¿Sabes realmente cuánto azúcar oculto le estás dando a tu hijo?

Hablando con otras mamás sobre los niños te das cuenta de que cualquier padre se preocupa cuando su hijo tiene caries dental o está “pasadito de peso”. Pero acto seguido intentas indagar discretamente sobre lo que come el niño y la mayoría de padres niegan que su hijo abuse del azúcar. El azúcar no es sólo la de los terrones. Hay muchos alimentos, que los padres les dan a sus hijos, con toda la buena intención del mundo, pero que están llenos de azúcar oculto. ¿Aún no los conoces? Pues vamos a desgranarlos poco a poco.

¿Qué es el azúcar oculto?

Pues la propia palabra lo dice. Algunos alimentos llevan azúcar de manera natural. Sin embargo, hay otros que, al procesarlo, se le añade azúcar. Aparece en el etiquetado, pero el problema está en que no sospechamos que lleve azúcar y que, habitualmente, no leemos las etiquetas de lo que comemos. A más alimentos procesados es más probable que estés tomando más azúcar de la que crees.

De siempre nos han dicho que el azúcar es buena para que funcione el cerebro. ¿Por qué ahora tanto follón con que el azúcar es mala?

El cerebro necesita glucosa para funcionar, pero no azúcar. El azúcar forma parte de un grupo de moléculas llamados hidratos de carbono.  La glucosa es el tipo más pequeño dentro de los hidratos de carbono, se llama monosacárido, es decir, como una única pieza. También la fructosa, el azúcar que hay de manera natural en las frutas, o la galactosa son monosacáridos. Luego tenemos los disacáridos, en los que se unen dos de estos “trocitos”. En este grupo están la lactosa (una galactosa + una glucosa), el azúcar presente de forma natural en la leche, y la sacarosa (una glucosa + una fructosa), el azúcar “de mesa”. Estos son quizás los hidratos de carbono más conocidos, pero no los únicos.

¿Todos los hidratos de carbono son “malos”? No, ya hemos visto que son necesarios porque son fuentes de energía. Lo malo son los hidratos de carbono o azúcares que los alimentos no tienen de manera natural, sino que le añadimos en su procesado.azúcar oculto hidratos de carbono

¿Es lo mismo azúcar oculto o añadido?

El azúcar añadido es todo lo que tienen los alimentos que no debería estar ahí. La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene en cuenta para establecer los límites de consumo de azúcar sumando el que tienen añadido y oculto los alimentos, el que tiene la miel, los zumos y los jarabes. El azúcar oculto ya lo hemos visto, es añadido, pero que no contamos con él. Ejemplo práctico: Tú sabes que unas magdalenas llevan azúcar añadido. Pero, te sorprenderías con que algunos guacamoles industriales lleven azúcar oculto.

¿Qué riesgos tenemos si consumimos demasiado azúcar oculto o añadido?

Pues podemos buscar bibliografía y no paramos. El azúcar se considera la droga del siglo XXI. Te pongo algunos ejemplos de problemas que se ha demostrado que están relacionados con el consumo excesivo de azúcar añadido:

  1. Aumento de problemas dentales y enfermedad periodontal. Sí, parece que todo el mundo tiene claro que a más azúcar más caries. Pero, ¿hacemos algo para cambiarlo?
  2. Diabetes y obesidad.
  3. Enfermedades cardiovasculares.

¿Parece que los puntos 2 y 3 son solamente problemas de adultos? Piensa que los niños algún día llegarán a adultos. Cuanto antes comencemos a trabajar con ellos mejor.

Pero, ¿es el consumo de azúcar oculto o añadido el único problema? NO. El problema es que su consumo suele estar asociado a consumo de otros alimentos tampoco saludables y a un estilo de vida nada recomendable. Una bomba, que se dice. Esta carta al editor, publicada en la prestigiosa revista JAMA, habla de un problema de salud pública.

Aquí te dejo, por si quieres recordar, mi post sobre la comida basura en los parques de atracciones de Estados Unidos.

¿Cuánto azúcar al día deberíamos tomar como máximo?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) marca en este informe los límites del consumo de azúcar. Diferenciemos según la edad: Los niños pequeños, de 0 a 2 años, no deberían tomar nada de azúcar. Durante el resto de la infancia no se deberían superar los 12-15 g al día o los 25 g en un adulto. “No me aclaro yo con esto, ¿a cuánto equivale?”. Lo puedes ver gráficamente calculado en la imagen por cucharadas de café (5 g por cucharada) o por terrones (4 g por terrón):azúcar oculto cálculo

Bueno, después de todo este rollo, ahora vamos a la “molla” del asunto. ¿Cuánto azúcar oculto llevan los alimentos procesados?

En general mucha, a poco que sumemos nos pasamos del límite máximo recomendado seguro. Es difícil aunque lleves cuidado. Hay una magnífica iniciativa, sinazucar.org. En ella se muestra de manera gráfica la equivalencia en terrones que lleva cada alimento de azúcar oculto.

Pues aquí va mi aportación:

  1. Las “santas” galletas María: ¿Son tan “santas”? ¿Llevan más o menos azúcar ocuto? En las revisiones, cuando preguntamos por el consumo de bollería o galletas, los papás suelen contestar: “No, nada, nada, yo solo le doy galletas María”.azúcar oculto bollería industrial
    Pues parece que no son tan “santas”. Tienen incluso más azúcar por 100 g que las horribles galletas de dinosaurios. Sólo mirando el contenido de azúcar no están tan lejos de unas magdalenas. Si volvemos a nuestras cuentas, con 10 galletas María al día un niño ya estaría en el límite superior de su consumo de azúcar diario.
  2. ¿Alguna vez te has fijado en la diferencia entre los yogures de sabores, azucarados y los “normales”? Misma marca, aquí no hay trampa ni cartón. Si le das a tu hijo yogures de fresa o azucarados le estás dando 2 terrones y medio de azúcar más por unidad que si se lo dieses natural.azúcar oculto yogures
  3. Ya lo último que te enseño son las meriendas. Idea que tienen algunos padres: “Como mi hijo no toma fruta, le doy una de esas bolsitas o un zumo sin azúcares añadidos y listo”. Pues mira:azúcar oculto meriendas

¿Qué quiero decir con todo esto?

Yo no juzgo a nadie, pongo a tu disposición a la información. Cada uno hace lo que quiere. Pero sí que debemos empezar a tomar conciencia de todo el azúcar oculto que llevan los alimentos. Te sorprendería ver el azúcar que lleva la salsa de tomate.

Si haces cuentas, es dificilísimo no pasarse de las recomendaciones. ¿Enseñamos a los niños a comer saludable?

¿Crees que le puede ser de utilidad a alguien? ¡Compártelo! Hay muchos padres desinformados que agradecerán esta información. Espero tus comentarios.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

2 respuesta a “¿Sabes realmente cuánto azúcar oculto le estás dando a tu hijo?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.