¿Tu bebé tiene las palmas naranjas? Descubre porqué

Hace unos días una mamá me escribía un mensaje muy alarmada porque su bebé tenía las plantas y las palmas naranjas. Preguntaba directamente si acudir a urgencias. Si a tu hijo le pasa lo mismo, tranquilo y respira antes de salir corriendo. Lee esta entrada para descubrir qué es la carotinemia. Seguro que te tranquilizará.

¿Qué es la carotinemia?

Se caracteriza por la pigmentación amarillenta de la piel, debido al aumento de betacarotenos en sangre. ¿Por qué aumentan estos betacarotenos en sangres? Lo más frecuente, sobre todo en niños, es debido al consumo excesivo de alimentos ricos en carotenos. Tranquilo, mucho menos frecuente es por problemas de hígado, riñón o tiroides, diabetes, enfermedades metabólicas, tóxicos o fármacos.

Lo que vamos a ver es un niño con plantas o, predominantemente, palmas naranjas o amarillentas. A veces también podemos verlo en pliegues de la cara. Pero la conjuntiva (la zona blanca de los ojos) siempre estará respetada y mantendrá su coloración blanca.

plantas y palmas naranjas en niños

¿Qué alimentos son ricos en carotenos?

  1. Frutas y verduras de color anaranjado: Zanahoria y calabaza fundamentalmente, pero también otras como mango, pimiento rojo, naranja, melocotón, albaricoque o tomate.
  2. Verduras de hoja verde oscura, como espinacas, berros, grelos o acelgas. No te engañes por su color, el color de los betacarotenos queda «tapado» por el verde de la clorofila.
  3. Ojo, que también hay otros alimentos con alto contenido en betacarotenos, como es la yema de huevo, la mantequilla o el zumo concentrado de fruta (que recuerda que no es la bebida ideal para tu hijo). La leche materna, la leche de vaca o las fórmulas infantiles también contienen estos pigmentos, que le dan su tinte amarillento que presentan.
carotinemia palmas naranjas

¿Por qué se ponen las palmas naranjas?

Los carotenoides que ingerimos son absorbidos por la mucosa del intestino delgado. Una vez captados, parte de ellos son convertidos en vitamina A en la propia mucosa intestinal y en el hígado. Posteriormente son transportados a los tejidos periféricos. Los betacarotenos son eliminados en el sudor, grasa, orina y secreciones gastrointestinales. Si la excreción es elevada, se depositan en las capas superiores de la piel. De ahí el color amarillento-anaranjado de determinadas zonas de la piel cuando el consumo de estas sustancias es excesiva.

¿Por qué es más frecuente que tengan las palmas naranjas los niños pequeños?

Los niños menores de 3 años son más susceptibles de desarrollar carotinemia que los adultos. ¿Por qué?

  1. La leche, materna o de fórmula, o la leche de vaca en mayores de un año (recuerda que las leches de crecimiento no son necesarias) son un alimento fundamental en los niños pequeños. Recuerda que las leches tienen esa coloración amarillenta por los pigmentos que tiene, los betacarotenos.
  2. Al alimentar a los niños con purés y triturar las frutas y las verduras o el calor al que las sometemos para el cocinado, hace que la biodisponibilidad es mayor. Tienes la opción de no darle a tu hijo puré y alimentar con la técnica de baby led-weaning, ¿la conoces? Ojo, cuidado con la zanahoria, recuerda que es un alimento duro para dárselo crudo a los niños muy pequeños, hay riesgo de atragantamiento.
  3. La capacidad de convertir los betacarotenos en vitamina A es menor en los niños más pequeños. Por esto la acumulación puede ser mayor.
palmas naranjas alimentos carotinemia

¿Cómo sabemos los pediatras que tu hijo tiene las palmas naranjas por eso y no es algo más importante?

El principal cuadro del que hay que diferenciar la carotinemia es de la ictericia, que sí que puede ser indicativo de algo más grave. ¿La clave? La carotinemia no afecta a la esclerótica (la zona blanca del ojo) ni a la mucosa de la boca. En cambio, en la ictericia sí que las veremos amarillentas.

Para saber si se debe a los alimentos que está ingiriendo el niño, lo primero que hacemos es preguntar por la comida. Normalmente no se suelen hacer analíticas innecesarias porque un niño tenga las palmas naranjas, pero será vuestro pediatra quien os indique si hay que hacérsela o no si es que le queda alguna duda.

¿Cómo tratamos la carotinemia?

Tranquilidad. Al ser una entidad benigna, no hay que hacer nada. ¿Te genera mucha angustia y dudas si es o no ésta la causa de las palmas naranjas de tu hijo? Podrías hacer la prueba disminuyendo estos alimentos ricos en betacarotenos que le das a tu hijo. Verás una reducción de la coloración amarillenta-anaranjada en las siguientes 4-8 semanas. 

¿Habéis tenido la experiencia de las palmas naranjas en casa? Espero tus comentarios, seguro que tranquilizan a otras familias. ¿Te parece útil? Comparte la entrada, seguro que tranquilizará también a otras familias.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.