Dolor de rodilla: ¿qué es la enfermedad de Osgood-Schlatter?

Hace unos días vino un chica, adolescente ya ella, con dolor en una rodilla. «¿Te has golpeado?» «No». Después de explorarla le pregunté: «¿Haces deporte?» «Sí, compito en atletismo» me contestó. ¿Qué le vi para pensar que podía ser una enfermedad de Osgood-Schlatter? ¿Cómo se trata? Vamos a descubrirlo en esta entrada.

¿Qué es la enfermedad de Osgood-Schlatter?

Aunque su nombre sea el de enfermedad de Osgood-Schlatter no es una enfermedad en sí. Es una lesión por sobreutilización de la articulación de la rodilla en adolescentes deportistas. Debido a los movimientos repetitivos de tracción del tendón rotuliano (un gran tendón que hay en la parte delantera de la rodilla), la zona del hueso donde se inserta este tendón (la tuberosidad tibial anterior), que aún está en crecimiento, se inflama.

enfermedad de Osgood-Schlatter tratamiento
Mira una imagen aproximada de dónde se encuentra la tuberosidad tibial anterior, justo por debajo de la rodilla.

¿A quién puede afectar una enfermedad de Osgood-Schlatter?

Ya hemos dicho que los adolescentes, que están en época de crecimiento, son los que la sufren. Antes era más frecuente en los chicos pero, como cada vez hay más chicas que practican deporte, esto está cambiando.

¿Qué deportes son los más relacionados con este problema? Habitualmente aquellos que impliquen correr, saltar o hacer giros de manera repetida. Ya te puedes imaginar que desde el atletismo que practica mi paciente hasta baloncesto, fútbol, tenis, o gimnasia, entre otros.

¿Qué notaremos en una persona que sufra una enfermedad de Osgood-Schlatter?

En la mayoría de las ocasiones dolor, dolor intermitente. Suele ser un dolor más intenso con la actividad física. En el momento en el que se descansa suele mejorar. A veces, puede haber dolor al tocar la zona de inserción del tendón rotuliano (en la parte superior y central de la tibia). El dolor puede afectar a una o las dos rodillas. Cuando duelen ambas rodillas puede ser de manera simultánea o alternativamente.

enfermedad de Osgood-Schlatter en adolescentes

Menos frecuente, pero puede aparecer inflamación de esa zona, como un bulto en la misma, o cojera después de realizar actividad física intensa. No debería haber limitación del movimiento de la rodilla, ya que has visto que la zona que se inflama se encuentra por debajo de la articulación.

Es importante diferenciar este tipo de dolor del de los dolores de crecimiento. Si tu hijo tiene dolor sin haber hecho deporte, le despierta por la noche o tiene dolor en otras localizaciones de la pierna, olvida este problema y consulta con vuestro pediatra. Cuidado con la cojera, es bueno consultar si dura unos días para descartar otros procesos.

¿Cuándo es necesario consultar?

Cuando tengas dudas. La misión de este blog no es que tú seas capaz de diagnosticar. Pero sí ayudarte a pensar que ese dolor que tu hijo tiene debajo de la rodilla después de haber jugado un partido muy intenso de fútbol puede ser esto. Así igual estás más tranquilo y no tienes que acercarte a urgencias corriendo. Podrás acudir tranquilamente a tu centro de salud.

¿Es necesario hacer alguna radiografía para comprobar que es eso?

No. Cuando los pediatras tenemos muy claro que el diagnóstico es de una enfermedad de Osgood-Schlatter no es necesario ninguna prueba más. Ya sabes que radiografías lo menos posible. Sólo la pedimos cuando tenemos dudas en el diagnóstico.

¿Cómo lo podemos tratar?

El proceso, de manera completa, se suele resolver cuando finaliza el crecimiento. Puede durar varios meses o, incluso, un par de años, com episodios de dolor de forma recurrente. ¿Qué hacemos mientras tanto? Tratar ese dolor con analgésicos-antiinflamatorios habituales (y frío local cuando haya dolor. También es bueno hacer reposo relativo. ¿Qué quiere decir reposo relativo? El chico o chica puede andar y hacer una vida relativamente normal, evitando realizar actividad física. Si el dolor es leve, debemos intentar que eviten aquella actividad que le ocasiona dolor. Si el dolor es más intenso, deberemos intentar que esté unos días sin practicar deporte y, a veces, cualquier actividad.

Lo normal es que este proceso no pase de ahí. Si el dolor se hace continuo y no responde a estos tratamientos anteriores deberéis volver al pediatra. En muy raras ocasiones es necesario valoración por parte de un traumatólogo para otros tratamietos más agresivos.

¿Podemos prevenir los episodios de dolor en chicos con enfermedad de Osgood-Schlatter?

Pues podemos intentar que los episodios de dolor de rodilla en tu hijo sean menos frecuentes intentando sobrecargar lo menos posible la rodilla. ¿Cómo? Estirando bien músculos tan importantes como cuádriceps o isquiotibiales antes de su actividad física. Potenciar los cuádriceps será de gran ayuda. Todo aquello que ayude a no sobrecargar la rodilla nos puede ser de utilidad, como plantillas abdorbentes de impactos o rodilleras con cincha infrapatelar. No quiere decir que sea como la imagen de abajo, consulta en tu farmacia u ortopedia cuál es la más adecuada.

rodillera enfermedad de Osgood-Schlatter

¿Puede quedar alguna secuela?

Lo habitual es que ya, ya que las consecuencias a largo plazo suelen ser muy, muy poco importantes. En raras ocasiones puede quedar un bultito no doloro bajo la rodilla. Sí que es verdad que, algunos adultos que sufrieron la enfermedad de Osgood-Schlatter en la infancia, notan cierta molestia al arrodillarse, pero nada importante.

¿Ha sufrido tu hijo una enfermedad de Osgood-Schlatter? Espero tus comentarios. ¿Te parece interesante? No olvides compartir, puede ser de utilidad para otras familias.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.