“Doctora, mi hijo tiene los mocos verdes”

La consulta va por rachas, pero el lunes suele ser el peor día, después de todo el fin de semana sin pediatra. Ahora que no ha llegado todavía el buen tiempo, las consultas sobre mocos son frecuentes. No son uno, ni dos, ni tres. Son bastantes los padres que consultan porque su niño tiene los mocos verdes. ¿Crees que tiene alguna importancia el color de los mocos? ¿Habrá alguna explicación científica a todo ello?

Primero y fundamental: ¿Sabes qué son los mocos?

virus mocos verdesLa nariz es el primer filtro que tenemos para evitar que lleguen a los pulmones cosas que no deben. El moco es una sustancia, hecha casi toda por agua, que “atrapa” partículas o gérmenes varios. Además tiene otras funciones: Al ser líquido, sirve para mantener la nariz limpia e hidratada. También contribuye a la regulación de la temperatura.

Según todo lo anterior, los mocos no son malos, ¿no? ¡Incluso podríamos considerarlos hasta amigos! El problema es cuando hay muchos y pueden resultar incómodos.

caracoles mocos verdesLos niños en los primeros años de vida tienen mocos a reventar, por eso se llaman clásicamente mocosos. Son como caracoles. Hay que asumirlo con dignidad e intentar llevarlo lo mejor posible.

El moco suele ser transparente pero, ¿y si nos cambia de color?

Pues tienes que tener muy claro que, a lo largo de un catarro, los mocos van a cambiar sí o sí de color. Pasarán por distintas fases, pero es normal.

Piensa en el catarro como una guerra. Llegan los virus y el cuerpo genera moco para intentar “pararlos”, de color claro o blanquecino. Si la cosa continúa, el organismo intenta defenderse con las células que tiene para ello, los neutrófilos. Ahí es cuando los mocos comienzan a cambiar de color hacia amarillento y luego ya pasan a mocos verdes. ¿Por qué? Por los neutrófilos tienen una enzima llamada peroxidasa. Esta peroxidasa genera un peróxido (como su nombre indica) que tiene poder bactericida. Este peróxido ayuda a matar a los gérmenes que provocan el catarro, pero “deja rastro”, ese color verdoso. Entonces pregunto: ¿Los mocos verdes son malos? ¡Pues parece que no más que los amarillos! Es la evolución normal. No quiere decir más que nuestras defensas están trabajando.mocos verdes evolución

Es cierto que a veces puede haber alguna sobreinfección bacteriana. ¿Qué quiere decir esto? Pues que, una vez que están los virus campando a sus anchas por las vías respiratorias de los niños, alguna bacteria aprovecha para meterse también en la “fiesta”. ¿Necesita el niño antibiótico? Nooooooooooo. Son algunas bacterias “locas” que aprovechan la circunstancia. Pero esto no quiere decir que sean las causantes principales del cuadro.

Entonces es cuando el padre pregunta: “Si tiene los mocos verdes, será porque tiene infección, ¿no?”

Sí, si infección tiene. Pero igual que si tuviese los mocos blancos. El color no es indicativo de nada alarmante. Son fases distintas del mismo proceso. Infección vírica, eso también es infección. No sólo las bacterias causan infección.

Entonces, ¿cuándo será necesario que le demos antibiótico al niño para el catarro?

Pues espero que ya hayas entendido que para el catarro en sí NUNCA. Los mocos verdes no son indicativos de antibiótico. Otra cosa es que sobre el catarro aparezca alguna bacteria que aproveche las circunstancias y produzca una infección mayor. Ahí sí. ¿Quieres repasar cuándo usar los antibióticos? Pues aquí lo tienes en un post anterior.

¿Y si no le damos antibiótico? ¿¡Qué hacemos!? ¡¡No quiero que se le bajen al pecho!!

mocos verdes antibióticoPues te vuelvo a remitir a post anteriores. Los catarros tienen pocos tratamientos útiles (aunque la farmacia esté repleta de anticatarrales). Lo mejor, lavados nasales si está con mucha congestión y poco más (bueno, un jarabe para la tos en caso de que tosa mucho, mucho, muchísimo y no pueda descansar por la noche).

¿Qué quiere decir que “se le bajen los mocos al pecho”? ¿Que el niño sufra una bronquiolitis, bronquitis o “pitos” varios? No sé quién inventó esa expresión. Es fea feísima. Yo intento explicarle a los padres que depende más de la predisposición del niño que de la cantidad de mocos o el tiempo que los tengan. Hay niños especialmente mocosos todo el invierno que no pasan del catarro. Mientras que otros con el primer moco (o incluso sin ellos) tienen una vía respiratoria que reacciona más y en seguida se ponen con sibilantes y dificultad para respirar.

Uno de los grandes problemas que tenemos en medicina es la cantidad de cosas que puedes encontrar en el Doctor Google.

mocos verdes doctor googleMira haciendo una búsqueda rápida lo que he encontrado. ¿Te parece creíble? Pues la mayoría de cosas no son ciertas. Tienes que aprender a leer de manera crítica. No te creas todo lo que lees. Busca fuentes fiables. Confía en vuestro pediatra, seguro que quiere lo mejor para tu hijo.

¿Qué te ha parecido? ¿Alguna duda? ¿Algún comentario? ¡Comparte si te ha parecido interesante!

mocos verdes catarroHasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *