A vueltas con el aceite de palma y las leches infantiles

Nueva alerta en el mundo de la pediatría. Las madres de niños alimentados con leche de fórmula acuden agobiadas a preguntar: “¿Qué hago? ¿Le cambio la leche? Es que me he dado cuenta que la fórmula de mi hijo lleva aceite de palma”. Y bien, ¿qué les podemos decir? ¿Es malo? ¿Por qué lo llevan? ¿Por qué está permitido? ¿Es tan preocupante la polémica sobre este aceite? Vamos a investigar.

El aceite de palma lo llevamos consumiendo desde hace tiempo, pero ¿de dónde ha surgido la alarma actual?

¡Pues de las poderosas redes sociales! La polémica con el aceite de palma viene desde hace años. Pero el último boom surge el 17 de Febrero. Tras (desde mi punto de vista) unas desafortunadas declaraciones de la conocida periodista Samanta Villar sobre la maternidad, la marca de alimentación infantil Hero le hizo unas no menos desafortunadas recomendaciones vía twitter. A esto la periodista les contesta con una pregunta sobre el uso de aceite de palma en sus productos. Obviamente este culebrón se ha hecho  viral. Aquí te pongo las capturas de pantalla.Esto ha generado miles de consultas en internet y que las madres acudan a la consulta alarmadas, intentando encontrar qué leche no tiene el polémico aceite.

Preguna nº1: ¿Qué es el aceite de palma y para qué se usa?

El aceite de palma es un grasa. Se obtiene prensando la pulpa del fruto de una palmera africana llamada Elaeis guineensis o palma de Guinea. Lo puedes encontrar camuflado con otros nombres, como aceite de palmiste, grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste, manteca de palma, estearina de palma, palmoleina u oleina de palma.

El aceite de palma tiene un punto de fusión muy alto, a 30ºC es sólido, sedoso y untuoso. A esto súmale que es mucho más barato que otras grasas. Perfecto para confitería y productos procesados. También se usa muchísimo en cosmética.

El aceite de palma se compone en un 50% de ácidos grasos saturados, principalmente ácido palmítico y esteárico. El otro 35-40% es ácido oleico y el 10-15% restante ácidos grasos monoinsaturados. Es ese ácido palmito lo que hace que las marcas de alimentación infantil se interesen por el aceite de palma.

Te explico un poco el tema de los ácidos grasos

Si no sabes de bioquímica, te explico rápidamente. Los ácidos grasos llevan básicamente átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno. No todos los ácidos grasos son iguales. Los saturados son los que llevan un carbono detrás de otro, unidos por enlaces simples. Los insaturados tienen algunos de sus carbonos unidos por dobles enlaces. Monoinsaturados tendrán uno y poliinsaturados más de un doble enlace. Cuanto más insaturado “mejor”. Los menos saludables son los saturados que tienen una cadena corta y con número par de carbonos. Ahí lo tienes: El ácido palmítico, con 16 carbonos (¡saturado, nada largo y par!). ¡Bingo! Tiene todas las papeletas para ser poco saludable.

¿Es saludable el aceite de palma?

Pues desde hace años sabemos que no. ¿Por qué? Principalmente por esta composición que hemos visto. Es muy rico en ácidos grasos saturados. Grasas que, consumidas en exceso, están implicadas en enfermedades metabólicas y aumento del riesgo cardiovascular, ya que aumentan la proporción del colesterol LDL (el “malo”).  Mira las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre alimentación saludable y consumo de grasas saturadas, deben suponer menos de un 10% de la ingesta total de un día.

¿Sabes cuál es el problema? Que el aceite de palma está en millones de cosas procesadas en el mercado. Entonces, si no llevamos un cuidado exquisito con la alimentación nos estamos pasando con los grasas poco saludables y aumentando nuestro riesgo de enfermar.

¡Madre mía! ¿Entonces por qué permiten que esté esta grasa tan horrible en las leches infantiles?

Pues, por mucho que te sorprenda, aunque poco saludable, el aceite de palma no está prohibido para el consumo. Las marcas intentan que las leches se parezcan lo máximo posible a la leche materna. La leche materna lleva un 25% de ácido palmítico. Pero, ¿no hemos quedado que los ácidos grasos saturados eran malos? No, lo que es malo es su consumo en exceso.

Pero no todos los ácidos palmíticos son iguales. El de la leche materna está situado (hasta un 86%) en posición beta. Mientras que el de las leches infantiles es en posición alfa. El que esté colocado en posición alfa hace que se absorba peor la grasa y otros nutrientes, además las cacas serán más duras. Por eso, algunos laboratorios, cuando nos presentan leches infantiles para niños estreñidos, nos hacen mucho hincapié en que esa leche lleva el ácido palmítico en posición beta (cacas más blanditas), algunas hasta un 45%. Aunque, obviamente, no llegan a la proporción de la leche materna.

La forma más sencilla y barata de conseguir el ácido palmítico es con el aceite de palma. Triste, pero es así.

¿Pero sólo está en las leches infantiles?

¡Por supuesto que no! Casi todo lo procesado lo lleva. Lo que pasa es que ahora, con el boom de las redes sociales, nos ha entrado el agobio con las leches de fórmula. Mira el blog “Carro de combate”, no te pierdas el listado de marcas y productos que lo usan. ¿Por esto no nos preocupamos? Fíjate en esta etiqueta de una conocida crema de cacao (lo peor no es la manteca de palma, ¡ingrediente nº1 azúcar!). Son todos alimentos preparados, helados, salsas, bollería y galletas, aperitivos y un largo etcétera. Alimentos que inundan los poco saludables desayunos y meriendas de los niños. ¿Te convences ya de que es mejor alimentarse a base de frutas y verduras y alimentos poco procesados? ¿Crees que las galletas tipo “mi primera galleta” son más saludables? Pues no, también los alimentos infantiles llevan.

Aprende a leer el etiquetado, para saber si lleva o no grasas poco saludables. Desde 2011 hay aprobado un reglamento europeo sobre el tema. Ya es obligatorio informar sobre los alergenos más comunes o la composición exacta de los productos. Lo tienes fácil: Evítalos al máximo.

Hemos dicho antes que el aceite de palma también supone un problema medioambiental

¿Por? La palma, junto con la soja, son las dos variedades vegetales que más se plantan en el mundo. La palma crece muy rápido y produce mucho fruto, además es un cultivo muy agresivo para el suelo.

¿Qué pasa además? Pues que es un cultivo que crece en regiones tropicales y subtropicales. Esto hace que, zonas ricas en bosques, se estén destruyendo para ser sustituídas por zonas de cultivo. Casos dramáticos se están viendo en el Sudeste Asiático (zona de mayor producción mundial), Sudamérica o África. Se rompe el ecosistema y nos cargamos vegetación y especies animales de la zona. ¡Un desastre!

Supongo que ahora te asaltará la última pregunta: Si es tan malo, ¿por qué se permite su consumo? ¿No hay ninguna ley sobre esto?

Pues sí y no las leches infantiles tienen regulada su composición. Aquí tienes el link al BOE del Real Decreto 867/2008. En él se indica los aceites prohibidos y las proporciones máximas de cada nutriente, pero nada más. El aceite de palma no está dentro de los prohibidos. El ácido palmítico en posición beta se considera un componente funcional que no es obligatorio, así que no se regula.

¿Y el aceite de palma en los alimentos procesados? Pues según ese reglamento europeo del que te he hablado anteriormente lo único que las empresas están obligadas a hacer es indicar su presencia en el etiquetado. Es un aceite poco saludable, pero no prohibido. Tú ya decides si lo consumes o no.

¿Conclusiones?

Eliminarlo de la dieta es imposible y obsesionarse también es malísimo. Pero algo sí que puedes hacer:

  • Intenta llevar una alimentación lo más saludable posible, reduce al mínimo los alimentos procesados.
  • Lee las etiquetas, infórmate de lo que comes y de lo que ofreces de comer a tus hijos.
  • Intenta dar pecho a tu hijo el mayor tiempo posible. ¿No puedes/quieres? Pues leche de fórmula hasta los 12 meses. A partir de ahí leche de vaca, nada de leches de crecimiento (otro día me pongo con el tema, prometido).

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo! ¿Alguna duda? ¿Algo que comentar?

Hasta la próxima,

Dra. Matilde Zornoza Moreno (Pediatra2punto0).

Posts relacionados

19 opiniones en “A vueltas con el aceite de palma y las leches infantiles”

    1. Muchas gracias Encarna. No te creas que es fácil explicar la diferencia entre aceite de palma y ácido palmítico de manera comprensible, pero sin asustar a nadie. Un saludo.

  1. Totalmente de acuerdo, salvo en lo de las leches de crecimiento. Suplementadas en yodo, vitamina D e hipoproteicas las hace una gran opción en base a las conclusiones del estudio Ansalma sobre las carencias/excesos nutricionales de nuestros pequeños. Saludos

    1. Muchas gracias por tu comentario Bernardo.
      Uff, podríamos tener un gran debate sobre estas leches. Pocos nutricionistas las recomiendan. La idea inicial es buena, están bien por la suplementación, pero ¿una leche desnatada con aceite vegetales varios y azúcar en su composición? No sé, tenemos un gran problema actualmente con lo que comen los niños, abusan de lácteos muy azucarados y comen poca fruta y verdura. Yo prefiero informar bien sobre alimentación a las familias en cada revisión. Creo que debemos trabajar por educar más que suplementar, pero es sólo una opinión.No dudes que ya mismo estoy buscando el estudio Ansalma.
      Gracias de nuevo. Un saludo.

    2. Lo acabo de encontrar (http://www.analesdepediatria.org/es/analisis-cuantitativo-ingesta-nutrientes-ninos/articulo/S169540331400455X/). Interesantísimo, me lo leeré tranquilamente. Me quedo con la conclusión que copio “Como conclusión al estudio, al igual que ocurre en otros países europeos y en los Estados Unidos, los niños españoles menores de 3 años de edad consumen una dieta desequilibrada, con una elevada ingesta proteica, que aconseja una intervención nutricional en este grupo etario. Los pediatras o médicos que controlan a los niños, así como las sociedades científicas y organismos oficiales, deberían realizar recomendaciones dietéticas para disminuir el consumo proteico y adquirir unos hábitos nutricionales saludables, de máxima importancia en esta época de la vida donde se consolidan los mismos. Las implicaciones de este desequilibrio con el sobrepeso, la obesidad y bajos niveles de vitamina D, corroborados en este trabajo, son motivos de amplios estudios en la actualidad.”

  2. Hola!! Muchas gracias por toda esta información, pero entonces ni hay ninguna opción de leche de formula para lactantes sin el aceite de palma o mas saludable q otras??? O donde puedo informarme? ?

    1. Buenas tardes Ana.
      Acabo de mirar incluso los ingredientes de las leches infantiles etiquetadas como ecológicas y también tienen aceite de palma.
      Un saludo.

      1. Hola Doctora, sí existen Fórmulas Infantiles SIN Aceite de Palma, un ejemplo, CAPRICARE, la primera fórmula infantil hecha a base de leche de cabra.

        1. Disculpa. No la conocía. ¿Podría acceder a la composición e información nutricional? ¿Por qué fórmula de leche de cabra? Muchas gracias por tu aportación.

    1. Interesante tu comentario Sara. Si tu hijo es estreñido sí, si no da igual. Unas u otras leches obtienen el ácido palmítico del mismo aceite de palma.
      Un saludo.

  3. Muy claro e i Teresa te, gracias por tan importante información.
    •Entonces para bebés de entre 6y 12 meses que ya no tomen leche materna, qué producto (si no es leche de fórmula) o qué marca de leche de fórmula recomiendas? La de cabra que menciona otro compañero?
    • a partir de 12 meses leche de vaca común? Entera, desnatada o semi?
    Muchas gracias por tu esfuerzo en contestar a todos.

    1. Buenos días Elvira.
      A partir de los 6 meses y hasta el año, si tu hijo no toma leche materna, le tendrás que dar leche de fórmula. Da igual la marca. Yo no conozco esa leche adaptada de cabra ni nunca la he usado con ningún paciente, así que no te puedo recomendar.
      Con respecto al aceite de palma en las leches infantiles, hay que luchar porque cambie la legislación y que se usen aceites más saludables y más respetuosos con el medio ambiente. Usa la leche de fórmula que quieras. Quizás nos estamos preocupando mucho por el aceite de palma en La leches infantiles, pero luego no miramos el etiquetado de los productos de “mayores”, está en millones de productos poco saludables que podemos evitar. Ahí sí que tienes que evitarlo y enseñarle a tu hijo a comer productos frescos y de manera saludable. No te obsesiones.
      Un saludo.

      1. Muchas gracias por la rápida respuesta. Sé del aceite de palma desde hace unos años y evito abusar de él, pero también consumo de vez en cuando productos que lo llevan conscientemente. Como la leche infantil es un producto que doy a mi hija hasta tres veces al día buscaba una alternativa. Me costaba encontrarla en el mercado y por eso esta búsqueda. Algunas marcas que piden hasta 30 euros por 800 gr. siguen conteniendo este aceite. Ya me avisaron que entre la marca más barata y la más cara no hay diferencia pero me costaba creer que no hubiera dicha alternativa. Efectivamente debiera cambiar la legislación, o al menos tener una alternativa saludable. Gracias por la aclaración. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *