¿Sabes preparar un biberón correctamente?

¿Alguien duda que la lactancia materna es la alimentación ideal para el bebé en los primeros meses de vida? Supongo que nadie. Pero no siempre es posible. Hay mamás que tienen problemas y otras que simplemente deciden alimentar a su bebé con leche de fórmula. Yo no estoy aquí para juzgar a nadie, sino para ayudar a quien lo necesite. ¿Sabes cómo preparar un biberón?

La primera pregunta que te podrías hacer es: ¿qué leche le doy a mi hijo?

Si tu hijo no tiene ningún problema, lo ideal es que comiences con una leche de inicio o número 1. En la farmacia hay muchas leches diferentes, anticólico, antiestreñimiento, antirreflujo, hidrolizados… Antes de de volverte loco y comenzar con cambios de leche, si notas cualquier problema en tu bebé, consulta.

Cuando tu bebé cumpla 6 meses, verás en la farmacia que hay leches de continuación o 2. ¿Es necesario cambiar de una a otra? No, estrictamente no. La leche de inicio es más completa y cumple los máximos estándares de calidad. Mi compañero Pepe Serrano te resume todo esto maravillosamente con esta infografía.

Otra pregunta os la soléis plantear según el bebé va creciendo es: ¿a partir del año le doy leche de crecimiento? Ya sabes que ya he escrito sobre el tema. ¿La respuesta? Las leches de crecimiento NO son necesarias ni recomendables. A partir del año, los bebés pueden tomar leche de vaca como el resto de la familia. ¿Y si le damos una leche procedente de otro animal? No le aportan nada diferente a la leche de vaca. Si en casa tomáis leche de oveja porque os gusta, no hay problema que el bebé también la tome, pero no se la des porque pienses que es mejor.

cómo preparar un biberón

Nadie nace sabiendo. La pregunta clave: ¿cómo preparar un biberón correctamente?

Primer paso en la cocina: la higiene. Manos limpias con agua y jabón nunca deben faltar.

La proporción de 30 ml de agua por cada cacito raso de leche en polvo siempre se debe cumplir. Nunca debes concentrar ni diluir la leche por tu cuenta, ya que puede causar problemas digestivos.

¿Qué pasa si tu bebé se toma sólo 80 ml de biberón? Pues que siempre debes preparar múltiplos de 30 ml, así que tendrás que preparar 90 ml de agua y 3 cacitos rasos y que el bebé tome lo que quiera. Lo que sobre se desecha. Nunca debemos guardar la leche sobrante de una toma para la siguiente. 

Siempre pondremos primero el agua, luego el polvo y agitamos. Voilà, listo para consumir.

¿Cómo calentamos el agua para preparar bien un biberón?

¿En cazo, microondas o calientabiberones? Pues realmente da igual, no es mejor una forma que otra. Lo que sí que tienes que tener en cuenta, porque es muy importante, es la temperatura de la leche antes de dársela al niño. A veces el microondas no calienta por igual, revisa siempre la temperatura. La leche debe estar tibia, que no haya riesgo de quemaduras.

preparar un biberón en microondas

¿Necesitarás un calientabiberones si tu hijo se va a alimentar con leche de fórmula? ¡Claro que no! ¿Recuerdas la entrada de cosas inútiles para bebés que nos podemos ahorrar? Pues ésta es una de ellas. Ocupa mucho espacio, lo vas a usar unos pocos meses y puedes calentar el agua de cualquier otra manera. 

¿Qué tipo de agua utilizamos? ¿Hay alguna mejor que otra?

El mejor agua será aquella que utilicéis para todos en casa. Si en casa consumís agua embotellada, será una buena opción para vuestro bebé. Si, en cambio, consumís agua de un sistema de osmosis también será una maravillosa opción. Lo único que te puedo recomendar es que, en caso de que utilicéis habitualmente agua embotellada, es recomendable que sea de mineralización débil.

Otra duda que te puede surgir: ¿es necesario hervir el agua? 

¿Por qué puede ser necesario hervir el agua? La leche de fórmula, durante el proceso de fabricación, se puede contaminar por bacterias. De ahí el que las distintas marcas de leche de fórmula recomienden usar agua hervida. Así, evitaremos el crecimiento bacteriano en caso de que haya habido contaminación. ¿Es imprescindible? No. La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene un documento sobre cómo preparar un biberón. Éste no indica que sea imprescindible. Así que el tema de hervir el agua no depende del tipo de agua que uses. Si decides hervir el agua, lo tendrás que hacer tanto si usas agua del grifo como agua embotellada.

Volviendo al tema de la higiene, ¿debemos esterilizar el biberón y la tetina tras preparar un biberón?

La ciencia no dice nada sobre el tema. No hay recomendaciones oficiales con respecto a la esterilización. Otro trasto inútil. Si aún no has desembalado el esterilizador que te regalaron, igual lo puedes cambiar por otra cosa más útil.

¿Cómo limpiamos entonces biberón y tetina tras cada toma? Un buen lavado con agua y jabón será suficiente. Quizás sí que te diría que, si tu hijo va a tomar biberón, es una buena compra. Así llegarás a todos los rincones para evitar que queden restos pegados de leche. vigilando que no queden restos de leche pegados. Luego lo dejamos secar al aire y lo tendremos preparado para la siguiente toma.

cómo limpiar y preparar un biberón

¿Y si te has incorporado a trabajar, tienes leche materna extraída y se la tiene que dar otra persona?

El Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría publicó ya hace años un protocolo de manejo de leche materna en escuelas infantiles. Te puede ser de utilidad si tienes que preparar un biberón de leche materna extraída. También se lo puedes dar con vasito, cucharilla o tacita.

¿Cómo preparas tú los biberones de tu bebé? Espero tus comentarios. ¿Algo que no supieras? Igual es interesante para otras familias. ¿Compartes?

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.