Motivos por los que no deberías dejar a tu hijo comer con tablet

Vaya por delante que la misión de este post NO es juzgar a nadie. Si te sientes identificado, por favor, no te sientas juzgado. Quizás sí quiero hacerte reflexionar sobre algo que puede que hagas de manera automática cuando sales a comer fuera de casa. Igual ni te hayas planteado si está bien o no. ¿Dice la ciencia algo sobre comer con tablet, algo bastante frecuente entre los niños? Vamos a verlo.

¿Qué significa sentarse a la mesa para un niño?

La mesa (parezco el anuncio de Ikea 😂) no es sólo sentarnos a comer. Cuando un niño come en casa o en un restaurante con su familia, comer todos juntos también es un momento de relacionarse. Es momento de aprender a comportarse en la mesa, de hablar, de compartir experiencias.

¿Cómo empieza la idea de escribir este post?

Situación nº1: Este verano, una noche salimos a cenar. De repente, sin darme cuenta, estaba mirando a la familia de la mesa de al lado. Un matrimonio con un niño de unos 8-9 años, él y ella en una distendida “conversación de mayores”. El niño, nada más sentarse, pide el móvil a su padre. Ahí se pasa toda la cena callado, abducido, comiendo. Creo que sus padres no le dirigieron la palabra en toda la noche.

Situación nº2: Después, estando de viaje en Teruel, otro matrimonio con dos niños de la edad de los míos, saliendo todos a tomar unas tapas. Según se sentaron los padres, sin tan siquiera pedirlo los niños, les encienden la tablet con dibujos y se lo ponen de una forma “muy profesional” para ni siquiera tener que sujetárselo (metido en un servilletero transparente a la altura perfecta de los ojos de los pequeños). Así los niños pueden comer con tablet y todos tan contentos, ¿no? Pues mira tú, a ratos los niños querían que sus padres les hicieran  caso.

comer con tablet restaurante

Mira esta noticia de hace unos meses: Aproximadamente 7 de cada 10 niños españoles comen viendo la tele o manipulan un dispositivo electrónico mientras comen. ¿Comer con tablet o similar en un 70% de los niños? ¿Qué te parece la noticia? A mí terrible.

Al tema de comer con tablet, móvil o tele le veo dos problemas, principalmente. Así que ahí van los motivos por los que los niños No deben comer con tablet

Motivo nº1: La relación familiar alrededor de la mesa.

Mis hijos adoran ir a comer a restaurantes (entiendo que como otros muchos niños). Ellos se sientan en la misma mesa, comen lo que nosotros (el post sobre los menús infantiles para otro momento, por favor) y participan de las mismas conversaciones. Para ellos es importante y creo firmemente que sano. ¿Si nadie les enseña a relacionarse en la mesa desde pequeños, cuándo lo van a aprender? Hay estudios que relacionan el que la tele esté puesta en las comidas familiares con un peor ambiente emocional. ¿Imaginas si, en vez de que estuviese puesta para todos, fuese una “minitele” que embobase sólo a uno o dos miembros de la mesa? Comer con tablet es equivalente.comer con tablet niño

El otro día salimos a comer toda la familia. En la mesa de al lado unos padres con sus cuatro niñas: La madre como una “jabata” con la teta con las dos gemelas pequeñas (muchos puntos positivos). Pega: las dos mayores embobadas cada una con una tablet con un dispositivo especial de sujeción. No dijeron “ni media”, abrían la boca como benditas cada vez que “les tocaba”. Volvamos al tema de comer con tablet. ¿El fin justifica los medios? Es que así están entretenidas, no molestan, pobres padres con todo el trabajo que tendrán… Es cierto que debe ser una locura salir con cuatro pequeñajos, pero todo es educación y entrenamiento. Los niños son niños, se aburren y a veces se portan mal. Si tú no les enseñas cómo deben comportarse y hacer las cosas es muy probable que ellos solos no lo hagan. Los niños aprenden con el ejemplo.

¿Solución?

No es que me gusten muchas de las cosas que ponen en el V Estudio Cinfasalud sobre la percepción y hábitos de las familias españolas en torno a la nutrición infantil, pero toma nota de lo que dice la página 21: “La supervisión y ejemplo de los padres juega un papel esencial para inculcar en él hábitos alimentarios saludables que, en gran medida, se mantendrán en la vida adulta”. Dos recomendaciones claritas:

  • Tomarnos nuestro tiempo en la mesa. Es un momento perfecto para reforzar los lazos familiares.
  • Aparcar el móvil y la tele durante la comida, ya que interrumpen o anulan la conversación familiar.

Motivo nº2: La epidemia del siglo XXI, la obesidad

¿La obesidad? “Oh, what!?”. Mira esta colaboración del nutricionista Julio Basulto en el programa “Ser consumidor”, el título es revelador: “Cuanto más tele vemos, más engordamos”. Sí, sí, hay estudios que confirman que el comer frente a tele o dispositivos electrónicos se relaciona con mayor tasa de obesidad. Mira los resultados de este estudio con casi 8000 niños de 10-12 años de 8 países europeos (España incluida). Los niños que nunca veían la televisión comiendo (OR=0.7, 95% IC 0.7-0.8) o cenando (OR=0.8, 95% IC 0.7-0.9) tenían menos probabilidad de tener exceso de peso que aquellos que sí que lo hacían. ¿Por qué? Este estudio del 2015 confirma como la manipulación de la atención mientras comemos influye en la sensación de saciedad y en la cantidad de comida que se ingiere. Vamos, que el cerebro se entretiene con otra cosa que no es en saber cuándo dejar de comer.

¿Quieres más puntos negativos? Este estudio relacionó el ver la tele en las comidas familiares con una menor calidad de la dieta entre los adolescentes. ¿Recuerdas el post de la comida basura asociada a los parques de atracciones y a las situaciones agradables en los niños? Vamos de mal en peor…

¿Solución?

Pues te propongo la misma que antes. Olvida el móvil o deja la tablet en casa si salís a comer a un restaurante. Apaga la tele si estáis comiendo todos juntos en casa. Enséñales a comer, enséñales a comportarse en la mesa, a participar en las “conversaciones de mayores”, Fomentemos los buenos hábitos entre nuestros hijos.comer con tablet comida en familia

Haz memoria. Seguro que te has visto en situaciones en las que los niños salen a comer con tablet, quizás hayan sido hasta tus propios hijos. Así que espero tus comentarios. Probablemente algo tendrás que contar u opinar.

¿Les hacemos un favor a los niños y compartes en redes sociales? Es importante que cada vez más padres estén bien informados.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

14 opiniones en “Motivos por los que no deberías dejar a tu hijo comer con tablet”

  1. Yo no les doy el móvil cuando salimos a tomar algo pero ganas me dan…salimos muy, muy, muy poco porque son pequeñas (3 y 2 años) y se aburren sentadas y al final acaba uno de los dos corriendo detrás de la que se baja de la silla o luchando para que no vacie todo el servilletero. No disfrutamos mucho. Si las enchufara al móvil podríamos tener media horita para nosotros, saborear la comida…Resultado: no las enchufo y tampoco me apetece salir a tomar nada. No juzgo a los padres que quieren un momentito de adultos.

    1. Hola María.
      Yo tampoco tengo la más mínima intención de juzgar, sólo intento informar.
      Es bueno saber porqué no es recomendable hacerlo. Luego cada uno debe hacer lo que quiera, por supuesto.
      Yo también he pasado por la época en la que estás y al final pasa. Ahora mis hijos, de 6 y 4.5 años, son capaces de mantener una comida comportándose en la mesa y participando de la conversación. Tienen sus ratos de juego, pero han aprendido cuándo deben hacerlo.
      Un saludo.

  2. Muy buen artículo Matilde. Estoy muy de acuerdo con tu planteamiento.
    Es más, yo diría que el uso del móvil y la tablet como sustituto de “estar” con los hijos, de hablar con ellos, está en general muy extendido, demasiado.

  3. Totalmente de acuerdo contigo.
    Es complicado ojo, hace falta tener mucha paciencia y PENSAR EN EL FUTURO … es decir aunque me cueste, aunque no tenga una comida “tranquila”, aunque no tenga un ratito para mi … a la larga me alegraré.
    Yo pienso … “esta fase pasará”, ” crecerán y aprenderán a estar tranquilos participando de la comida”, “ains crecerán y luego lo echaré en falta” …
    Y además … potencia la creatividad de los adultos… la de cosas que se te pueden ocurrir para esperar los platos y que estemos todos “tranquilos” en la mesa …

    1. Buenos días.
      ¡Qué me vas a contar a mí que tengo dos chicos que se llevan 17 meses! A veces he querido “asesinarlos”, pero tienes toda la razón, hay que verlo como una inversión a largo plazo. Todo pasa y todo llega. Debemos trabajar en los buenos hábitos, aunque no siempre sea fácil y cómodo.
      Un saludo.

  4. Yo creo q cuando los peques son muy pequeños no son capaces de estar en la silla quietos mucho tiempo. Buscar espacios para niños, donde los padres puedan cenar y los niños jugar es lo mas respetuoso para todos y asi todos pueden disfrutar.

  5. Hola, me surge una duda. Si cuando todavía no comen solos se les da un juguete pequeño para que tengan algo entre las manos y se lo lleven a la boca porque están molestos por los dientes, ¿eso también es contraproducente? Muchas gracias.

        1. Pues tengo dudas, pero no creo que sea el mismo grado de atontamiento como el que se consigue con los dispositivos electrónicos. El niño no está solo frente a una pantalla, habitualmente también está interactuando con un adulto. Además muchas veces juegan con ellos momentos puntuales, no todo el rato.
          Un saludo.

          1. Muchas gracias por tu respuesta y enhorabuena por el blog, es una suerte que dediques tu tiempo a informarnos a los padres en diversos ámbitos de la pediatría. Y sobre todo siempre poniendo enlaces a estudios y fuentes fidedignas. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *