Con la adolescencia llega el acné, ¿qué hacemos?

La verdad es que aún no escribo mucho sobre temas relacionados con la adolescencia, ya que, aunque los veo en la consulta, aún no me tocan de cerca en casa. Pero una mamá preguntó hace unos días por twitter si tenía algún artículo escrito sobre el acné y vuestras peticiones son órdenes para mí. Vamos a ver qué podemos hacer en este problema usando cosas que realmente hayan demostrado eficacia.

¿Qué es exactamente el acné?

El acné vulgar es una enfermedad inflamatoria crónica (así que ármate de paciencia). La zona que está afectada es de la unidad pilosebácea: la unidad de un pelo y su glándula sebácea.

remedios caseros para espinillas

Es tremendamente frecuente, ya que afecta a más del 90% de los adolescentes en mayor o menor grado en algún momento.

¿Cuáles son sus causas?

  1. Los andrógenos (hormonas sexuales masculinas) hacen que aumente y esté alterada la producción de grasa de las glándulas sebáceas.
  2. Hiperqueratinización (aumento de la capa córnea de la piel) en la vaina que recubre el pelo, originando comedones. Esto puede hacer que se tapone la salida del sebo.
  3. Alteración de la flora de la piel. Aparece el Propionibacterium acnes que coloniza la zona.
  4. Liberación de mediadores que hacen que aparezcan lesiones con inflamación.

Como ves, sumamos aumento de grasa, con dificultad para su evacuación, crecimiento de gérmenes e inflamación. Un cóctel «maravilloso».

¿Y el clásico no comas chocolate que te vas a poner peor de los granos? ¿Es cierto? Buscando algo que apoye esta teoría, mira este estudio con más de 10.000 adolescentes de diferentes países, incluyendo España. El consumo de chocolate sí que se relacionaba con un mayor riesgo de acné. Sin embargo, no encontraron relación con el consumo de lácteos, zumos de frutas, helados, caramelos, pasta o bebidas azucaradas. Parece que esto no es leyenda urbana.

¿Qué notaremos en un chico que tenga acné?

El acné puede ser desde más leve a severo y podemos encontrarnos distintas lesiones:

  1. El acúmulo de sebo y la queratina hacen que aparezcan comedones o espinillas blancas.
  2. Si el orificio folicular está abierto se forma un comedón abierto o puntos negros.
  3. Cuando aparece inflamación de la zona, podemos ver pápulas rojas o pústulas amarillentas si añadimos acúmulo de pus a las lesiones.
  4. En casos más graves, pueden aparecer nódulos o quistes.
acné en adolescente cremas

Aquí sólo voy a tratar sobre el acné vulgar en los adolescentes, aunque hay otros tipos. Generalmente, éste aparece en cara, cuello, hombros, parte superior de la espalda y pecho.

¿Hay algo que puedas hacer tú desde casa en los casos leves?

¡Por supuesto! El cuidado de la piel es fundamental. ¿Cómo lo hacemos?

  1. Importantísimo: nada de tocar las lesiones. Es tentador reventar las espinillas, pero no es nada recomendable. Puede empeorar el acné y hacer que las lesiones se infecten.
  2. Tu hijo se debe lavar la cara un par de veces al día con agua templada usando jabones neutros específicos para pieles acnéicas. Cuidado con los productos o detergentes abrasivos, nada de frotar, ya que pueden agravar la inflamación.
  3. Usad productos etiquetados como libres de grasa, no comedogénicos u oil-free.
cuidados para el acné

Hay productos en la farmacia específicos para el acné que se pueden usar sin prescripción médica. Dos cosas importantes: déjate aconsejar por tu farmacéutico, no compres en cualquier sitio, y comienza a usarlo durante los primeros días en un área pequeña para ver que no le ocasiona ninguna reacción.

¿Cuándo consultar con tu pediatra por el acné?

  • Cuando te preocupe o veas que es un acné importante.
  • Si a pesar de ser un acné leve y que en la farmacia te hayan recomendado un tratamiento adecuado, veas que no mejora en unos 3 meses.

Será vuestro pediatra, en función de la evolución, quien decida si es necesario o no valoración por parte de un dermatólogo. No siempre es necesario.

¿Qué tratamientos tópicos tenemos disponibles para el acné?

No merece la pena explicarte uno a uno los tratamientos. Pero sí es importante que sepas que, en función de la gravedad y el tipo de lesiones, usaremos un medicamento y otro. Veamos unas pinceladas de cosas que es bueno que sepas de algunos de ellos:

  1. Antibióticos de manera tópica en monoterapia (solos) no sirven para nada y pueden aumentar las tasas de resistencia bacteriana. No lo digo yo, son recomendaciones de sociedades científicas. Teóricamente son medicamentos que se deben vender sólo bajo prescripción médica. Pero, últimamente, vemos en redes sociales influencers sin conocimiento médico ninguno que recomiendan estos productos en formato toallitas con mucha alegría. ¡Fatal! En cambio, antibióticos tópicos asociados a otros compuestos, como el peróxido de benzoilo, sí que pueden resultar de utilidad.
  2. El peróxido de benzoilo es muy útil por sus diferentes acciones. Pueden causar irritación, por lo que solemos comenzar con concentraciones bajas y a días alternos. Puede decolorar la ropa o el pelo, tenlo en cuenta por si la aplicas de noche, es posible que la almohada se estropee.
  3. Los retinoides tópicos pueden causar enrojecimiento o picor, por lo que las recomendaciones valen las mismas del caso anterior. Cuidado con aplicarlos cerca de ojos, boca o por debajo de la nariz. Normalmente se ponen de noche y se lava la cara por la mañana, ya que aumentan la sensibilidad al sol. Evita la exposición solar durante el tratamiento.
  4. Hay otros tratamientos, como el ácido salicílico, el glicólico o el azelaico.

Los tratamientos tópicos se pueden usar en monoterapia o combinados, en función de lo que os indique vuestro pediatra. Son tratamientos largos, de varias semanas o meses. La constancia es muy importante.

cremas acné repelente de mosquitos hongos en los pies tratamiento

¿Y si no va bien y nos mandan tratamiento oral? ¿Qué opciones tenemos?

  1. Hay diferentes antibióticos orales para el tratamiento del acné. Te los debe recetar tu pediatra, ya que hay algunos que no se pueden usar en menores de 8 años y pueden tener efectos secundarios, principalmente gastrointestinales.
  2. La isotretinoina, un retinoide oral, es un tratamiento muy efectivo en casos severos, pero hay que llevar cuidado con sus efectos secundarios. Produce mucha sequedad de piel y grietas en los labios, por lo que es importante una buena hidratación (recuerda que con productos oil-free) de cara y labios. Es un tratamiento que sólo indican los dermatólogos, ya que suele requerir controles analíticos periódicos por el riesgo de alteración de la función hepática o aumento de los triglicéridos. Muy, muy importante en el caso de chicas: hay riesgo de malformaciones en caso de embarazo, por eso se suele asociar a un tratamiento anticonceptivo. No está indicado en menores de 12 años.
  3. En mujeres adultas con aumento de unas hormonas conocidas como andrógenos se pueden usar anticonceptivos.
antibióticos impétigo uñero en niños amigdalitis peligros del mal uso

Usar tratamientos orales no quiere decir que no haya que continuar usando algún tratamiento tópico.

¿Hay otros tratamientos?

La terapia con luz o láser podría ser de utilidad. Ojo que el aloe vera o el aceite del árbol del té no han demostrado ser de utilidad.

¿Modificamos la dieta? ¿Damos algún suplemento? Según la Academia Americana de Dermatología parece que aún no hay evidencia científica suficiente para recomendar una modificación de la dieta. Con respecto a los suplementos, que no te vendan cosas sin evidencia. Tampoco han demostrados ser útiles los antioxidantes, los suplementos de aceite de pescado ni los tan «multiuso» probióticos.

¿Qué tal? ¿Te ha resultado de utilidad? Si es así, por favor, comparte. ¿Qué experiencia tenéis en casa con el acné? Espero tus comentarios.

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Sígueme en:

Posts relacionados

3 respuestas a «Con la adolescencia llega el acné, ¿qué hacemos?»

  1. Aquí sí que puedo comentar desde la experiencia. Padecí un acne relativamente severo en la adolescencia, y se extendió hasta al menos los 18-19 años. La verdad es que no me resultó especialmente preocupante, y no usé casi ningún producto en los primeros años. Nada más allá de limpieza de cara, y no recuerdo si quiera usar productos específicos.
    Pero la cosa se alargaba, y el acné es francamente molesto, y doloroso. E incómodo. No es raro que se te reviente espinillas y empieces a sangrar, incluso durmiendo, y algunas pueden ser realmente dolorosas.
    Por no hablar del tema estético, que según el caso puede afectarte más o menos.
    El caso es que llegó el momento en que pasé del médico de cabecera al dermatólogo, y este me recetó la isotretinoina. Recuerdo que me habló de los efectos secundarios, y de hecho tuve que hacerme análisis de sangre. Lo que más recuerdo es la sequedad en la nariz, con algún sangrado espontáneo. Pero no mucho más, así que supongo que lo toleré bien.
    Su efecto sobre el acné fue fulminante. Desde que lo tomé, el problema ha pasado a ser anecdótico. Aún hoy, 20 años después, sigo teniendo eventualmente alguna espinilla (imagino que los que tenemos esta piel y esa tendencia, la tenemos toda la vida), pero el problema desapareció.
    Sé que es un medicamente muy controvertido, y posiblemente a día de hoy los dermatólogos lo usen con mucho cuidado, pero mi experiencia personal, que no es más que eso, fue muy positiva.
    El acné es una de esas enfermedades que en ocasiones puede ser difícil de comprender, para el que no la sufre. Un episodio esporádico no tiene mayor importancia que cualquier otro problema, pero tirarte 6 o 7 años con espinillas por toda la cara es otra cosa.
    Un saludo,
    Javi

    1. Toda la razón Javier.
      La isotretinoina es un medicamento muy eficaz. Más que de uso controvertido, se debe usar para las indicaciones correctas y con un control clínico adecuado.
      Muchas gracias por compartir tu experiencia.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.