Caries y lactancia materna, ¿relación real o falsa creencia?

Hace unas semanas vi una niña que aún no llegaba a los 2 años con los incisivos superiores con caries. Le dije a su madre que acudiesen al dentista a que la valorase. La vio un prestigioso odontopediatra de la zona, le indicó su tratamiento y le dijo que se dejase la lactancia materna, porque era la causa de las caries precoces. ¿Es cierto? ¿Hay relación entre caries y lactancia materna? Vamos a descubrir qué nos dice la evidencia científica.

Lo primero que debes saber es qué es una caries

Seguro que has visto una caries en alguna ocasión. Es la destrucción de los tejidos duros del diente. Está causada por los ácidos que producen las bacterias de la placa que se deposita en las superficies de los dientes y es una enfermedad crónica que depende del consumo de azúcar libre. ¿Recuerdas qué es el azúcar oculto y el azúcar libre? Ya sabes que lo que se ve es un pequeño agujerito en el diente.

lactancia materna y caries precoz infantil

¿Y la caries infantil precoz? ¿Qué es exactamente?

Es aquella caries que afecta a los dientes de niños menores de 6 años.

Según el Estudio de carga de enfermedad global del 2017, más de 530 millones de niños en todo el mundo tenían caries en sus dientes de leche. ¿Problema? Que, como los dientes de leche se caen, equivocadamente, hay quien no considera importante la caries en dientes temporales.

¿Afecta lo que comen los niños (y también nosotros los mayores) al desarrollo de la caries?

Está bastante claro que el principal factor es la cantidad de azúcar libre que se consume en la dieta. ¿Recordamos qué dice la Organización Mundial de la Salud? Lo ideal sería no superar el 10% den total de las calorías que consume un niño a lo largo de todo el día, pero si no superase un 5% del total de las calorías, tendríamos beneficios adicionales para la salud. ¿Cuánto es esto? No más de 12-15 g de azúcar añadido a las bebidas o comidas procesada o el presente de manera natural en miel, jarabes o zumos de frutas (sí, incluido el de los naturales). Sin embargo, no cuenta el azúcar naturalmente presente en fruta y verdura frescas, ni en la leche (ojo, que no he dicho ni en los yogures de sabores ni otros lácteos azucarados).

azúcar lactancia materna y caries

La comida procesada, a cualquier edad, cuanto menos, mejor, también nos lo recuerda la OMS. Como la comida casera no hay nada.

Al lío, el quid de la polémica. Caries y lactancia materna, ¿hay relación? ¿Qué nos dicen los distintos estudios?

¿Por qué hay una creencia de que la lactancia materna favorece el desarrollo de caries dental? Según el Manual de Composición de los Alimentos de McCance and Widdowson’s, la leche materna tiene mayor concentración de lactosa (el azúcar de la leche) y menor contenido de otros factores protectores, como calcio y fósforo, comparado con la leche de vaca y otros animales. ¿Esta mayor concentración de lactosa justifica que haya alguna relación entre caries y lactancia materna o no?

Comenzamos con esta revisión sistemática y metaanálisis (estudios muy importantes a nivel de evidencia científica). En ella se nos indica que no, que, contrariamente a lo que muchos creen y dicen, los niños alimentados con lactancia materna en el primer año de vida tienen menos niveles de caries que aquellos alimentados con leche de fórmula.

Esta otra revisión sistemática concluye que hay un aumento de caries precoz en niños alimentados con lactancia materna más de un año. ¿Casualidad justifica causalidad? Parece que no, ya que no controlaron de manera adecuada factores de confusión importantísimos como cuánto azúcar libre tomaba cada niño.

Por último, esta revisión sistemática incluye datos más recientes, de 2019, y muestra que niños amamantados más de 2 años no tienen más riesgo de caries precoz que aquellos alimentados hasta el año.

leche de crecimiento grupo de apoyo lactancia materna

Así que, ¿qué os podemos decir a las familias sobre caries y lactancia materna?

  • Que la lactancia materna es el mejor alimento para vuestros bebés.
  • Amamantad a vuestro hijo hasta que vosotras o el bebé lo decidáis.
  • Y que, por ahora, nadie ha demostrado relación entre caries y lactancia materna.

¿Cómo podemos prevenir entonces la caries a cualquier edad?

Te lo recuerdo. No son más que tres patitas:

  1. Alimentación adecuada: Debemos comer saludable y poco procesado. Cereales integrales o tubérculos, legumbres, frutas y verduras y productos de origen animal, como carne, pescado, huevos o leche. Productos, la mayoría, sin etiqueta. El azúcar, cuanto más lejos mejor. Evita galletas, zumos, batidos, cereales de desayuno, gusanitos y demás marranerías que inundan las estanterías de supermercados dedicadas a la alimentación infantil.
  2. Higiene dental: ¿Quieres recordar cómo debes limpiar los dientes? Recuerda que ellos deben colaborar, pero la higiene dental de los más pequeños de la casa es NUESTRA responsabilidad como padres.
  3. Prevención: El odontopediatra es nuestro mejor aliado, son los dentistas especialistas en niños. Las revisiones desde que sale el primer diente nos permitirán atajar a tiempo cualquier problema que aparezca.
cepillado dental lactancia materna y caries

¿Qué te ha parecido? ¿Crees que hay falsas creencias relacionadas con la caries y lactancia materna? Espero tus comentarios. ¿Te ha parecido interesante? Comparte. Hay familias que no saben la importancia de una buena higiene dental y prevención, mucha prevención.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

7 respuestas a «Caries y lactancia materna, ¿relación real o falsa creencia?»

  1. Muy interesante, como siempre. Supongo que habrá excepciones, y que habrá algunos casos de niños tan pequeños con caries por otras razones, pero parece claro que los padres somos los culpables del fenómeno, ya que somos responsables de lo que comen.
    En mi opinión, que haya niños de 2 años con caries es simplemente el reflejo de una sociedad donde un elevado porcentaje de niños toma como primer alimento sólido un gusanito o «su primera galleta». Ambos posiblemente con un sellito de alguna organización médica, y comprados en farmacia (he visto gusanitos en farmacias, lo prometo). Y por supuesto, chucherías habitualmente para, en muchos casos, entretener al niño.
    Hemos normalizado hasta tal punto este tipo de cosas que igual consideramos normal que un niño que casi no sabe hablar tenga la boca llena de caries. Y prefiero no pensar el dolor que tiene que tener la criatura…
    En fin, creo que será un punto a tratar ya mismo en la lucha por concienciar a la gente de que debemos mejorar la alimentación. La obesidad es quizá el síntoma más obvio, pero la caries está ahí, y quizá no se le esté dando la importancia que se le debe dar.

    1. Caries es una enfermedad biofilm azúcar dependiente. Sin azúcar no existe caries. La boca tiene que estar en simbiosis. Equilibrio entre los factores protectores y los de riesgo.

  2. Estoy de acuerdo con el planteamiento. Muy buena revisión. Añadir, si me lo permiten un comentario, y es que ni de lejos, la mayoría de los niños toman azúcares de absorción rápida en esos márgenes de 12-15 gr . La mayoría lo sobrepasan con creces. Hay una cultura del exceso de azúcares potenciado por la industria y permitido por la legislación alimentaria. La caries es solo la «punta del iceberg». Hay que considerarlo una sustancia adictiva y a la larga dañina. A la lactancia materna hay que protegerla y recomendarla.
    Gracias

    1. Hola Agustín.
      Toda la razón. Los niños sobrepasan con creces las cifras de consumo de azúcar máximo recomendado no sobrepasar por la OMS. Protejamos a los niños y madres lactantes.
      Un saludo.

  3. Hola! Gracias por la entrada! Estaba buscando información fiable sobre el tema y me gustó mucho.
    A mi hermana le comentó el higienista dental que la lactancia alteraba el desarrollo y la composición de la saliva. Le explicó que la saliva se forma en los primeros años y que la que «formemos» durante ese tiempo será la que tengamos el resto de la vida y que será nuestra defensa contra la caries. También añadió que con lactancia materna la saliva iba a ser de peor calidad. Ella se quedó a cuadros. ¿Hay estudios que demuestren esta afirmación?
    Muchas gracias por tu respuesta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.