Cuídale los dientes. ¿Qué es una caries? ¿Qué pasta dental utilizar?

Estamos en fechas malas, turrones y dulces navideños se suman a los muchos azúcares que los niños toman a diario. Sus bocas son una auténtica pena. Vemos cada vez más caries en niños más pequeñitos. ¿Por qué? ¿Crees que cuidas bien los dientes de tu hijo? ¿Sabes si la pasta dental que estáis usando es la más adecuada?Vamos a informarnos un poquito sobre el tema.

¿Qué es la caries dental?

Pues actualmente es un problema tremendo. Un problema de salud pública, que podríamos controlar si nos lo proponemos. Es la enfermedad crónica infantil más frecuente, sobre todo en nuestros niños pequeños, los preescolares. Es una enfermedad azúcar-dependiente. Todos hemos visto una caries. Es la destrucción de una zona del diente. Está causada por los ácidos que producen las bacterias de la placa que se deposita en las superficies de los dientes. Básicamente vemos un agujerillo.

Un niño con caries en los dientes de leche, probablemente tenga más caries cuando sea mayor y necesite muchos empastes.

¿La caries es grave o no?

Pues depende de lo que consideremos grave. Duele, duele mucho. La caries tiene una serie de costes: El niño tendrá infecciones de la zona, tendrá que ir al odontólogo y, seguro que en alguna ocasión a su pediatra o a urgencias por dolor o por esa infección. Muchos niños comen mal porque les duele. Dejan de ir al colegio, sus padres no pueden ir a trabajar o llegan tarde por acompañarlos a consulta… Parece que, al menos, ¡no es poco!

¿Qué hace que un niño tenga más facilidad para desarrollar caries que otro?

Hay diferentes factores implicados, no es uno solo. Anota los más importantes:

  1. Poca higiene dental.
  2. Consumo frecuente de azúcares.
  3. Colonización temprana de bacterias en la boca.
  4. Placa bacteriana visible.
  5. Caries anteriores.
  6. Padres con poco nivel socioeconómico o con pocos conocimientos sobre salud bucal.
  7. Uso de biberón o lactancia materna a demanda y/o nocturna sin una higiene adecuada.
  8. Poco flujo de saliva.

¿Qué hacemos para prevenirla?

Lo primero que hay que hacer es conseguir que los niños tengan una boca sana. ¿Quién nos puede supervisar si lo estamos haciendo bien con nuestros hijos? Pues el odontopediatra, el odontólogo de los niños. Lo ideal sería que comenzásemos con las revisiones del niño antes de su primer cumpleaños. ¿¡Tan pronto!? Pues sí, hay que cambiar el chip. No hay que llevar a los niños al dentista cuando ya tienen caries, sino para prevenir. Él será quien mejor pueda asesoraos. Es cierto que los programas de salud bucodental de las diferentes comunidades autónomas comienzan con las revisiones mucho más tarde, pero no podemos esperarnos tanto. Es mejor prevenir que luego tener que curar. ¡Cuanto antes mejor!

¿Cómo limpiamos la boca?

Pues depende de la edad, pero está claro que cuanto más temprano comencemos, menos probabilidades habrá de que el niño desarrolle caries. Otro dato importante, el cuidado de la boca de nuestros hijos es NUESTRA RESPONSABILIDAD como padres. Al menos hasta que el niño tenga habilidad suficiente para hacerlo solo, que suele ser sobre los 7–10 años. A partir de ahí nuestra misión como padres será la de supervisar el cepillado nocturno.

El bebé sin dientes, ¿qué hacemos con él?

Hay que limpiar-masajear las encías desde el nacimiento. Una vez al día, si quieres puedes aprovechar el momento del baño. Utiliza una gasa húmeda (de las de curar), un trocito de tela húmeda o un dedal de silicona (se venden en farmacias).

Cuando ya le salen dientes al niño, ¿qué hacemos?

  1. Sale el primer diente de leche (sobre los 6 meses). Limpiaremos los dientes un par de veces al día (mañana y noche, la noche es superimportante). Seguiremos con la gasa, el dedal de silicona o un cepillo de dientes de bebés con pasta dental de 1000 ppm (partes por millón) de flúor,del tamaño de medio granito de arroz, una cantidad mínima.
  2. Niños entre 1 y 3 años: Usaremos un cepillo de dientes acorde al tamaño de la boca. Seguimos con pasta dental con 1000 ppm de flúor. ¿Cantidad de pasta? Como un grano de arroz. Cuando ya salgan las muelas deberíamos pasar el hilo dental por las zonas de contacto entre las muelas antes de ir a dormir, aunque los arcos dentales son más sencillos de usar para ellos.
  3. De 3 a 6 años: Pasta dental con entre 1000 y 1450 ppm de flúor, tamaño como un guisante. Será el odontopediatra quien os indique si con 1000 ppm es suficiente o si tu hijo tiene mucho riesgo de caries y, quizás, necesite 1450 ppm de flúor.
  4. A partir de 6 años: Lo estándar es usar pasta dental de 1450 ppm de flúor, tamaño guisante. Si el odontopediatra te dice que tu niño tiene mucho riesgo de caries, tú obediente compras la pasta que te diga, hasta 5000 ppm es posible.

¿Alguna vez te habías parado a leer la etiqueta de la pasta dental infantil?

Como suelen estar clasificadas por edad, no solemos mirar su composición, parece que confiamos en eso. Mira esta pasta, lleva 250 ppm y está etiquetada para niños de 2 a 6 años. Eso es insignificante y no vale para nada con respecto a prevenir la caries.

Después del cepillado hay que escupir los restos de pasta, pero no enjuagarse con agua. Si el niño quiere enjuagarse, que se espere 10 minutos y lo haga con un colutorio con flúor. Parece que nos da mucho miedo el flúor, siempre nos han “vendido” que había riesgo de fluorosis. Pues bueno, el riesgo de este problema es sólo si el niño se come o chupa la pasta de dientes directamente del tubo.

Quizás te sorprenda todo esto que te cuento, pero no me lo invento yo. Son las últimas recomendaciones del protocolo que ha hecho la Sociedad Española de Odontopediatría para la prevención de la caries infantil, que son los que saben.

¿Otras cosas que podemos hacer para prevenir la aparición de caries?

De la alimentación ni hablo, es algo obvio. Fuera azúcares refinados (zumos industriales, bebidas azucaradas, yogures líquidos, chuches, bollería industrial, galletas… ¿me falta algo?). Nunca, nunca jamás, mojaremos el chupete en nada azucarado.

Fuera biberones con bebidas azucaradas, ¿conoces la llamada “caries del biberón”? Pues es un tipo de caries muy precoz que ocurre precisamente por eso, por tomar bebidas azucaradas, tipo zumos industriales, con biberón. También es más frecuente en esos niños que se quedan durmiendo tan a gustito con su biberón en la boca. Debemos evitar que el niño tome en biberón cualquier bebida que no sea agua.

¿El niño sigue haciendo tomas nocturnas de lactancia materna? Lo ideal sería limpiar los dientes después de cada toma, aunque sea pasarle una gasita por las encías.

Dentro de los factores de riesgo hemos comentado el tema de la colonización bacteriana precoz, ¿cómo la evitamos?

  1. No compartiremos nuestros utensilios con el bebé (cepillos o cucharas), sobre todo en los primeros 2 años de vida.
  2. Nunca limpiaremos el chupete del bebé con saliva cuando se ensucie (gesto muy de madre ;).
  3. No soplaremos la comida directamente sobre la cuchara del bebé.
  4. Nada de besos en la boca, ni los hermanitos tampoco.
  5. Las mascotas no deben lamer la cara o la boca del bebé.

Parecen cosas tontas, pero en niños con riesgo muy muy alto de caries hay que ser extremadamente cuidadosos.

Espero que esta información te resulte de utilidad. Si ha sido así, compártela.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

2 opiniones en “Cuídale los dientes. ¿Qué es una caries? ¿Qué pasta dental utilizar?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *