«¿Y si mi hijo fuese celíaco?» Resuelve tus dudas sobre la celiaquía

Hace unos días venía una madre muy preocupada porque su hijo había presentado varios episodios de diarrea en los últimos meses. «¿Será mi hijo celíaco?» se preguntaba. ¿Quieres saber qué signos nos pueden hacer sospechar una celiaquía?

¿Qué es la celiaquía?

La enfermedad celíaca es un problema crónico del intestino delgado. También se llama enteropatía sensible al gluten. Es un trastorno genético autoinmune que provoca una intolerancia al gluten. ¿Qué quiere decir genético? Que hay personas que genéticamente están predispuestas a sufrir celiaquía. Algunos desarrollarán la enfermedad y otros no. ¿Y autoinmune? El propio sistema inmune «ataca» al intestino delgado, desencadenando una reacción inflamatoria debido a una sensibilización al gluten.

No es una alergia. Cuando un niño que sufre la enfermedad toma gluten, se dañan las vellosidades que tenemos en el intestino y que se encargan de absorber los nutrientes y que aparezcan los síntomas de la enfermedad.

¿Qué cereales contienen gluten?

El gluten es una proteína contenida en algunos cereales. ¿Cuáles? Trigo, cebada, centeno, espelta, triticale, kamut y escanda. ¡Ojo, atención! ¿Qué pasa con la avena? También se pensaba que este cereal tiene gluten y que podía ser perjudicial para los celíacos. Pero se ha comprobado que el gluten que puede contener se debe una contaminación cruzada por el trigo en la cadena de procesamiento y envasado. Si la avena es «pura» y algún sello avala que no tiene gluten, sería apta.

gluten celiaquía cereales integrales alimentación saludable

¿Cuánto de frecuente es la celiaquía?

Aproximadamente un 35-40 % de la población es portadora de alguno de los genes que predisponen a la celiaquía (se conocen como HLA-DQ2 y DQ8). Aquellas personas que tienen estos genes tienen más riesgo de padecer enfermedad celíaca, lo que no quiere decir que la vayan a desarrollar. Esto pasa en un pequeño porcentaje, fíjate que se estima que sólo un 0.5-1% de la población sufre la enfermedad. ¿Problema? Ahora verás que, a veces, sus síntomas son muy poco específicos. No quiero que te alarmes, pero es cierto que ahí fuera hay algún celíaco que probablemente no sepa que lo es.

¿Hay niños con más riesgo de sufrir esta enfermedad? La respuesta es sí.

  1. Familiares de primer (1:13) y segundo grado (1:43) de personas con celiaquía. Pueden tener esos genes relacionados con la celiaquía y, por tanto, más posibilidades de sufrirla.
  2. Niños con diabetes tipo 1.
  3. Aquellos con otras enfermedades autoinmunes, como artritis o problemas de tiroides.
  4. Niños con síndromes como el Down o el Turner.

¿Qué puedes notarle a tu hijo para sospechar que podría ser celíaco?

  • Síntomas de que el intestino está funcionando mal: heces grasas, pérdida de peso o signos de deficiencia de vitaminas o nutrientes, como anemia.
  • Otros síntomas gastrointestinales pueden ser dolor de barriga repetido, diarrea recurrente, estreñimiento, mucha flatulencia o hinchazón abdominal.
  • ¿Más síntomas? Aftas repetidas, cambios de humor, apetito escaso, problemas de crecimiento, problemas de la piel o en el desarrollo puberal, así como alteración en el esmalte de los dientes.
dolor abdominal dolor de barriga celiaquía

Como ves, síntomas de lo más variopintos. ¡Ojo! Nada de alarmarse porque tu hijo tenga uno de estos síntomas aislados, que no cunda el pánico, no es algo tan frecuente. Ante la duda, consulta con vuestro pediatra.

¿Un niño de 5 meses con alguno de estos síntomas podría ser celíaco? Pues no debe. A esa edad aún no le deberías haber introducido el gluten en su dieta.

Para complicar todo esto un poco más, hay otra entidad que se conoce como sensibilidad al gluten no celíaca 

No quiero liarte más, porque incluso dentro del mundo científico aún hay controversia sobre este problema. Son pacientes que tienen los mismos síntomas en las horas-días después de tomar gluten, pero sin alteraciones ni en la analítica ni en la endoscopia. Síntomas como dolor o hinchazón abdominal o cambios en el hábito intestinal.

¿Qué hacer si crees que tu hijo puede ser celíaco?

La solución a la enfermedad es comenzar una dieta sin gluten de manera indefinida. Así las vellosidades volverán a como estaban previamente, desaparecerán los síntomas y la absorción de los nutrientes volverá a ser normal.

Fundamental, ojo, fundamental: NO suspender el gluten. Tu pediatra valorará a tu hijo, os preguntará la historia de su enfermedad y lo explorará. Si todo lo que oye y ve hace que continúe con la sospecha, le pedirá la analítica correspondiente. En función de los hallazgos, lo derivará al especialista en gastroenterología infantil, que será quien decida si es suficiente para confirmar el diagnóstico de celiaquía o necesita hacer otras pruebas como una endoscopia digestiva. Es importante que el niño siga tomando gluten para que las pruebas sean válidas.

¿Y si la celiaquía se confirma?

Entonces ya te indicarán que suspendas los alimentos con gluten en tu hijo de manera definitiva. Ahí sí que tienes que comenzar a hacerlo de manera exhaustiva y debes aprender a leer etiquetas. Cuidado también al cocinar ya que, si no llevas muchísimo cuidado, los alimentos podrían contaminarse.

FACE (la federación de asociaciones de celíacos) tiene un sello de calidad que certifica que los alimentos están libres de gluten.

 sello face celiaquía dieta sin gluten
Aquí tienes los distintos sellos que avalan por la Federación de Celíacos que los alimentos no llevan gluten

¿Podemos prevenirla?

Nos sobran los motivos para recomendar la lactancia materna los 6 primeros meses de vida. A partir de los 6 meses comenzaremos a darle de comer al bebé. ¿Es mejor darle gluten junto con la lactancia? ¿Comenzar en pequeñas cantidades? Los estudios no son concluyentes. Así que parece que, por ahora, no te puedo responder a esta última pregunta.

Mensajes para que te quedes en casa

La celiaquía es una enfermedad relativamente frecuente (1 de cada 100 a 300 niños) y, a veces, tiene unos síntomas bastante poco específicos. Pero TRANQUILO, no te obsesiones. La mayoría de niños no son celíacos. Ya estamos los pediatras ojo a vizor.

Y tú, ¿conoces alguien que sufre celiaquía? Espero tus comentarios. ¿Crees que es interesante? Comparte. Puede ser de utilidad para otras familias.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.