Heridas, ¿sabes qué hacer?

Cuando comencé a plantearme iniciar mi aventura blogera, lo hice con la intención de escribir artículos/consejos para empoderar a los padres en el cuidado de sus hijos e intentar que puedas ir haciéndote “autosuficiente” en pequeñas cosas. De repente me doy cuenta que a mi consulta o a la de la enfermera vienen niños traídos por sus papás con heridas “tontas” tras caídas en el cole. Algo está fallando Sigue leyendo