A mi hijo le han salido ganglios, ¿me tengo que preocupar?

Un motivo de consulta bastante frecuente son los ganglios. Padres que vienen muy alarmados porque a sus hijos le ha salido un (o varios) bultito en el cuello. ¿Qué son? ¿Por qué se inflaman? ¿Hay que hacer algo? ¿Cuándo debemos preocuparnos? Vamos a intentar dar respuesta a todas estas preguntas en las siguientes líneas.

¿Qué es técnicamente un ganglio?

Los ganglios (o ganglios linfáticos) también se conocen como nódulos linfáticos. Son pequeñas estructuras que forman parte del sistema linfático. Los ganglios se agrupan en lo que se conoce como cadenas ganglionares. Y entre ellos se conectan por vasos linfáticos. Tenemos ganglios por muchas partes del cuerpo, pero donde más es en ingles, axilas y cuello. Aquí te dejo una imagen del conocido atlas de anatomía Netter, donde ves todas esas bolitas amarillas, los ganglios.ganglios linfáticos netter

Como su propio nombre indica, su misión es filtrar la linfa. Además tienen una función inmunológica o defensiva, allí se produce el contacto entre sustancia que vienen de los microorganismos con los linfocitos (células de defensa), así se desarrolla la respuesta ante una infección. Como en los ganglios se drena la linfa, esta sustancia circulará por el cuerpo y diseminará la respuesta inmune por todo el cuerpo.

¿Y las adenopatías?

Las adenopatías son ganglios inflamados. A veces menos inflamados y no dolorosos y otras veces mucho más inflamados, con la piel roja y dolorosos.

Puede ser que al hacerle una caricia el niño porque el cuello o al lavarlo, le notes una lentejilla cuando son pequeñitas. En otros casos puede haber una inflamación importante, con dolor de la zona y asociar fiebre.

Como ya hemos visto, hay ganglios en muchas partes del cuerpo. Pero hay sitios donde NO es normal que hayan adenopatías: la zona de encima de la clavícula, en la zona del codo y en el hueco de detrás de la rodilla. Ahí sí que hay que ponerse en alerta.ganglios signos de alarma

Pero, ¿por qué se inflaman estas pequeñas estructuras?

Los motivos son múltiples. Lo más frecuente es que sea una reacción a una infección de una zona próxima. Las adenopatías más frecuentes son las que aparecen en el cuello. ¿Por qué? Piensa, catarros, faringitis u otitis son infecciones tremendamente frecuentes en los niños, así que los ganglios que se inflamarán más frecuentemente serán los del cuello.

¿Otras infecciones que dan aumento de tamaño de los ganglios? Infecciones como la mononucleosis infecciosa. Otras infecciones menos frecuentes, como la infección por citomegalovirus y toxoplasma, dan un cuadro similar. Si seguimos avanzando a cosas menos frecuentes, la tuberculosis también puede manifestarse como adenopatías. Ahora, no pienses que si tu hijo tiene un ganglio pequeñito en el cuello va a ser por este motivo, no es lo habitual.

Lo que siempre genera mucha alarma a los padres son las enfermedades graves: leucemia y linfoma. Pasar puede pasar, obviamente. Pero quiero mandarte un doble mensaje de tranquilidad: Primero porque son enfermedades que se presentan así de manera muy poco habitual, segundo porque las características de estas adenopatías son diferentes. Son ganglios duros, si los intentas desplazar no se mueven fácilmente (están adheridos), suelen aparecer en zonas poco habituales y además puedes notarle al niño otros síntomas o que aparezcan cosas en la exploración que tu pediatra sabrá detectar.

Vale, ¿y ahora qué hacemos si a tu hijo se le han inflamado los ganglios?

Si es un ganglio (o ganglios) chiquitín, alrededor del cuello, que al tocarlo se mueve fácil, no le duele, la piel de alrededor no está roja ni caliente, tranquilidad ante todo. En esos casos es raro que sea nada de importancia. Piensa, seguro que está algo acatarrado o ha pasado por cualquier proceso infeccioso. Como digo siempre, si tienes dudas, consulta con vuestro pediatra, es quien mejor conoce a tu hij@.

¿Le damos alguna medicina?

Pues si es algo más grandecito o le duele un poco, si no veo ningún signo para alarmarme, suelo recomendar a los papás que den un antiinflamatorio durante unos días, el ibuprofeno, sino nada. Lo normal es que haya sido un cuadro viral y en unas semanas nos hayamos olvidado del tema.

Ahora vamos a la otra posibilidad: Te presento a mi hijo esta Navidad. ¿Paperas? No. Un ganglio bastante grande (> 2 cm), doloroso y con fiebre, ya la cosa no apunta a vírica, sino más bien bacteriana. ganglios adenopatía

Al pobre le tuvimos que dar antibiótico durante unos días, además de su antiinflamatorio. A estos niños los controlamos en unas 2-3 semanas a ver cómo van. Si se ha resuelto todos tan contentos. En contadas ocasiones sospechamos un absceso de la zona y lo tiene que valorar el cirujano, por si necesita vaciar el pus.

¿Y si no se soluciona? ¿Qué pruebas tenemos que hacer?

Si con el tratamiento los ganglios siguen sin disminuir tendremos que indagar un poco más. Solicitaremos una analítica (no por quedarnos tranquilos, sino porque estará indicada) y una ecografía si podemos, ya que no supone radiación. En función de los resultados y la evolución del niño, decidiremos, en función de qué estemos sospechando, si necesitamos pedir otras pruebas como radiografía, cultivos o Mantoux. A veces incluso hay que pinchar el ganglio para anatomía patológica, pero son los menos casos.ganglios hacer analítica

¿Qué es lo que más suele preocuparnos a los padres? ¿Que sea algo malo? Te repito: Es poco frecuente, los ganglios no serán chiquititos y blanditos, sino duros y adheridos. CONFÍA EN TU PEDIATRA. En la exploración o en la historia que le contéis, si hay algo raro lo detectará.

¿Interesante? Seguro que tu hijo ha tenido un ganglio alguna vez en la vida. Es tremendamente frecuente. Si te parece interesante y que puede ser de utilidad para alguien, compártelo.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

11 opiniones en “A mi hijo le han salido ganglios, ¿me tengo que preocupar?”

  1. Hola! A mi hija de 1 año se le inflamaron (y siguen tras 1 mes) los ganglios de la ingle derecha tras un bexsero pinchado en esa misma pierna. Puede tener algo q ver?

  2. Mi hijo de tres años tiene un ganglio en el cuello desde el verano pasado, fue a raíz de un infección, tras tratamiento antibiótico se le quedó grande un tiempo y después se le redujo. Ahora lo tiene como un garbacito blandito movible sin dolor , y se le suele notar al palpar y al giro del cuello ( es un niño muy delgado). Le ha hecho dos analíticas su pediatra, con varios meses de diferencia y todos los valores son normales. Al observar nos parece que suele estar algo más grande cuando se acatarra y después vuelve a ser como un garbanzo. Sin embargo veo o toco el ganglio y me preocupo.

    1. Hola Ángeles.
      No te preocupes, ya has visto repetidamente que es todo normal. Cuando se acatarre, efectivamente, puede crecer un poquito.
      Yo misma tengo algún ganglio como el que describes y no pasa nada.
      Un saludo.

  3. Hola tengo un niño de un año diez meses y desde los 10 meses le salieron ganglios, ya no se le quitaron son como 3 y se le mueven, cuando se enferma es cuando le crecen, pero de un lado le veo más abultado es normal?

  4. Mi hija de 2 años tiene ganglio en área cerca de clavícula izquierda se le hizo ct y salió todo normal ganglio reactivo y además laboratorios. Pero aún así lo tocó y me preocupa porque en todos lados dice que son malignos. Ella es muy sana y está de buen estado de salud.

  5. Hola mi hijo tambien tiene unos ganglios en el cuello el empeso en febrero con una infeccion fuerte en la garganta nunca se quejo pero al bañarlo le note una bolita en el cuello eso me preocupo, le dieron medicamento y no se le quito el es sano corre demasiado no se detiene, ya lo e llevado con 5 doctores me dicen q no le tome importancia q aveces se quedan asi, pero soy muy preocupona y no me quedo agusto saludos aa yo tbn tengo uno y llevo años con el lo tengo en la barbilla y no me duele ni nada saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.