¿Qué saber si tu hijo sufre alergia a proteína de leche de vaca?

APLV no IgE mediada

No hay duda de que las alergias a alimentos están en aumento y que dentro de los alérgenos más frecuentes se encuentra la leche en los niños pequeños. Voy a intentar hacerte un pequeño resumen de cosas que debes saber si tu hijo sufre alergia a proteína de leche de vaca o APLV y no te confundas.

¿Qué es la APLV?

Se define alergia a alimentos como una reacción de hipersensibilidad a alimentos mediada por el sistema inmune, que vuelve a ocurrir al volver a exponer al niño a ese alimento, en nuestro caso la proteína de la leche de vaca (PLV). Parece sencillo, pero hay mucha gente que confunde este problema con la intolerancia a la lactosa. La lactosa es el azúcar de la leche y que puede tolerarse o no desde el punto de vista digestivo. Pero la alergia no se desarrolla frente a un azúcar, sino frente a una proteína.

¿Por qué mecanismo se produce esa alergia?

  • Reacciones mediadas por la inmunoglobulina E (IgE) o inmediatas, ya que comienzan rápidamente tras la ingesta. Es lo que se conoce comúnmente como alergia alimentaria. Su máxima expresión es la anafilaxia, en la que el alérgeno provoca una reacción generalizada y con riesgo vital. Para los niños con anafilaxia es fundamental tener siempre a mano un autoinyector de adrenalina, ya que puede ser lo que le salve la vida.
  • Reacciones no mediadas por la IgE o tardías, en las que los síntomas pueden aparecer horas o semanas tras la ingesta. En este grupo se incluyen un espectro muy amplio de trastornos en los que veremos que inflamación, dismotilidad o una combinación de ambas en el aparato digestivo del niño con manifestaciones a este nivel. Esto es lo que clásicamente se conocía como intolerancia a proteína de leche de vaca o IPLV.

¿Qué le notaremos a un niño con alergia a proteína de leche de vaca?

Las manifestaciones que notaremos en el niño pueden ser bastante poco específicas y variables a lo largo del tiempo. Ejemplos de lo que podemos notar son vómitos, aumento de las regurgitaciones, episodios de irritabilidad, rechazo de las tomas, diarrea, estreñimiento, estancamiento en el peso o la talla o aparición de sangre en las cacas.

alergia a proteína de leche de vaca bebé
Photo by Laura Garcia on Pexels.com

Es por esto que, ante la sospecha, no debes hacer pruebas en casa, sino pedir cita con vuestro pediatra, que explore al niño y os oriente. Siempre os digo que es quien mejor conoce a vuestro hijo.

Ya que hay otros problemas como el cólico del lactante, las regurgitaciones o el estreñimiento con los que pueden confundirse o con los que se relaciona la APLV. Veamos un poquito de algunos de ellos en base a un documento de consenso entre diferentes sociedades pediátricas al respecto de este tema:

  • Estreñimiento: Si tu hijo es estreñido, no pienses que es debido a APLV como primera opción. Hay algunos estudios al respecto, pero la relación entre ambos problemas es controvertida. Podemos repasar una entrada anterior respecto al estreñimiento. Lo primero que habría que revisar es la ingesta de fibra de tu hijo.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico: ¿Puede haber mejoría alimentando a un bebé con una leche especial? Parece que las leches hidrolizadas (de las que luego te daré unas pequeñas pinceladas) podrían conseguir, en algunos niños, un vaciamiento del estómago más rápido y mejorar los síntomas. Tu pediatra te dirá si es necesario cambiar la leche o no.
  • Cólico del lactante: Hay estudios, conocidos como revisiones sistemáticas, que sugieren que usar fórmulas extensamente hidrolizadas podría ser beneficioso, así como quitar de la dieta de la madre la leche de vaca y otros alimentos en caso de que el bebé esté tomando pecho. Pero los estudios tienen algunas limitaciones, por lo que no estaría indicado hacerlo siempre ya que sólo un 15-25% de los niños se beneficiaría de ello.

¿Será necesario hacerle alguna prueba a tu hijo?

No habitualmente. Una historia clínica detallada y la exploración física permitirán a tu pediatra realizar el diagnóstico de sospecha. En caso de APLV no mediada por IgE es raro que sean necesario realizar pruebas. En cambio, en el tipo mediado por IgE (la clásica alergia que conocemos todos) sí que es más frecuente que sean necesarias.

Una vez conocemos el problema, ¿qué tratamiento necesitará tu hijo?

Parece sencillo, ¿no? Debemos excluir de la dieta del bebé o del niño leche y otros derivados con PLV. Bueno, vamos a ver las distintas posibilidades de manera muy resumida.

  1. Bebés alimentados con leche materna de manera exclusiva. Ante la sospecha, la mamá deberá dejar de tomar leche de vaca y sus derivados.
  2. Bebés alimentados con leche de fórmula. Esa leche de fórmula se debe sustituir por una fórmula extensamente hidrolizada. ¿Qué quiere decir esto? Pues que esa proteína a la que tu hijo es alérgico se parte en fracciones mucho más pequeñas para que la tolere. Hay formas graves de APLV en las que hay de dar fórmulas en las que la proteína se fragmenta tanto hasta quedar en forma de aminoácidos, lo que se conoce como una fórmula elemental. No tiene sentido que te hable de los distintos hidrolizados y fórmulas especiales, ya que es tu pediatra quien debe indicarte la más adecuada para tu hijo.
incorporar a trabajar biberón

¿Y en los niños en los que persiste la APLV por encima de una determinada edad? ¿Y si le damos leche de otros animales distintos a la vaca? Te recuerdo esta entrada anterior. Cuidado con el uso de leche de otros mamíferos como la cabra o la oveja, ya que es bastante frecuente que haya una reacción cruzada por su alta similitud. La bebida de soja fortificada con calcio es una buena opción.

Otra duda que suele surgir es: ¿Le puedes dar ternera a tu bebé si comenzáis con la introducción de la alimentación complementaria? La mayor parte de los niños con APLV toleran el consumo de carne de ternera. Así que, a menos que se demuestre algún problema en relación con su consumo, no es necesario evitarlo.

¿La alergia a proteína de leche de vaca (te recuerdo que estamos hablando sólo del tipo no mediado por IgE) será para siempre? ¿Cómo hacer la reintroducción?

Lo habitual es que, con la edad, los niños vayan tolerando la PLV.

¿Cuándo hacer un intento de reintroducción? Cuando tu pediatra o gastroenterólogo pediátrico te lo indiquen. Lo habitual es que los bebés con APLV no IgE mediada estén con una dieta sin PLV hasta los 9-12 meses de edad, habiendo pasado al menos 3-6 meses desde que se retiró. Cuanto más complejo sea el problema de tu hijo, es posible que haya que dejar más tiempo antes de intentar la reintroducción. Ésta se hace de manera escalonada. Lo mejor es hacerlo en un momento en que tu hijo no sufra ninguna infección; imagina estos cuadro virales que combinan mocos, tos y diarrea, ¡menudo lío si encima hacemos la prueba de si tolera o no la leche!

¿Se puede prevenir la alergia a proteína de leche de vaca?

Restringir la ingesta de leche y lácteos a la madre durante el embarazo y la lactancia no ha mostrado beneficio en la prevención de este problema. En cambio, sí que sabemos que mantener la lactancia materna de manera exclusiva durante al menos 4 meses puede prevenir en niños de riesgo. Ojalá pudiésemos alcanzar muchas lactancias hasta los 6 meses como recomienda la OMS, supondría un beneficio enorme. Evitemos también, en los primeros días de vida, esos biberones «de ayuda» en las maternidades que los profesionales sanitarios conocemos como «biberones pirata» y que pueden ocasionar que el bebé se sensibilice. Si estás lactando y tienes problemas de agarre en los primeros días, busca ayuda en un profesional sanitario formado.

primeros 1000 días de vida hacer baby-led weaning lactancia materna

¿Te ha parecido interesante? Te animo a que lo compartas, por desgracia, hay muchos bebés que sufren este problema y puede ser de ayuda a otras familias. Espero tus comentarios.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:
¿El post te ha resultado útil? ¡Ayúdame y puntúalo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Posts relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.