Botiquín en casa: 13 cosas que no deben faltar nunca

Estas vacaciones hemos estado unos días fuera. Como bien marcan las leyes de Murphy, uno de mis hijos se puso malo en pleno viaje. Salimos victoriosos del incidente porque siempre voy con un súper botiquín a cuestas. ¿Quieres saber cuáles son los imprescindibles que no pueden faltar?

Pues vamos a ello.

¿Es necesario tener un botiquín en casa o llevárselo de viaje?

Obviamente sí. Yo siempre he tenido uno, incluso antes de tener hijos. Ahora en casa tengo botiquín de niños y de adultos. Si nos vamos de viaje, mínimo para los peques, me voy bien cargada. Quizás no deba decirte qué lleva mi botiquín, ya que es «avanzado». Aunque sí te voy a recomendar qué nunca debe faltar en el tuyo, tanto para casa como para cualquier viaje.

1. Antitérmicos

botiquín antitérmicos

¿Ibuprofeno? ¿Paracetamol? Pues me da igual. El que mejor le vaya a tu hijo. Te recuerdo la principal diferencia: Ibuoprofeno es antiinflamatorio y paracetamol no. Ambos valen para calmar el dolor y bajar la fiebre. Te los recuerdo en este post sobre la fiebrefobia.

2. Termómetro

termómetro botiquín

Seguimos con el tema de la fiebre. ¿Cuál es mejor? Te lo recuerdo en este post.

3. Suero de rehidratación

Nunca sabemos cuándo puede comenzar nuestro hijo con gastroenteritis. Es de lo peor que te puede pasar en un viaje, ya que es bastante limitante. Pero tenemos que estar preparados para cualquier intendencia, tanto en casa como fuera. Te recuerdo que en caso de gastroenteritis el tratamiento es mantener al niño bien hidratado y que vaya comiendo según le apetezca.

4. Suero fisiológico

botiquín suero fisiológico

Te vale para lavados nasales, para limpiar una herida, para lavar los ojos si tu hijo está comenzando con una conjuntivitis. Un fijo en nuestro botiquín. Polivalente donde los haya.

5. Jeringuillas de distintos tamaños

botiquín jeringuillas

Puedes necesitarlas para hacer lavados nasales si tu hijo está muy acatarrado, para dar medicación…

6. Antiséptico

antiséptico botiquín

En caso de una herida seguro que no tendrás que acercarte a ningún sitio que se la curen. Con estos pequeños consejos puedes ser autosuficiente en la mayoría de heridas (sino es nada muy grave, claro). Bueno, a lo que vamos, algo necesitarás para evitar que se infecte la herida. ¿Povidona yodada o clorhexidina? A mí personalmente me gusta más la clorhexidina. ¿Por qué? El color amarillo de la povidona hace que podamos tardar algo más en ver si se ponen rojos los bordes de la herida. La clorhexidina es transparente y no camufla nada. La verdad, lo mejor, siempre lavar primero con agua y jabón.

7. Gasas estériles

gasa estéril botiquín

Si seguimos con el tema heridas, algo necesitaremos para curarlas. Importante, siempre gasas, nada de algodón. Los hilillos del algodón se pueden pegar en la herida. Así que no es muy recomendable.

8, 9, 10 y 11. Tiritas, apósitos, esparadrapo y tijeras

tiritas botiquín

Otra serie de cosas que necesitarás si tu hijo se hace alguna herida.

12. Guantes

guantes botiquín

Quizás es lo último que te falta para solucionar las heridas. Sí, antes de curar una herida estoy convencida que te vas a lavar las manos. Pero es mucho mejor si usamos guantes para manipular la herida.

13. Pinzas

pinzas botiquín

¿Pinzas? Sí, pinzas. Pueden valer unas pinzas de depilar normales y corrientes. Pueden ser necesarias si tu hijo se clava una astilla en el pie en verano. O quizás si se hace alguna herida que tenga un cuerpo extraño y haya que ayudarle a salir de ahí.

Aquí un resumen visual de cómo quedará nuestro botiquín:

botiquín de primeros auxilios viajar con niños

Cosas que no necesitamos en nuestro botiquín:

  1. Stick de arnica: El tan conocido stick de Arnica, según vimos hace meses, no ha demostrado científicamente que mejore la evolución de los hematomas tras los golpes. ¿Lo mejor? Una buena bolsa de guisantes en el congelador.
  2. Crema de antihistamínicos: Los antihistamínicos tópicos (en crema) son poco eficaces y puede producir reacciones en la piel y sensibilización cruzada con otros antihistamínicos. Su uso en en zonas amplias de la piel se ha relacionado con efectos secundarios a otros niveles. Así que su uso no debe ser recomendado. Si tu hijo tiene una picadura, puedes usar otras cosas.
  3. Medicamentos caducados, abiertos o en mal estado: Parece una cosa muy obvia, pero es importante revisarlo cada cierto tiempo para ver que lo tenemos todo en orden.

Bueno, espero que con este pack de emergencias puedas resolver muchos «pequeños problemillas» que surgen en casa, ahorrándote visitas innecesarias al centro de salud.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno

Sígueme en:

Posts relacionados

2 respuesta a “Botiquín en casa: 13 cosas que no deben faltar nunca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.