Cólico del lactante, ¿hay algo que realmente sirva?

No es infrecuente que en el primer mes de vida vengan a consulta porque el niño se ha pasado la noche anterior llorando a más no poder. “No será el cólico del lactante ese que dice la gente, ¿no doctora?” Lo preguntan con angustia como, si en caso de que se confirmase el diagnóstico, les fuese a caer una maldición. ¿Por qué? ¿Tan horrible es? ¿Tenemos algo para solucionarlo? Pero ya sabes, aquí vamos a revisar lo que dice la ciencia que funciona. ¡Vamos a ello!

Primero, ¿qué maldición es esa que se hace llamar cólico del lactante?

El cólico del  lactante se define como un llanto sin ninguna razón aparente. Debe durar, al menos, 3 horas al día, 3 o más días por semana en un bebé sano menor de 3 meses. ¡Cuánto llanto! Parece una maldición es cierto. Además, se junta con el cansancio de las primeras semanas.

¿Qué quieres que te diga? Yo lo he pasado. Ganas te da de tirarlos por la ventana, pero no lo haces, porque los quieres. Cuidado con zarandearlo en un momento de perder los nervios, ¿recuerdas el post del síndrome del niño zarandeado? Pues eso, mucho cuidado.

De todas maneras, tengo buenas noticias, con el tiempo se pasa. Mira esta revisión de más de 5500 artículos, por encima de las 9 semanas de vida es bastante raro. Así que ánimo, ya queda menos.

¿Cuánto de frecuente es el cólico del lactante?

Pues parece que bastante. Entre un 4 y 28% del total de los niños. Hasta más de 1 niño de cada 4. Ya conocemos el refrán de “Mal de muchos consuelo de tontos”. Pero vamos, no pienses que eres el únic@ que va a pasar por esto.

“¿Por qué le ocurre esto a mi hijo y no al de la vecina?” Te puedes preguntar.

Pues lo siento, pero para eso aun no tenemos respuesta. ¿Propuesta y teorías? Gases, inmadurez intestinal, digestiones incompletas, que se debe al temperamento del bebé, una adaptación al mundo, forma precoz de migraña… Un montón de teorías, todas las que quieras, pero ninguna demostrada.cólico del lactante causas

Perdona, ¿cómo sabes que el bebé tiene un cólico del lactante y no otra cosa?

Pues habitualmente con la exploración y la historia que contáis los papás nos bastamos y nos sobramos. No hay ninguna prueba que podamos hacer que nos confirme que se trata de este problema. Ya sabes, ni analíticas ni radiografías valen para nada.

Vale, pues a nosotros nos ha tocado, ¿qué opciones tenemos de “tratamiento”?

La primera opción de la que disponemos son técnicas para calmar al bebé. Parece “de cajón”, pero son medidas sugeridas por expertos. ¿Evidencia de que esto funcione? Pues hay poca evidencia que las apoyen. ¿Lo bueno? Cuestan poco o nada, no son dañinas y pueden ayudar a los padres mientras el cólico pasa de manera espontánea.

¿Qué opciones tenemos?

  1. Usar el chupete.
  2. Llevártelo a dar una vuelta en el coche o un paseo en el carrito.
  3. Mecer al bebé. Cuidado, recuerda el síndrome del niño zarandeado.
  4. Cambiar el sitio donde estéis o minimizar los estímulos visuales.
  5. Portearl@ en una mochila ergonómica (este niño es un poco mayorcito para tener cólico del lactante pero nos vale para ilustrar 😉 No vale cualquiera, consulta qué características debe tener.cólico del lactante mochila portabebés ergonómica

En un estudio con 700 niños, alimentados con lactancia materna (con o sin cólico) menores de 13 semanas, se demostró que mecer o pasear a los bebés era efectivo para calmarlos.

Vale, te entiendo. Lo que te he propuesto te puede parecer poca solución, ¿no? ¿Qué más opciones tienes?

¿Y si cambiamos la alimentación?

Si tu niño se alimenta de lactancia materna… ¡Qué quieres que te diga! Que es lo mejor del mundo. Que sigas con ella el mayor tiempo posible. En esta revisión se indica que hay algo de evidencia de que una dieta hipoalergénica en la madre puede ser beneficiosa.

Algunos niños (atención, no todos) asocian alergia a la proteína que hay en la leche de vaca (sí, la leche de los biberones es una leche adaptada de la vaca). Sólo si tu pediatra cree que tu hijo es uno de estos niños (algo más tendrá que sólo llanto), él o ella valorará cambiarle la leche a una fórmula extensamente hidrolizada. Se puede hacer una prueba de una semana a ver qué tal va.cólico del lactante lechde especial

Revisemos los posibles tratamientos médicos uno a uno.

¿Qué hay de los probióticos? Pues lo siento. No es la panacea. La ciencia no recomienda usarlos de rutina, la evidencia de que sea beneficioso es insuficiente

¿Y un clásico? ¿Funcionará la simeticona? Lo siento. Tampoco se recomienda. La simeticona es una medicación que facilita la expulsión de los gases. ¿Entonces, cuál es el problema? Pues que si la comparamos con placebo no hay diferencia en las horas de llanto al día. Así que, ¿para qué darla? Vale que suele ser una medicación segura, pero puede interactuar con algún medicamento. Cuidado.

Hay otros medicamentos, como antiespasmódicos, que tampoco han demostrado mejorar mucho a los niños y sí que pueden tener efectos secundarios importantes. Cuidadito. La venta de algunos de ellos incluso ha sido prohibida.

Vale, ¿y los tratamientos más naturales?

“¡Démosle un masaje!” podrías pensar. ¡Pues tampoco! Una revisión de 2010 demostró que no tenía beneficio y sí que podíamos provocarle daño a un niño que en ese momento está inquieto (por llamarlo de alguna manera…). masaje cólico del lactante

¿Y las hierbas? ¿Le damos a los bebés infusiones “naturales” de hierbas? Las revisiones no sugieren usarlas para el tratamiento del cólico del lactante. Sus beneficios no se han probado. Además, sus posibles beneficios no superan los riesgos potenciales (contaminaciones, botulismo o ingredientes no etiquetados). Otro problema: La ingesta prolongada de infusiones puede disminuir la ingesta de leche. No parece lo más recomendable…

Homeopatía… ¡ay la homeopatía! Si me has leído previamente, sabes que “me encanta”. No ha demostrado ser eficaz, en ocasiones vemos en el etiquetado de productos homeopáticos que tiene etanol (sí, sí, alcohol)… ¿¡Qué más se puede pedir!?cólico del lactante homeopatía

¿Y las terapias manipulativas? Pues mira, ni la quiropraxia, ni la osteopatía, ni la manipulación craneal. En una revisión Cochrane de 2012 concluyen que los estudios que existen tienen muestras pequeñas y con sesgos. Te explico: Los estudios parecían indicar que los padres de niños tratados con estas terapias notaban mejoría. ¿El problema? Los padres sabían que sus hijos habían recibido tratamiento (eso en la ciencia se llama que el estudio no estaba cegado), lo que podría influir en la percepción que tienen los padres de mejoría. Si se soluciona ese sesgo los resultados no son estadísticamente significativos. ¿Moraleja? Por ahora necesitamos más estudios y mejor hechos.

Por último, ¿y la acupuntura? Pues he encontrado estudios pequeñitos que demuestran evidencia limitada: Algunos concluyen que parece que mejoraOtros que no… Conclusión, igual que lo anterior: Necesitamos más estudios bien hechos y con muestras grandes que concluyan si vale o no y si es segura o no.acupuntura cólico del lactante

Después de todo esto que te has leído, siento darte la mala noticia: ¿Qué cura el cólico del lactante? El tiempo. Así que cariño y paciencia, mucha paciencia.

Ya sabes, me encantan tus comentarios, comparte tu experiencia, seguro que alguien más aprenderá de ella. ¿Te ha gustado? Pues comparte.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

11 opiniones en “Cólico del lactante, ¿hay algo que realmente sirva?”

  1. Magnífica revisión.
    Mi hija los tuvo intensos hasta los 3 meses y medio, después menos hasta los 5 meses. Aunque nos dio malas noches hasta los 13 meses. Probamos masajes, infusiones, aerored, colikin,…y nada.
    A los 5 meses empezamos con lactancia mixta (me incorporé al trabajo) y se diagnóstico de APLV que ha tenido hasta los 2 años y medio (por fin puede comer de todo). Lactancia materna hasta los 2 años y algo.
    No dejo de pensar que yo debería haber hecho dieta libre de proteínas de la leche y quizás hubiera mejorado algo.
    Gracias y saludos

    1. Muchas gracias por tu comentario María.
      Puede ser que hubiese mejorado, el problema es que el diagnóstico de la alergia a proteína de leche de vaca en niños alimentados con pecho no es algo que siempre tengamos presente. Finalmente lo único que mejora el cólico del lactante es el tiempo y la paciencia infinita de los padres.
      Un abrazo.

  2. Mi hija también tuvo, desde el mes y medio hasta los cuatro meses y lo único que nos ayudó a todos en casa fue la paciencia, mucho amor, el chupete y el porteo! Se pasa mal porque les ves que ellos están mal pero al final dejan de llorar, así que tiempo al tiempo.

  3. Mi bebé de 5 semanas lleva una semana horrible. Está dormidito tan ricamente y de repente comienza a llorar como un loco! Solo se calma enganchado al pecho (tengo los pezones destrozados a ratos…). Por él lo que haga falta. Le cuesta echar los gasecillos. En cuanto consigue soltar algun pedete, se relaja. Lo malo que está casi siempre en mis brazos y me preocupa esa dependencia… ahora es muy chiquitin pero me preocupa que no lo pueda tener nadie más en brazos (papi, abuelos…). Creo que son cólicos del lactante… Asi que habrá que tener paciencia… pero es muy muy cansado

    1. Hola Loris.
      Ten paciencia, pasará.
      Lo del que se acostumbre a los brazos o genere dependencia es una tontería. ¿Qué hay de malo en que te den cariño cuando estás molesto? Disfruta, que el tiempo pasa muy rápido.
      Llegará el momento en que esté contentísimo en brazos de papá y abuelos.
      Ánimo.
      Un abrazo.

    2. Loris,
      Mi niña cuando tuvo cólicos solo quería estar conmigo pero no tiene ningún problema para irse con su papá o los abuelos, así que no te preocupes. Matilde tiene razón, esto pasa rapidísimo, yo he cogido en brazos a mi niña todo lo que he podido y no me arrepiento, ella ya gatea y cuando no quiere que la cojas es capaz de comunicarlo, así que aprovecha!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *