año.  

Con respecto al dónde, predominan en zonas rurales. Está relacionado con actividades o profesiones al aire libre, como cazadores o ganaderos. ¿En los niños? Relacionado con excursiones a zonas boscosas, arbustos y matorrales son las zonas donde suelen estar. En España la podemos encontrar en zonas del norte o en la cuenca mediterránea (en función del tipo de garrapata), aunque en otros países como EEUU también es relativamente frecuente.

picadura de garrapata qué hacer

¿Qué notarás si a tu hijo le ha picado una garrapata?

Puede ser que a tu hijo le haya picado una garrapata y no note absolutamente nada. En caso de mostrar síntomas, lo más habitual es picor o enrojecimiento e inflamación de la piel de alrededor de la picadura.

Si la garrapata se ha caído podemos ver una costra oscura, casi de color negro, en la zona de la picadura. Si la garrapata se ha quedado adherida a la piel, se irá hinchando según chupe más sangre. 

¿Qué enfermedades transmiten las garrapatas?

Lo primero a tener en cuenta es que picadura de este artrópodo no significa infección sí o sí. La mayoría de veces no ocurre nada. Pero es cierto que las garrapatas son portadoras de distintos microorganismos, por lo que su picadura nos puede transmitir infecciones.

Lo más frecuente que le puede pasar a un niño es que le pique y, del rascado, la herida se infecte o quede una cicatriz. ¿Siempre debemos poner antibiótico? No hay que tomarlo para prevenir posibles infecciones, sólo cuando las haya.

De entre las enfermedades que pueden transmitir están la fiebre recurrente transmitida por garrapatas, la fiebre botonosa y la enfermedad de Lyme como las más frecuentes en nuestro país. En otros países, como EEUU también hay otras infecciones, como la fiebre manchada de las Montañas Rocosas

¿Cosas que nos pueden hacer sospechar estas enfermedades? Fiebre alta, costra negra o erupciones en la piel.

¿Qué debes hacer tú si ves una en tu hijo?

Lo primero tranquilidad, no hay que salir corriendo a ningún sitio. Puedes extraerla con unas pinzas de depilar de las normales que siempre tenemos por casa. Hay que coger la garrapata lo más cercano posible a la piel y tirar de una sola vez lentamente, sin retorcer. Nada de aceite, vaselina, alcohol, pintura de uñas ni sustancias raras. ¿Y si no la desenganchas completamente? Tranquilidad nuevamente. La garrapata ya está muerta y no puede serguir chupando sangre. Se acabará soltando espontáneamente, sólo necesita tiempo. El único problema es que hay más posibilidad de que la zona se infecte si el niño se está rascado o que la cicatrización sea peor.

cómo quitar garrapata
Aquí una imagen que indica cómo quitar una garrapata correctamente (Fuente: CDC).

Después lava la zona con agua y jabón y algún desinfectante que tengas en el botiquín de casa. Un poco de frío vendrá bien.

Es bueno que guardes la garrapata durante un tiempo. Así, si tenéis que consultar posteriormente, podremos saber de qué tipo es.

¿Cuándo es necesario consultar por una garrapata?

Si ves que tu hijo se ha rascado, tiene la zona inflamada o infectada es buen momento para pedir cita con el pediatra tranquilamente.

En caso de que la garrapata sea transmisora de alguna de las infecciones de arriba no lo vamos a saber hasta que el niño empiece con síntomas, así que no merece la pena salir corriendo a urgencias. Hay que vigilar al niño hasta 30 días. Si que comienza con fiebre o alguno de los síntomas antes comentados, entonces es el momento de pedir cita en el centro de salud para una consulta. Igual tu hijo necesita tratamiento.

¿Podemos prevenir?

Sí, claro que podemos. Si vais a organizar alguna excursión por una zona boscosa o arbolada, lo mejor es ir con manga larga y pantalón largo remetido por dentro de los calcetines. Llevad ropa clara, así será más sencillo reconocer a la garrapata. Tras volver de la excursión, revisa el cuerpo de tu hijo en busca de posibles garrapatas.

¿Vale cualquier repelente de insectos? No. Recuerda que algunos repelentes de mosquitos valen para garrapatas, pero otros no. DEET, icaridina, citriodiol o IR3535 son de utilidad.

Ojo si tenéis perro en casa. Es importante cuidarlo bien, con productos de higiene y collares específicos antigarrapatas.

Y tú, ¿qué experiencia tienes con las garrapatas? Espero tus comentarios. Si te ha resultado útil, comparte. En otras zonas del mundo comienza la primavera enseguida.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

2 respuestas a «¿Qué hacer si te encuentras una garrapata en tu hijo?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.